gran nivel genético en pista

El Hereford que valoriza la carne se vio en Expo Durazno

Buscando reproductores "de los que necesita el Uruguay, con la genética que después se desarrolla toda la cadena cárnica y tiene una evolución permanente y objetiva", Alberto Pereira Micoud calificó la pista Hereford ayer en Expo Durazno.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alberto Pereira Micoud y su hijo Ignacio contemplando la fila final de los campeones. Foto: P. D. Mestre

En su tercera vez en esta pista, dijo que fue un muy lindo desafío, "pese a que he jurado en muchos lados, esta es una Expo que ha venido creciendo constantemente y a la función de los animales le han agregado los números y se jura con tranquilidad". En ese sentido afirmó que "la raza se ha adaptado a los números, conservando la función de los animales".

Por eso dijo que este es el tipo de animal que necesita el Uruguay, "tiene que ser no solo un show, animales que se adapten al ganado general", pues lo que se ve acá "proyecta cómo se van a desarrollar en el campo, eso se tiene que seleccionar".

Para Pereira Micoud "esto es lo ideal de lo que debe buscar nuestra ganadería, para la exportación de los cortes valiosos del Uruguay".

Y dijo que para su tarea pesó mucho el golpe de vista, "es fundamental, así como cuando entro a un corral y me dice lo que busco".

Así buscó: función primero, pigmento, peso al nacer y en los machos testículos. "Porque después el productor cuando precisa un toro para usar, tiene la información y se evitan los problemas".

Polled Hereford.

Con estos criterios, eligió como Gran Campeón mocho de la raza a un toro dos años de Roberto J. Zerbino Ganadera.

"Peluche", así bautizó al toro el cabañero de San José del Yaguarí y ganó por reunir todas estas cualidades. "Es hijo de Wonder, que compramos en EE.UU. y tanta obra ha hecho en Uruguay incorporando en los planteles pigmento, fertilidad, profundidad de costillas, muy buenos datos objetivos, bajo peso al nacer, facilidad de parto, trascendentes en el momento de producir y además su aspecto, fenotipo, estructura", aseguró el Dr. Pablo Zerbino Vanrell.

Destacó los buenos números del toro, "pero también tiene muy buen hermano entero que fue campeón dos años mayor y tercer mejor toro del Prado del año pasado. Este torito nació a continuación de él". O sea, agregó, "las orientaciones, las líneas genéticas han sido aprobadas y probadas por distintos jurados en distintos años".

Aseguró que ganar en Durazno prestigia. "Es una muestra que ha venido creciendo desde hace muchos años, con filas sin cola, con cabañeros nuevos, bien asesorados, la gente recurriendo a la tecnología y estamos hablando de más de 100 Hereford y Polled Hereford, con preparación tipo Prado". Por ello Zerbino destacó toda la producción de reproductores Hereford y Polled con caudal genético muy importante, "basta recorrer los datos y da para entender una de las patas por las cuales Uruguay está donde está en el mercado internacional de la carne". Aseguró que "no tengo dudas que el trabajo de mejoramiento genético de las razas de carne, es una de las patas que permiten sostener esta estructura". Y eso, dijo, "es porque hemos aprendido todos a valorar, los datos, a creer en ellos". Eso según el cabañero, "nos da tranquilidad a la hora de tomar decisiones".

El Reservado Gran Campeón fue un dos años mayor de cabaña "La Hormiga" de Zaina SA, en la primera participación de la cabaña de Tacuarembó con toros en Durazno (había concurrido con terneros).

"Nos llena de satisfacción que tanto el toro, como el Campeón Ternero menor son las dos primeras generaciones de "Cocoa", nuestro Gran Campeón del Prado 2012, genética de La Hormiga, bien nacional", afirmó orgulloso Enrique Oholeguy.

El reproductor vino el año pasado a Durazno y fue Reservado Campeón ternero mayor. "Es el tipo de animal, profundo, moderado, con buen color que buscamos", dijo Ohleguy. Los dos ejemplares irán al Prado.

