MATERIAS PRIMAS

En su peor semana en tres años, el maíz perdió 12% en Chicago

Su cotización retrocedió de US$ 172,33 a US$ 151,37 dólares; las lluvias fueron el principal factor bajista; también cayó la soja.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Productores argentinos colocan en el exterior el grano a un ritmo importante. Foto: A. Colmegna

El precio del maíz sumó ayer la quinta rueda bajista consecutiva en la Bolsa de Chicago y completó la peor semana en tres años, con una pérdida acumulada del 12%, al pasar de US$ 172,33 a US$ 151,37 por tonelada.

Las lluvias registradas durante todo el segmento comercial sobre las zonas productoras de granos gruesos de los Estados Unidos y la fuerte apreciación del dólar frente al euro en la última jornada de negocios fueron los principales fundamentos bajistas para el cereal.

Al cierre de las operaciones, las pizarras del mercado estadounidense mostraron bajas de US$ 1,08 y de 1,38 sobre los contratos julio y septiembre del maíz, cuyos ajustes resultaron de 151,37 y de 153,14 dólares por tonelada.

En el balance semanal, estas posiciones retrocedieron un 12,16% y un 12,14% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de US$ 172,33 y de US$ 174,30.

En las últimas horas se registraron lluvias sobre Missouri; el sur de Indiana y de Ohio; Kentucky, y sobre los Estados de la Costa Este. En tanto que los pronósticos para el fin de semana auguran precipitaciones sobre Iowa, Illinois; Indiana; Ohio, y sobre Kentucky.

Estas condiciones climáticas mantuvieron la presión sobre los precios y extendieron la ola de ventas iniciada el lunes por los grandes fondos de inversión especuladores, que le restaron al maíz toda la prima de riesgo climático sumada durante las seis semanas alcistas precedentes.

El clima favorable para el desarrollo inicial de los cultivos estadounidenses también afectó los precios de la soja, que el viernes cerraron con importantes pérdidas en Chicago. Las posiciones julio y agosto retrocedieron US$ 7,90 y 8,08 al cerrar con ajustes de US$ 405,29 y de 404,74 por tonelada.

En el balance semanal, estos contratos resignaron un 4,87% y un 5,04% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de US$ 426,04 y de US$ 426,23. Así, la oleaginosa completó el segundo segmento comercial adverso consecutivo.

Pero el clima no fue el único factor bajista, dado que tras la votación que marcó la salida del Reino Unido de la Unión Europea se registró un cimbronazo que derivó en fuertes caídas para los principales indicadores bursátiles globales, con la consecuente necesidad de los inversores de cubrir esas pérdidas -en parte- con el retiro de ganancias en los mercados de materias primas y en la apreciación del dólar frente al euro (la paridad pasó de 1,1385 a 1,1106), un movimiento muy negativo para los granos, dado que los encarece para la demanda europea, además de restarle competitividad a los productos exportables de los Estados Unidos.

En cuanto al trigo, el viernes la posición julio en Chicago sumó US$ 0,18 y cerró con un ajuste de US$ 167,09, mientras que en Kansas, el mismo contrato perdió US$ 1,83 al cerrar con un valor de US$ 155,34.

El balance de la semana fue negativo en ambas Bolsas, con bajas del 5,51% y del 8,25% respecto del precio vigente el viernes anterior, de US$ 176,83 y de US$ 169,30, respectivamente. El avance de la cosecha de las variedades de invierno (aportan cerca del 71% de la oferta total del cereal en EE.UU.) fue el principal fundamento adverso para las cotizaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)