Inale discutirá y elaborará la propuesta definitiva que enviará al MGAP

Estudian tres alternativas de financiamiento para la lechería

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, encomendó ayer al Instituto Nacional de la Leche (Inale), donde están representados los productores, la industria y el gobierno, el estudio de tres alternativas de financiamiento que permitan a los tamberos seguir produciendo leche ante la crisis climática y de precios internacionales de los lácteos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tambo. La dieta de los animales mejora y continúa creciendo la producción de leche.

Según confirmó anoche a El País el presidente del Inale, Ricardo De Izaguirre, "en base al fideicomiso (Fondo de Financiamiento de la Actividad Lechera, FFAL) y tras buscar alguna forma que permita atenuar las desventajas que presentaron las ediciones anteriores —los productores que siguieron produciendo tuvieron que pagar los fondos de los que tomaron el dinero y salieron del sector— poder adelantar el fideicomiso a los productores más pequeños". En ese sentido, De Izaguirre consideró que el fideicomiso se podría completar con un crédito de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) destinado "a los productores más chicos de menos de 600.000 litros anuales y activar alguna línea de crédito del Banco de la República (BROU) para que los productores puedan acceder al financiamiento antes de que esté en marcha el nuevo FFAL".

Se estima que poner en marcha un nuevo fideicomiso demandará unos seis meses, pero los tambos tienen que seguir produciendo leche y para eso las vacas tienen que alimentarse todos los días.

El presidente del Inale adelantó que el nuevo fideicomiso abarcará a todos los productores que sean remitentes de leche a planta —en anteriores ediciones las industrias oficiaron como agentes de retención del dinero—, pero "se piensa que podría hacerse escalonado, fraccionando las partidas".

Se manejaría un volumen entre US$ 80.000 y US$ 120.000, según las necesidades del momento. "Eso permitiría que si se diera un rebote (hacia arriba) de precios se pudiera emitir menos cantidad". El Inale discutirá y elaborará una propuesta definitiva que posteriormente sería enviada al ministro, para luego enviarla al Parlamento para su aprobación.

Esta semana, las gremiales lecheras, actuando como bloque, le pidieron al gobierno que acelere los pasos para acercarle el financiamiento a los tamberos para que puedan seguir produciendo, algo que están haciendo a pérdida.

Como ya hay muchos productores que están con sus números en rojo y no pueden cubrir sus necesidades básicas, la idea es asistirlos financieramente para puedan seguir subsistiendo y para eso se manejó un monto de unos $ 18.000 mensuales. No hay pasto en tambos del sur del país y lo peor es que ya consumieron las reservas forrajeras que tenían para el invierno. Las vacas siguen siendo mantenidas en base a concentrados proteicos y raciones, mientras que a la vez la industria traslada a los productores los bajos precios de los lácteos.

Reunión.

Mientras tanto, ayer se reunió la Mesa Láctea (conformada por los ministerios de Ganadería, Agricultura y Pesca; Industria, Energía y Minería; Trabajo y Seguridad Social; los trabajadores de los tambos y la industria láctea, las empresas lácteas y el Inale) para efectuar una nueva puesta a punto de la situación del sector.

Varios megatambos de capitales extranjeros están achicándose ante la crisis y envían personal al seguro de paro. Lo mismo pasará con una industria de mediano porte dedicada a la producción de helados, según supo El País.

Tras el encuentro, entre otras cosas, se acordó analizar la Ley de Inversiones y el compromiso que deberían asumir las empresas lácteas que ingresen a Uruguay para evitar situaciones como las registradas en Ecolat y Schreiber Foods. La Mesa Láctea se reunirá mensualmente o cuando la situación lo amerite.

De Izaguirre adelantó que se trabaja para redireccionar los casi 400.000 litros de 170 productores que recibía Schreiber Foods. "Se maneja la alternativa de enviar el 50% a otras plantas y se está tratando de que Conaprole pueda procesar esa leche, a través de algún acuerdo entre la empresa e Inale, para ver después cómo podemos valorizar esa leche", dijo el jerarca.

En la industria láctea, en momentos de bajos precios y con algunos mercados clave que no están operando, es un problema aumentar el volumen de leche captado, procesarlo y esperar para venderlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)