EL JURADO DESTACÓ EL TAMAÑO MODERADO.

Limousin apuesta a la carne y rusticidad

Filas muy parejas y un biotipo mucho más adaptado al Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gran campeón. El jurado destacó el tamaño moderado. Foto: Ariel Colmegna

Con la mayor cantidad de cabañas y animales en pista de los últimos años, la raza Limousin mostró animales moderados y con mucha carne, con algunas categorías que le dieron un poco más de trabajo al jurado, el Dr. Fernando Rovira, especialista del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

La cabaña "El Viejo Pancho" del Dr. Julio Severi se adjudicó la Gran Campeona y Campeona Suprema con una vaca que tiene dos años, está parida y presentó mucho músculo, tiene un área de ojo de bife grande para ser un vientre.

La misma cabaña del departamento de Durazno también se adjudicó el Reservado Gran Campeón, en este caso con un ternero de un año, también muy carnicero y con un futuro enorme como padre y como generador de novillos de calidad.

El Gran Campeón fue un toro expuesto por la cabaña "Cebollatí" de Robert Wijma. Es hijo de un Reservado Gran Campeón del Prado y su madre es una vaca que tiene hoy 16 años, tuvo 12 terneros y está nuevamente preñada.

A su vez, la Reservada Gran Campeona fue expuesta por Artucio Arcelus Hnos.

Finalizada la jura, el Dr. Fernando Rovira aseguró que encontró filas en las que le costó mucho elegir los ganaderos porque eran "muy parejas y con muy buen nivel".

Dijo que "se vieron animales de un tamaño moderado" y con gran tipo racial, "con mucha carne". Rovira definió a la Gran Campeona como "una muy buena madre, muy femenina y con mucha carne" y dijo sobre el Gran Campeón que se trata de "un toro muy funcional, con buena cantidad y colocación de músculo donde deben estar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)