OPINIÓN DE EXPERTO

"Futuro de la carne pasa por desarrollo de marcas"

Experto australiano pidió apuntar a generación del milenio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uruguay ya transita por el camino de la diferenciación. Foto: A. Colmegna

En un escenario de precios menos favorable para la carne que en años anteriores, el ex estratega del Meat Livestock Australia (MLA), Peter Barnard, marcó el camino para que países como Uruguay sigan ganando terreno en el mercado mundial.

Barnard fue seleccionado por el Instituto Nacional de Carnes (INAC) para desarrollar la conferencia: "Requisitos para el éxito en los cambiantes mercados mundiales de la carne", desarrollada en el marco de la Expo Prado con un salón repleto de productores, industriales y autoridades.

En su disertación, el economista aseguró que el futuro del mercado cárnico pasa por las certificaciones y el desarrollo de marca, especialmente apuntando a la generación del milenio que representa hoy el 25% de la población mundial de los países más ricos, porque "son los que gastan más en alimentos, los que más se preocupan por el origen y los que están dispuestos a pagar más".

La denominada generación del milenio comprende a los que nacieron entre 1980 y 2000, personas que son muy tecnológicas que "por primera vez gasta más en alimentos que en ropa" y donde "el 75% quiere saber más sobre el origen de los alimentos que consume", explicó el especialista australiano. Barnard comentó a modo de ejemplo que en Japón, el 90% de las mujeres de esa generación revisan el origen de los alimentos antes de llevárselos a su casa y apuntan a productos naturales y saludables.

El especialista australiano dijo que esa generación busca transparencia en los productos y apunta a los alimentos que tienen una historia detrás, "lo que crea oportunidades para el desarrollo de marcas y esa es la tendencia a seguir en la producción de carne", afirmó Barnard en su conferencia.

Gran parte de ese camino ya está siendo transitado por Uruguay, y el visitante consideró una gran ventaja que tanto aquí como en Australia, el fuerte sea la exportación de carne de base pastoril y no tanto el mercado interno. Pero además, destacó como un pilar del crecimiento a la trazabilidad y no concibe vender sin ella en estos nuevos tiempos donde los consumidores demandan más conocimiento del producto.

A modo de ejemplo, el especialista de la MLA de Australia sostuvo que a través del desarrollo de marcas, Australia está obteniendo mejoras de precios en Estados Unidos de entre 15% y 20%, pero primero hace falta "conocer muy bien el mercado y los clientes".

Las cinco claves.

El ex estratega de marketing del MLA mostró en su conferencia las cinco claves del éxito: "conocimiento del mercado, integridad y confiabilidad del producto, acceso a mercados, desarrollo de marcas y conocimiento de los clientes".

El conferencista aclaró que confiabilidad "no es solo trazabilidad" sino que "hay que estar preparado para responder cualquier cuestionamiento del mercado o los consumidores". Según aclaró, tampoco se puede hacer nada en un negocio "sin conocimiento del mercado, el conocimiento del cliente y de las tendencias".

"Gran parte del camino planteado por Barnard, Uruguay ya lo está transitando", aseguró al final de la conferencia el presidente del INAC, Federico Stanham, explicando que se eligió este especialista de Australia por las similitudes que tiene su país de origen con Uruguay, tanto a nivel de producción de carne como de mercado. Ambos países están presentes con sus carnes en los más selectos mercados, aunque los australianos tienen algunas ventajas extras por presentar Tratados de Libre Comercio (TLC) con varios países donde entran a nichos de alto valor.

Stanham recordó que "sólo hay cinco países en el mundo que exportan la mayoría de la carne que producen: Australia, Nueva Zelanda, Irlanda, Paraguay y Uruguay". Por eso, el titular del INAC se mostró convencido de seguir por ese camino, pero cada vez dándole mayor valor agregado a la carne producida y destacó que en eso INAC está trabajando fuerte.

Aranceles.

