Productores aseguran ser rehenes del conflicto por baja del nivel de faena

Façoneros piden mediación del gobierno en Granja Tres Arroyos

Una delegación de la Asociación de Façoneros de Pollos, comenzó gestiones ante representantes del gobierno y el Pit-Cnt, pidiendo su intervención para que se solucione el problema sindical que viene afectando desde hace varios meses a la avícola Granja Tres Arroyos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La producción local en la actualidad está en 550 mil aves por semana; mercado abastecido.

El presidente de la Asociación de Façoneros de Pollos, Daniel Pereira dijo ayer a El País que hay mucha preocupación en el sector, porque los productores "son rehenes de la situación". El grupo de delegados de la gremial mantuvo ayer algunos encuentros buscando apoyo y una intermediación para que los pequeños productores dedicados a la cría y engorde de pollos no se vean perjudicados.

Pereira aseguró que los atrasos en las faenas generan que "haya mucho pollo acumulado en las granjas", incluso con mayor kilaje que el habitual.

Ayer El País intentó comunicarse con la empresa para conocer la situación y buscando respuesta a la versión de que la firma de capitales argentinos manejaría la posibilidad de retirarse de Uruguay, pero tras varios intentos no obtuvo respuesta. Sin embargo, fuentes del sector avícola negaron esa posibilidad.

Mercado.

Mientras, los façoneros aseguran que la producción de pollos se está normalizando, luego de que meses atrás se viera una sobreoferta que provocara una caída en el ritmo de crianza.

Es que, desde mediados del año pasado se complicó la exportación de pollos hacia Venezuela —solo quedó una empresa cumpliendo contratos pactados— y dejaron de vender a ese mercado ante dificultades en los pagos.

El año pasado la fuerte exportación que se mantuvo en los primeros nueve meses, donde se vendieron 13.433 toneladas que representan 60 toneladas más que durante todo 2013, es el factor que explica por qué no cayó la producción. El 83% de la exportación siguió concentrada en el mercado venezolano, un demandante atractivo por sus valores.

Hoy la industria redirecciona exportaciones hacia otros mercados, pero siente en sus bolsillos los menores valores (vende a unos 15 países diverso productos, no solo carcasas).

En cuanto al mercado interno, las empresas aseguran que "está normal", según información obtenida por El País.

Enero fue un mes de buenas ventas, incluso mostraron un crecimiento moderado a razón de 50.000 pollos por semana; en Uruguay el nivel de producción actual es de 550.000 pollos por semana que se vuelcan al mercado interno.

Es normal que las ventas de carne aviar bajen en el mercado interno durante febrero y marzo, para volver a subir en abril y mayo, como sucede todos los años, según argumentaron las empresas. Los uruguayos están consumiendo entre 23 y 24 kilos de carne aviar por año, según los datos estadísticos del Instituto Nacional de Carnes (INAC) y es récord histórico.

Por otro lado, desde las empresas avícolas se desmiente otra versión que circuló: que la ola de calor provocó la mortandad de 100.000 pollos. Las fuentes consultadas por El País aseguraron que es normal que en verano, cuando se dan condiciones de altas temperaturas y humedad, se produzca alguna mortandad en las granjas avícolas, pero niegan que esa mortandad haya sido superior a la normal. Es más, comentaron que en la reciente reunión de la Cámara Uruguaya de Productores Avícolas (Cupra) nadie denunció una alta mortandad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)