HABRÁ MUCHOS CORDEROS

Ovinos: Ecografías muestran alta tasa de preñez

Datos arrojan un mayor número de mellizos que en 2015.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La majada logró recuperarse del exceso de lluvia. Foto: A. Colmegna

La majada se encuentra en buen estado y las ecografías siguen mostrando preñeces muy altas, al punto tal que las ovejas falladas (las que no se preñaron) están entre 6% y 8% —en promedio— y en algunas zonas, el porcentaje de mellizos es superior al registrado el año pasado. Así lo confirmó a El País el consultor del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Jorge Bonino Morlán.

El profesional recordó que se pensaba que con las dificultades climáticas vividas por la majada en abril, podrían afectarse los niveles de procreos, pero los datos indican que eso no sucedió.

Bonino dijo a El País que los productores hoy están con otra expectativa y esperan con entusiasmo la apertura de Estados Unidos para la carne ovina con hueso; ya está en curso el período de 60 días para comentarios tras la publicación de la norma provisoria en el Registro Federal de Estados Unidos. Esa apertura, además de representar otro mercado, servirá como carta de presentación para negociar otros destinos para el producto.

Mientras tanto, en Uruguay comenzaron las esquilas pre parto, preparando a la majada para los nacimientos.

Bonino recomendó a los productores que apliquen todo el paquete de medidas previo al nacimiento de los corderos: esquila pre-parto, tratar de estratificar la majada y dar la comida adecuada basada en energía, para que la oveja llegue con energía y con un cordero bien desarrollado, con una producción de leche que esté sincronizada con el parto y con buena cantidad. Así se podrá salvar a los corderos, pensando en los beneficios que tendrá el incrementar el stock de cara a nuevos y selectos mercados.

Aunque aún no hay datos certeros, se estima que este año se sirvió un número de ovejas muy similar al de 2015 y desde algunos años atrás se viene repitiendo una fuerte retención de vientres. El clima no fue bueno para la encarnerada, con lluvias por encima de lo normal que afectaron el estado de algunas majadas.

"Hay que salvar todas las ovejas que están gestando, porque son muy importantes para la futura producción de carne y lana", aseguró Bonino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)