Por su parte, el director del Grupo Marfrig para el Cono Sur, Marcelo Secco, también se mostró contento porque Uruguay está siguiendo el camino planteado por el experto australiano que trabajó 25 años en marketing para la MLA. "La diferenciación de producto, la trazabilidad y las certificaciones, ya se vienen aplicando", pero el industrial reconoció que en el acceso a mercados, "Australia tiene una ventaja desde el punto de vista arancelario y Uruguay, muchas veces logrando esa diferenciación vía certificaciones, no logra vencer la cantidad de aranceles que tiene que pagar".

El otro elemento importante es la claridad del concepto de Barnard que el camino continúa siendo la diferenciación y eso "a Uruguay le calza. Uruguay hoy necesita más que nunca generar ese espacio de diferenciación frente a los otros proveedores de volumen. Su negocio no pasa por el volumen, apunta a diferenciarse a través de la calidad", dijo Secco.

Como empresario consideró que todavía Uruguay tiene mucho espacio para el desarrollo de marcas, pero depende mucho de cada empresa. "Hay que invertir y arriesgar, algunas empresas tenemos ese perfil de trabajar más sobre certificaciones, producciones más integradas y algunas otras no tanto; todo es válido. Lo que ya no existen dudas que las posibilidades de mercado pasan por un mayor desarrollo de marcas".

En cuanto a los aranceles, es uno de los cuellos de botella que complican la mejor inserción de las carnes uruguayas en los mercados y según un estudio divulgados por la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF) se pagan al año más de US$ 300 millones.

"Si a través de una marca se logra un 15% o 20% de diferenciación de precio, pero por otro lado hay un 24,6% de arancel (como paga hoy la carne vacuna en Estados Unidos) que no se pudo cubrir, hace caer los brazos a la hora de generar el esfuerzo". Por eso Secco consideró que es fundamental ese ejercicio entre sector privado y sector público en la negociación directa de Uruguay o Mercosur sobre la estructura arancelaria y a su vez, que el privado pelee por esa diferenciación. "Creo que es el combo para capturar las oportunidades de valor en un país que sabemos que no va a producir un volumen que sea de incidencia a nivel mundial".

Precios.

No hubo sorpresas en cuanto a los pronósticos del especialista australiano sobre los valores de los alimentos agropecuarios, incluida la carne.

En ese sentido planteó que es probable que los precios de la carne en el mercado mundial, a futuro "sigan bajando" y ya están mostrando una caída.

Desde el 2000 los alimentos mostraron precios al alza sin precedentes en el mundo, producto de un incremento de la población mundial y de un mayor uso de maíz para biocombustibles en Estados Unidos.

Barnard explicó que en 2002 la clase media en China creció 60% y eso demandó más carne, pero ya en 2015, "no importó tanto volumen de carne" (ese año compró 1,5 millones de toneladas de carne).

En Estados Unidos antes apenas se destinaba el 5% del maíz para la producción de etanol, pero en 2010 el volumen demandado pasó al 40%.

"La mala noticia es que los factores que activaron el aumento de la demanda fueron únicos", afirmó Barnard.

El economista estimó que hay demanda segura en algunos países del sudeste asiático que tienen una población creciente, al igual que en África y destacó que ahí Uruguay tiene mucho espacio para crecer, incluso apuntando a nichos específicos (como los étnicos).

Finalizada la charla, en el marco de una rueda de prensa, el especialista australiano fue consultado sobre el mercado a futuro de novillos que se está implementando en Uruguay, en un principio para el novillo gordo y en una segunda etapa, contemplando también el valor del ternero.

El visitante defendió esta herramienta porque, aseguró, "aporta información al productor sobre los precios, reduciendo los riesgos sobre la producción". Por eso afirmó que "ese tipo de desarrollos son muy importantes".

Habrá crecimiento de inversión China.

El especialista en marketing de la MLA, Peter Barnard, fue consultado acerca del avance de China sobre la industria cárnica mundial. En ese sentido recordó que las inversiones realizadas por empresas chinas en Australia "aún es baja".

En su momento China quiso comprar "una de las operadoras de ganado más grandes y el gobierno local detuvo la venta. Eso fue inusual". Estimó que "el crecimiento de las inversiones chinas en el mundo cárnico "es un hecho".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)