Definen apoyos para lechería

Gobierno estudia asistencia a tamberos

Comienza trabajo entre Opypa e Inale para definir las medidas que tendrán más impacto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tambo en Uruguay. Foto: Archivo El País

Las gremiales lecheras de prácticamente todo el país, incluidos los queseros artesanales se reunieron ayer con el ministro Tabaré Aguerre y el subsecretario Enzo Benech, entre otras autoridades en un clima tenso por la situación que atraviesa el sector.

Ayer se acordó que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), a través de la Oficina de Programación y Políticas Agropecuarias (Opypa) comience a trabajar junto al Instituto Nacional de la Leche (Inale) en el análisis de las propuestas planteadas por las gremiales lecheras —más algunas que tenía definidas el Inale— buscando minimizar los daños generados por la crisis de precios, el endeudamiento de los tamberos y la caída de las exportaciones de lácteos. Así lo confirmó anoche a El País el presidente del Inale, Ricardo de Izaguirre.

Más allá de los problemas generados con el cobro de los lácteos exportados a Venezuela, en el marco del acuerdo entre los presidentes Tabaré Vázquez y Nicolás Maduro, las gremiales lecheras "confían ciegamente" en la palabra del presidente uruguayo y van por el camino de que el gobierno se haga cargo temporal de la deuda contraída por Venezuela, para que no se generen problemas en la cadena de pago de las industrias y los productores y, a la vez, no aumente el endeudamiento.

Aunque la reunión de ayer —según supo El País— comenzó con un clima de rispideces entre algunos gremialistas, el presidente del Inale puso algunas condiciones para el desarrollo del encuentro y, al final, logró establecer un clima de análisis. El cónclave duró cuatro horas.

Más allá de las propuestas, el ministro Aguerre hizo un racconto de las dificultades del sector y remarcó el esfuerzo que hizo el MGAP para lograr que saliera la exportación a Venezuela, al hablar de corrido —según los gremialistas— durante una hora y 31 minutos.

La buena noticia del encuentro fue que el presidente de la comisión del fideicomiso lechero, Adrián Tambler confirmó que en la última semana de este mes estará disponible la segunda partida del Fondo Lechero que sería de unos US$ 40 millones destinados a la asistencia del sector.

Escenarios.

"Más allá de las propuestas de rebajas tributarias, el verdadero problema es la caída de los precios de la leche al tambero. El precio cayó de $ 8 a $ 6 por litro y eso complica a los productores", afirmó De Izaguirre.

Según aseguró a El País el presidente de la Cámara Uruguaya de Productores de Leche, Horacio Leániz, "hubo un sinceramiento del Inale en cuanto a los escenarios posibles, que se habían planteado en algún momento como ilusiones no factibles".

En ese marco, se deslizaron dos posibles escenarios. "Con un precio por litro de leche de $ 8 la diferencia de caja del sector sería de US$ 9 millones —con la moneda estadounidense a $ 33 por unidad (ayer cotizó a $ 31,10)— en el primer semestre, pero ese escenario es difícil de sostener", dijo Leániz. Ayer en el remate de Fonterra los precios de la leche en polvo volvieron a caer y plantearon para adelante un panorama todavía más crítico.

Con un precio de leche de $ 6 por litro —y al igual que el caso anterior con un costo de producción de $ 8,18 por litro— en el semestre enero-junio "el sector perdería US$ 79 millones. Es una pérdida de caja descontando incluso algunos costos", aclaró Leániz.

A su vez, el Inale presentó un análisis de cuánto podrían representar las medidas propuestas por algunas gremiales en los costos del sector lechero; se presentaron a Inale tres trabajos técnicos con los que se resumió un listado de propuestas.

La propuesta de exonerar los primeros 500 kilowatt al sector lechero frente a la suba de tarifas "podría representar —en seis meses— unos $ 1.200 millones" (US$ 38 millones), explicó Leániz. La rebaja del Imeba (se planteó que pase de 1,1% a 0,1%) representaría una renuncia fiscal de US$ 3 millones por año.

Según Leániz también se había manejado "la baja a 0% de la tasa consular a las importaciones de concentrados desde Argentina (hoy es de 2%) que representaría alrededor de US$ 500.000".

El presidente de la Cámara reconoció que "en definitiva el MGAP está analizando un sector en dificultades, en donde las decisiones de alta política y renuncia fiscal representarían una ayuda de más de US$ 100 millones anuales. Eso no puede venir como endeudamiento agregado al fideicomiso", remarcó el gremialista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)