INAC PRESENTE EN FERIA RUSA

Todo listo para la feria de Moscú

Rusia muestra baja demanda por carnes uruguayas; Industria le toma el pulso al mercado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Frigoríficos: el año pasado industrializaron mucho más vacas. Foto: archivo El País

Rusia no aparenta ser este año el mercado salvador de la carne uruguaya y desde hace algunos años se ha transformado en un mercado marginal, porque Uruguay tiene otros nichos que pagan mejor por la carne que produce. Aún así, estar presente en la Prodexpo Moscú, para la industria cárnica uruguaya es fundamental, porque permite mantener contacto con los clientes y especialmente, tomarle el pulso al mercado y tener un panorama más claro sobre qué pasará para adelante.

Prodexpo Moscú comienza el próximo 6 de febrero y el Instituto Nacional de Carnes (INAC) estará presente en esta edición con un stand de 199 metros cuadrados en dos plantas que tendrá, además de la propuesta institucional de promoción de carnes, habrá espacios para frigoríficos y brokers que atenderán a sus clientes y dos salas vip.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre será responsable de la representación de Uruguay en la inauguración de la feria, mientras que el martes 7, el secretario de estado presentará al país como un productor de alimentos naturales de alta calidad ante representantes y clientes del sector público y privado de Rusia.

La delegación de INAC estará integrada por el presidente, Federico Stanham y los miembros de la Junta Directiva, Guillermo Pigurina y Emilio Mangarelli, delegados por la industria frigorífica y productores ganaderos, respectivamente-.

"Tendremos una presencia en conjunto institucionalmente, imagen y mensaje, que se visualizará en el stand junto con patrimonio y cultura. Esta unión nos posibilita llegar a otros sectores sociales que el mundo cárnico no llega por sí solo", explicó la gerente de Marketing de INAC, Silvana Bonsignore.

Por otro lado, se efectuará una muestra en San Petersburgo del Museo de Arte Precolombino e Indígena, en el Museo Etnográfico de esta ciudad, a partir del día 3 de febrero. Esta exhibición titulada "Uruguay en Guaraní" se ha presentado desde 2014 con el apoyo de INAC en Vaticano, Hamburgo, Alicante y Valencia. En este caso INAC participa referenciando la importancia del trabajo de las Misiones Jesuíticas con los indígenas para la producción cárnica como antecedente de las estancias.

Perspectivas.

La industria frigorífica uruguaya estima que Rusia seguirá tranquilo este año en cuanto a demanda.

"Para lo que son productos commodities hoy estamos fuera de precio y para productos de calidad, estamos vendiendo a cuenta gota para clientes que son históricos, pero Rusia todavía no ha cambiado la situación", afirmó a El País el vicepresidente de Frigorífico San Jacinto, Gastón Scayola.

Con los cambios que pueden generarse en el comercio mundial a partir de la asunción de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, es difícil tener claras las perspectivas para los próximos meses.

Scayola no espera que "Rusia le vaya a salvar la vida a la cadena cárnica uruguaya, como lo hizo años atrás. Continúa siendo un mercado marginal, donde le vendemos un poco a clientes viejos que son históricos. No creo que haya sorpresas en cuanto a demanda". La empresa estará participando otra vez este año en la feria.

Según los datos del INAC, hasta el pasado 21 de enero, los importadores rusos compraron por US$ 734.000, cuando a igual fecha del año anterior habían aportado US$ 772.000.

Rusia es de los mercados que Uruguay tiene habilitados para carne vacuna con hueso y menudencias, lleva básicamente cortes de la rueda y en menudencias es un tradicional comprador de corazón e hígado vacuno. Hoy, en materia de precios, para los frigoríficos uruguayos es más atractivo venderle los mismos cortes de la rueda a China o Estados Unidos que colocarlos en Rusia, por más que la moneda local (el rublo) se vino recuperando.

Por su parte, el CEO de Marfrig para el Cono Sur, Marcelo Secco, afirmó a El País que Rusia es un destino que "está dando algunas señales de mejora", pero admitió que "falta mucho para que se vuelva competitivo para la carne vacuna uruguaya".

Para Brasil y Paraguay, Rusia es un mercado importante y Marfrig actúa desde ahí corporativamente con algunos clientes, tratando de buscar la mejor posición para ellos y para la empresa.

Marcelo Secco recordó que Prodexpo Moscú es una buena oportunidad para "mantener el contacto con los clientes, ver las variables de tipo de cambio, poder adquisitivo y perspectivas de mercado. Por eso siempre es bueno estar", explicó.

Por su parte, el director de Solis Meat, Jorge González, frigorífico que también estará presente en la próxima edición de la feria rusa más importante del rubro alimenticio, dijo que vender más carne depende mucho del fortalecimiento del rublo, pero también admitió que "hay muchas incertidumbres".

Entre esas incertidumbres está qué pasará con el relacionamiento comercial entre Rusia y la Unión Europea. "Desde la Unión Europea habían bajado las ventas de carne a Rusia por temas políticos y nadie sabe cómo seguirán ahora".

González recordó que el hecho de que "la Unión Europea pueda retomar las ventas a Rusia puede afectar el mercado. Las condiciones de ventas de la Unión Europea hacia Rusia, por temas arancelarios y devoluciones a las exportaciones que recibe, son mejores que las de Uruguay", explicó el industrial uruguayo. Precisamente, lograr una baja de aranceles para las carnes uruguayas en los distintos mercados es fundamental para lograr un mejor posicionamiento y está entre las tareas que la Cancillería viene desarrollando.

Mientras tanto, a nivel global, el director de Solís Meat, al igual que otros industriales consultados, confirmó que el mercado cárnico mundial "está chato". Según dijo "hay poco movimiento y poca demanda". En menudencias, Rusia sigue llevando corazón e hígado, las dos únicas por las sigue siendo competitivo y China es el gran comprador en volumen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)