GANADERÍA

Niegan complicaciones en los mercados por ethion

MGAP dice que sólo se rechazó 1,3% de embarques a EE.UU..

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cada vez menos principios activos para tratar la garrapata. Foto: archivo El País

El director general de los Servicios Ganaderos, Francisco Muzio, negó que la Unión Europea, Canadá y otros mercados, hayan sacado de registro al ethion, un principio activo ampliamente utilizado en garrapaticidas y mosquicidas, ante las declaraciones del representante de la industria frigorífica en el Instituto Nacional de Carnes (INAC).

La semana pasada, el director de Frigorífico Pando y delegado de la industria frigorífica en la Junta Directiva del INAC, Eduardo Urgal, había dicho en Valor Agregado en radio Carve que el ethion está siendo hoy la "principal amenaza que tiene el complejo cárnico uruguayo de cara al mercado internacional". Agregó que es un tema para que las autoridades se "ocupen fuertemente porque los mercados están exigiendo una carga de residuos cero".

El empresario dijo que este tema es muy preocupante para el país porque "más del 50% de las exportaciones de carne vacuna están en juego". Remarcó que "es un problema del país y hasta el momento lo vienen pagando únicamente las plantas que fueron afectadas con contenedores de carnes rechazados, que cada vez son más y más los contenedores que retornan".

Sin relativizar el problema, Muzio reafirmó que "la Unión Europea tiene registrado al ethion y mantiene un límite máximo de residuos. No hemos recibido comunicación de ningún cambio". Tampoco se manejan cambios en Canadá.

Meses atrás, Estados Unidos rechazó algunos contenedores con carne vacuna uruguaya —básicamente con recortes de carne vacuna procedentes del desosado—, obligando a las empresas a retirarlos del mercado e incluso, bajo la amenaza de destruir parte de la mercadería. A partir de ahí, Uruguay prohibió por 180 días el uso, venta y aplicación de ethion hasta que los laboratorios fabricantes de específicos presenten nuevos datos científicos sobre persistencia del principio activo en carne y otros productos. Hasta ahora, las empresas se encuentran abocadas a las pruebas científicas para medir la persistencia de residuos y los tiempos de espera tras la aplicación del producto sobre los ganados para luego enviarlos a faena.

Muzio, al igual que lo hizo varias veces el ministro Tabaré Aguerre, recordó que más allá de los rechazos y su mala imagen para la carne uruguaya, "hubo problemas sobre el 1,3% de más de 900 embarques de carne vacuna a Estados Unidos", negando la versión de la industria que establece que el 50% de los embarques a ese destino estarían comprometidos por presentar trazas de ethion.

Espera.

Muzio también negó que el MGAP esté pensando en prohibirlo definitivamente, derribando rumores que circulan en el ambiente ganadero. "Volver a habilitar el ethion dependerá de los datos que se obtengan científicamente", dijo tajante Muzio a El País, remarcando que la meta es concientizar a los productores y veterinarios "sobre el uso responsable de los específicos utilizados en la campaña contra garrapata, para evitar resistencia".

En 2006 se hizo el primer diagnóstico de resistencia al fipronil, tres años más tarde al amitraz y en 2010 a las lactonas macrocífclicas. De los seis grupos químicos que se utilizan en la lucha contra la garrapata del vacuno —organofosforados, piretroides, mezclas, amidinas, fipronil, lactonas macrocíclicas y fluazuron—, sólo al fluazurón no hay diagnóstico de resistencia, lo que complica cada vez más los tratamientos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)