La Gran Campeona fue expuesta por Sociedad Ganadera San Salvador. "Le tenía mucha fe a la vaca, nos gustó desde el Prado donde fue campeona vaquillona mayor", aseguró el Ing. Rodrigo Fernández Abella.

Es hermana entera de "Barra Brava", el Reservado Gran Campeón del Prado, genética Poderoso por Gran Bife, "que estamos usando fuerte en SGSS, el tipo de animal que buscamos, muy moderado, esos animales que el jurado no se los pueden sacar de la cabeza ni bien entran a pista".

Fernández la definió como un animal que tiene mucho hueso, ancha y sin exceso de gordura ni preparación. "Parte del equilibrio, frame moderado y buenos números. No nos gustan los fenotipos extremos, pero tampoco los números extremos. Los números tienen que acompañar al animal, este es un ejemplo donde toda su curva de crecimiento está en la media".

Afirmó que "es una carta muy fuerte para el Prado, va a parir en abril e irá con cría al pie a la Expo".

La Reservada Gran Campeona fue una vaca de "Las Anitas", de J. Ernesto Alfonso e hijos, que tiene un karma: "Es la cuarta vez que sale Reservada Gran Campeona", según dijo Fernando Alfonso Bordaberry, considerando que "es una noticia excelente, pues siempre peleando y hoy día debe ser el mejor vientre Polled Hereford de Las Anitas". La definió como una vaca "súper completa, muy ancha, femenina, una ubre espectacular, cumpliendo 3 años, ya parida con ternero de 7 meses, la ubre siempre bien y complementa con muy buenos datos de EPD.

Hereford.

El Gran Campeón, y a la postre Campeón Supremo de la raza, fue un toro dos años mayor de cabaña "La Elisa" de Walter Carlos Romay Elorza, que ya fuera el mejor hace un año en esta misma pista.

"Me gustaba el toro, lo usamos este año, costumbre de la cabaña de elegir algunos mejores mochos y astados y desde ternero ya le echamos algunas vacas y ahora confirmó la evolución", afirmó el Dr. Walter Carlos Romay.

El cabañero destacó que fue elegido por dos jurados diferentes, "un americano el año pasado y hoy el honor de recibir de un gran criador y cabañero que alienta en lo que pensamos de este animal que vamos a seguir usando en la cabaña por sus características y por sus líneas de sangres".

Explicó que La Elisa es una cabaña abierta, "nuestra función es operar como un laboratorio de genética incorporando la nacional y extranjera, pero que tenga una consistencia de líneas". El padre de este toro, es de cabaña Cooper, "muy utilizado a nivel internacional, con muy buena información". Y la madre "es una vaca que compramos, con otro conjunto, a los Tilos de Vicente Rocco que nos ha producido muy bien". Por tanto, explicó Romay Elorza, "líneas totalmente abiertas, un toro utilizable en todos los aspectos: por fenotipo, información objetiva como por sus líneas de sangres".

Afirmó que para La Elisa ganar con Hereford en Durazno es muy importante. "Me gusta mucho porque es como que los animales están en traje de baño, la Expo tiene una característica que exhibe a los animales en un momento donde el jurado los puede apreciar sin el ropaje del invierno y se aprecian otras cosas más claras. A mí me gusta mucho verlos acá".

El reproductor va a seguir preparación para el Prado.

El Reservado Gran Campeón fue un toro dos años de la cabaña "El Paraíso" de Bordaberry.

En hembras, la Gran Campeona y la Reservada Gran Campeona fueron expuestas por cabaña "Las Anitas" de J. Ernesto Alfonso e hijos. "Las tres hembras que trajimos fueron campeonas de categoría", dijo Fernando Alfonso Bordaberry.

Sobre la Gran Campeona, una vaquillona mayor, hija de un toro americano, en una vaca Bife Ancho, dijo que "es una vaca muy femenina, perfil bárbaro, pigmentada, con set de EPD excelente, un paquete bastante completo que está preñada". La Reservada "es una ternera de septiembre, de buen hueso, sin perder feminidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)