A través de Parmalat compra las plantas de Indulacsa

El grupo francés Lactalis desembarca en Uruguay

El grupo francés Lactalis (dueño del 83% de Parmalat), de 75 años de historia, compró el grupo de compañías lácteas pertenecientes al grupo mexicano La Esmeralda, en el marco de una operación por 93 millones de euros (unos US$ 105 millones).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lactalis tiene el 83% de las acciones de Parmalat y gana terreno en la lechería. Foto: AFP

Lactalis, a través de Parmalat —marca que hoy en Uruguay es comercializada por Ecolat— se queda con las plantas procesadoras de leche de Industria Láctea Salteña Sociedad Anónima (Indulacsa) en Uruguay, una ubicada en Salto y la restante en Cardona.

El gerente general de Parmalat en Uruguay, Romeo Chocho dijo ayer a El País que la marca Parmalat, que pertenece al grupo francés Lactalis, "es muy conocida en Uruguay", pero en este momento "tiene un contrato de uso con otra empresa. Esa marca, en el mediano y largo plazo es otro punto interesante y abre un camino promisorio".

Hasta ahora la láctea Ecolat (del grupo peruano Gloria) ha utilizado la marca Parmalat mediante un acuerdo, pero con la llegada de Lactalis a operar directamente, la marca pasará en cierto plazo a Indulacsa.

Lactalis tomó posesión de la marca Parmalat en 2011 y "toda la operativa en las Américas la hizo bajo esa marca, porque es muy conocida", agregó Chocho.

"Uruguay es un país lechero y productor de leche de alta calidad", señaló el gerente general de Parmalat Uruguay al momento de justificar el desembarco de Lactalis en el país.

Para los productores lecheros es una buena noticia que se suma a la recuperación de los precios de los lácteos a nivel internacional.

El presidente de la Cámara Uruguaya de Productores de Leche, Horacio Leániz, dijo a El País que "el hecho de que venga una empresa del porte de Lactalis a establecerse es muy importante". Por otro lado, resaltó "la suba de 19,2% para la leche en polvo entera en el remate de Fonterra", con un precio promedio de US$ 3.042 por tonelada para el producto.

Según Chocho "evidentemente, es un grupo importante que crece en Uruguay y esa es una noticia importante para el sector (es el grupo lácteo más grande del mundo)",

La operación se conoció tras un comunicado de Parmalat emitido el 28 de enero —consignado ayer por el programa Tiempo de Cambio de radio Rural— en el que anunció el acuerdo por el que pasa a ser dueña de importantes marcas mexicanas como El Ciervo, Mariposa y La Campesina Holandesa, entre otras.

El negocio —según el comunicado de la empresa— abarca 20 centros de distribución de productos lácteos y una planta de producción en México, además de otra en Argentina y las dos de Uruguay.

En 2013 las operaciones del grupo mexicano arrojaron ganancias netas por US$ 197 millones.

También señala que el precio de 93 millones de euros, puede sufrir cambios si la deuda neta del grupo mexicano supera los US$ 48 millones al cierre de la operación.

"La compra del grupo La Esmeralda está firmada, pero no está concretada. Va llevar tiempo materializarse por razones prácticas. a la vez, en México hay que someter a aprobación los negocios y eso lleva tiempo", afirmó Chocho.

Gana terreno.

Lactalis viene ganando terreno en la lechería sudamericana y en otras partes del mundo. De hecho es considerado el grupo lácteo más grande a nivel global, con una facturación anual de unos US$ 20.000 millones.

En diciembre de 2014, Lactalis compró la australiana Longwarry Food Park y la italiana Latterie Friulane. La primera produce leche fresca y larga vida, queso y leche en polvo; la compra insumió US$ 45 millones de euros y se hizo a través de la filial Parmalat Australia. La restante empresa facturó 60 millones de euros en el ejercicio pasado.

Con la compra de la empresa australiana y con la adquisición del grupo mexicano La Esmeralda pasó a fortalecerse en el mercado de la leche en polvo y en el segmento de los quesos.

A la vez, con la compra del consorcio Latterie Friulane, asumió el control de ventas de leche pasteurizada, larga vida, yogur y quesos, impulsando las marcas Latterie Friulane, Latte Carnia, SILP, San Giusto, Castello e Cometa.

La compra de esta empresa italiana demandó 5,75 millones de euros y la apropiación de una deuda bancaria por el mismo monto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)