Ministro Aguerre: “Para atrás ni un tranco de pollo”

Sin marcha atrás en la certificación electrónica a faena

No habrá postergación de la certificación electrónica del ganado a faena que rige para el ganado cuya carne vaya a la Unión Europea y Suiza, dijo tajante el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, a la salida de la reunión con el Consejo Directivo de la Cooperativas Agrarias Federadas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hay 800 veterinarios habilitados para certificar los embarques: Foto: A. Colmegna

Esta semana, la Asociación Rural del Uruguay (ARU) le pidió a la directora del Sistema Nacional de Identificación Ganadera (SNIG), María Nela González que se postergara la aplicación de la certificación electrónica por un año para evitar los problemas que se generaron con algunos animales que perdieron la trazabilidad y con el reconocimiento de las firmas de los veterinarios, que son los encargados de garantizar los embarques.

Aguerre que se reúne en esta jornada con la Asociación Rural y la Federación Rural, en el marco de una agenda que viene incluyendo a las principales gremiales, recordó que cinco años atrás, cuando el problema de la trazabilidad era mucho más grande que ahora, había dicho: "para atrás ni un tranco de pollo" y hoy Uruguay "es un país que tiene una trazabilidad consolidada".

El sistema es el mismo, lo que cambia es que se eliminó el papel y que por 180 días el cobro de las tarifas por certificación sanitaria y sellado de documento, está suspendido.

El ministro reconoció que "no hay un sistema perfecto, ni en la tributación, ni en la salud y no lo hay cuando tiene que ver con animales a la intemperie, donde las caravanas se enganchan y se pierden en los alambrados".

Sin desconocer los problemas que se están registrando en estos primeros días de aplicación del nuevo sistema, el secretario de Estado adelantó que "en estas horas se está diseñando un sistema informático para que permita que se haga ese movimiento (de los animales *02), con la debida separación de los que están con la trazabilidad en regla, de aquello que no la tienen en regla".

Explicó que se está dando un problema de interpretación en el sistema y reconoció que hubo problemas con el reconocimiento de la firma electrónica de siete veterinarios en 700 profesionales y hay algunas dificultades con los animales que tienen *2".Esos vacunos pueden estar así calificados porque fueron ingresados al SNIG fuera de fecha o porque a lo largo de su vida tuvieron algún movimiento que no fue registrado y perdieron la trazabilidad.

Aguerre negó tajante que "eso no impide que esos animales vayan a faena. Pueden no ser aptos para algunos destinos (Unión Europea y Suiza) que son muy exigentes en materia de trazabilidad, pero hay otros destinos para colocarlos"; Uruguay tiene más de 135 mercados abiertos para sus carnes.

Los rechazos se generan porque "es un problema de interpretación y está en proceso de corregirse", aseguró el titular del MGAP.

A la vez, el ministro "no pasó por alto que cuando se puso en práctica la vigencia de la cuarentena, hubo algunos camiones que llegaron a los frigoríficos y volvieron para atrás, pero a la semana siguiente se resolvió todo".

Los inconvenientes con el nuevo sistema abarcan hoy a entre 200.000 y 300.000 vacunos, en un stock total de 12 millones de cabezas. "Tuvimos un problema similar a este con los asteriscos 01, se dio un plazo, se regularizó y prácticamente son inexistentes".

En los primeros cinco días de poner en marcha la certificación electrónica a faena se tramitaron 2.038 documentos, trámites que estuvieron en manos de 286 veterinarios habilitados. Los productores se ponen nerviosos porque es un momento del año donde se embarca mucho ganado a frigorífico, más en un año particular donde el pasto ayudó al engorde.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)