En zafra con costos altos, los productores siguen en jaque

Lluvias afectan arroces en la etapa de floración

Las lluvias están complicando los cultivos arroceros, con mayor afectación en la cuenca norte (Artigas, Salto, Tacuarembó y Rivera), mientras que en las chacras del sur del país (Cerro Largo, Treinta y Tres, Rocha y parte de Lavalleja) la situación, al menos por ahora, es un poco mejor, pero comienza a complicarse.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En esta zafra se plantaron alrededor de 160.000 hectáreas. Foto: Ariel Colmegna

Este año no sólo se achicó el área a nivel país —se estima que rondará las 160.000 hectáreas cuando el año pasado se plantaron 170.000 hectáreas— , además la siembra se hizo en tres etapas, a diferencia de la zafra anterior, donde el arroz se plantó dentro de las fechas óptimas y eso posibilitó la producción de 1.373.000 toneladas con un rendimiento óptimo: 8.064 kilos por hectárea.

Como en esta zafra hay mucha diferencia entre las fechas de siembra, "el desarrollo de los cultivos no es parejo. Hay diferencia en todas las chacas, por eso, de pronto, el clima está afectando más a algunas chacras que a otras", explicó a El País el vicepresidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA), Hernán Zorrilla.

Todavía es muy temprano para hablar de posibles rendimientos, pero los productores están jugados a un verano largo, con altas temperaturas y una luminosidad normal.

Las siembras de la zafra 2014/15 se vieron interrumplidas por las lluvias varias veces y el arroz no se plantó en las fechas óptimas. "Los arroces plantados más temprano están floreciendo ahora, la segunda tanda lo hará a principios del mes que viene y el resto sobre fines del mes que viene. En todos los casos los cultivos precisan calor y buena luminosidad", recordó Zorrilla. Contar con esos factores durante la época de floración será clave para que los rendimientos no caigan, en un año economicamente muy complicado para el sector, que sigue con costos muy altos.

Costos.

"Nos preocupan mucho los costos", admitió el vicepresidente de la ACA. El sector es uno de los que más gasoil por hectárea utiliza para producir y para los arroceros, la rebaja de los combustibles no tuvo la baja esperada.

Ahora, la suba de la energía eléctrica elevará más los costos, porque prácticamente toda la red de bombeo de agua —con la que se inundan las chacras porque el arroz es el único cultivo agrícola que se hace por irrigación— hoy funciona con energía eléctrica. "Eso hace que la energía eléctrica tenga un costo importante dentro de los costos de los productores de arroz", sostuvo Zorrilla.

Sojas.

El exceso de lluvias también complica a entre 40.000 y 50.000 hectáreas de sojas que se plantaron en tierras arroceras (en el marco de las rotaciones de cultivos).

"La soja en suelo arrocero este año va de la mano de los trabajos de nivelación y drenaje que se hicieron en cada chacra porque el exceso de agua casi permanente complica bastante la soja", afirmó el vicepresidente de la ACA.

El mayor problema se registra en aquellas chacras que muestran problemas de drenaje o donde los drenajes pasan tapados de agua permanentemente. Según Zorrilla están afectadas áreas importantes de sojas que se plantaron en zonas bajas que antes estaban destinadas al arroz.

A diferencia de estos casos, las sojas que se implantaron en las zonas agrícolas muestran un buen desarrollo, ayudadas por las lluvias semanales y el calor. En estos casos, la mayoría del área son sojas de primera, las que están muy adelantadas y donde prácticamente no se han registrado problemas sanitarios. Los precios siguen bajos y no ayudan a los agricultores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)