EN FLORIDA

Grupo inversor palestino construirá industria láctea

Invertirá US$ 30 millones en Florida y generará más trabajo

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los productores siguen sintiendo los efectos del mercado en sus bolsillos. Foto: Conaprole

La lechería uruguaya sigue captando nuevas inversiones y es atractiva, aún en momentos complicados. El grupo inversor Hamouda, un grupo económico de Palestina que entre varias actividades pone un fuerte énfasis en la lechería, apuesta a instalar una planta industrial en Florida, con una inversión estimada de US$ 30 millones, para captar un volumen de 50.000 litros diarios y convertirlo en varios productos lácteos para exportar.

El embajador uruguayo en Palestina, Enrique Ribeiro, dijo a El País que “hay que ir afinando los términos de la inversión, pero el grupo ya anunció la decisión de hacerlo ante el Ministerio de Ganadería e incluso manejaron que para febrero o marzo de 2017 se comenzaría construir la planta”.

Además de la industria láctea, que representará una nueva fuente de trabajo en Florida para unos 100 operarios, los inversores tienen interés en apostar a emprendimientos asociativos con tamberos locales e incluso con alguna otra empresa láctea ya instalada.

El grupo Hamouda, según confirmó el embajador Ribeiro a El País, apunta “a comercializar el 90% de su producción industrial de lácteos y derivados en colonias árabes y palestinas que están en Sudamérica (Brasil, Chile y Perú) y Centroamérica”. Es un mercado complementario que la lechería uruguaya hoy no tiene o apenas participa en pequeños nichos.

Hamouda tiene presencia en la lechería de Jordania y Palestina, pero también compró una planta lácteas en Rumania. A su vez, ya tiene negocios en algunos países que conforman los Emiratos Árabes Unidos

Contactos.

El diplomático uruguayo agregó que todo surgió con la visita del intendente de Florida, Carlos Enciso, a Ramallah -la capital provisoria- tras una invitación de Palestina, donde se firmaron acuerdos municipales para darle contenido a la relación bilateral entre ambos países. Ese relacionamiento es muy joven (hace apenas un mes y medio que Uruguay abrió una embajada en Palestina).

A partir de ahí hubo contactos empresariales y surgió la posibilidad y el interés del grupo económico antes mencionado de estar presente en Uruguay. A los dos meses de esa visita de Enciso, el grupo inversor llegó a Uruguay y fue recibido por la comisión directiva del Instituto Nacional de la Leche (Inale), por el Congreso de Intendentes, por el subsecretario de Ganadería, Enzo Benech, y por el Canciller Rodolfo Nin Novoa.

Durante su visita a Uruguay, los inversores recorrieron varios tambos en Florida, conocieron la lechería uruguaya con base pastoril, la sanidad país, las certificaciones de productos y los mercados para los lácteos, así como la parte normativa jurídica vigente en el país, entre otros aspectos que son básicos para la inversión.

En ese sentido, el embajador Ribeiro aseguró que “Uruguay ofrece una cantidad de ventajas como país, entre otras, seguridad jurídica, tiene calidad de producto y materias primas de elite, pero además, tiene firmados acuerdos comerciales que permiten exportar con reducciones arancelarias a varios mercados”.

Tecnología

La meta de los inversores es traer la tecnología para la planta que instalarán, apostando a selectos adelantos que permitan mejorar la eficiencia de procesamiento de producto, manteniendo su calidad e inocuidad. “En una segunda etapa armarán desde Uruguay una plataforma de negocios, donde se incluirían otros sectores y cabría la posibilidad de nuevas inversiones”, adelantó el embajador uruguayo en Palestina.

Ribeiro explicó que la nueva fábrica que el grupo Hamouda construirá en Florida “llevará entre 14 y 18 meses” y una vez funcionando “insumirá entre 90 y 100 operarios. Desde ahora y hasta fin de año se trabajará en afinar todos los aspectos que impulsen a la toma de decisión final, aspectos financieros, económicos o bancarios. Eso lo vamos a ir manejando en diversas reuniones en Ramallah y en Montevideo”.

A su vez, el presidente del Inale, Ricardo De Izaguirre, dijo a El País la lechería uruguaya tiene “una sólida cadena de productores, produce sin el uso de anabólicos, es de base pastoril, respeta el bienestar animal y cuenta con una muy buena genética”, aspectos que también son muy atractivos para los inversores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)