JORGE RIANI

"Permitannos poder seguir generando empleos y divisas"

El presidente de la Federación Rural intenta lograr que Uruguay cambie y llegue a tener “conciencia agropecuaria”, convencida que “el Uruguay se salva con el agro o con él perece”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Riani. Foto: Fernando Ponzetto

Esta frase, eslogan del ruralismo cada vez tiene mayor vigencia. Por eso, el próximo viernes 26 y sábado 27, en el local “Quebracho” de la Asociación de Fomento Rural de Lascano, los delegados de las más de 70 Sociedades Federadas compartirán problemas, plantearán soluciones y dirán a las autoridades qué precisa el campo para crecer y ser motor de la generación de empleo y divisas, reafirmando así el resultado de los estudios que demuestran que por cada dólar que invierte el agro se generan otros siete.

¿Qué se espera de este congreso?

— Que cuente con la importancia acorde con lo que estamos viviendo. Son 100 congresos de la Federación Rural y esperamos que esta edición sea participativa y que tenga un mensaje final no sólo para los productores, sino para el Uruguay en general. Ese mensaje es una forma de aportar soluciones y no sólo criticar lo que está mal, porque el Uruguay precisa que todos lo apoyemos.

—¿Cuál es la situación del agro?

—El campo hoy vive una situación compleja por un problema de pérdida de competitividad y eso hace perder eficiencia a la hora de producir en las empresas agropecuarias. Estamos con un país extremadamente caro. Por ejemplo, los que somos fronterizos (N. de la R.: Riani es productor de Artigas) vemos el precio del combustible del otro lado de la frontera y tiene un valor sensiblemente inferior al local; hay casi 30% de diferencia con el precio de Uruguay.

—¿Esa diferencia hace que acompañen la idea de importar combustible, hoy fuertemente impulsada por los productores arroceros?

—Claro que la acompañamos. En la Federación Rural hemos recibido propuestas de importadores donde nos hablan de precios ridículos frente a los valores que pagamos por el gasoil uruguayo. Creo que Uruguay, uno de los problemas más grande que tiene es el precio del gasoil. En la reunión que tuvimos con el ministro (de Ganadería) Tabaré Aguerre, él estuvo de acuerdo. El ministro quiere un gasoil productivo, está trabajando en el tema y tenemos la expectativa de que se pueda bajar el precio del gasoil para hacer más competitivas a las empresas.

—¿Qué otros aspectos preocupan al agro uruguayo?

—Tenemos un panorama poco alentador en cuanto a las cuentas del Estado y no vemos un ajuste de cinturón, como señal, por parte del gobierno. Vemos todo lo contrario, se continúa gastando como si estuviéramos en años de bonanza. Nos preocupan los sindicatos y su presión sobre el conjunto económico para lograr el aumento de tributos, pero confiamos en la palabra de los representantes de gobierno, cuando dicen que no es bueno un aumento de la carga tributaria, porque no haría más que empeorar la situación. También nos preocupa el incremento de los intereses de la deuda externa, porque conforma el endeudamiento del país y está comprometiendo las generaciones futuras. Este año Uruguay, por intereses de deuda externa va a pagar más de US$ 3.000 millones cuando el total de las exportaciones de carne de Uruguay no llegan a un 60% de ese valor (el año pasado cerró en US$ 1.800 millones y fue un año bueno).

—¿Cómo analiza el manejo de las cuentas públicas?

—Es otra de las grandes preocupaciones que tenemos. Nadie se hace responsable de los errores que se cometieron en las empresas públicas y que pagamos todos los uruguayos. Un ejemplo claro es Ancap, donde pagamos un precio de combustible alto para pagar una deuda que generaron malas administraciones.

—¿Cómo evalúa el relacionamiento con el gobierno?

—El ministro Aguerre nos recibió dos veces, tenemos discrepancias y coincidencias, eso es algo normal. No voy a calificar su trabajo porque no me corresponde, no soy quien para calificarlo. Lo que nos preocupa y no es un problema con este ministro, sino pasó incluso cuando el senador José Mujica fue ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, es que esa secretaría de Estado no tiene peso dentro del Poder Ejecutivo. Eso redunda en que el sector agropecuario tampoco tenga peso a nivel dentro del Poder Ejecutivo.

—En definitiva ¿todo redunda en una falta de conciencia agropecuaria? ¿En la persistencia entre ese divorcio entre campo y la ciudad?

—Estoy convencido que Uruguay tiene un enorme potencial en el agro. En este sector hay un motor muy importante en el que el país puede confiar. Es la única posibilidad de sacar el Uruguay adelante, pero hay que darle las condiciones de competitividad y políticas estables, para que el productor crea y siga invirtiendo en el sector. Eso redundará en una mayor producción y en la generación de más empleo y mayores exportaciones de alimentos de Uruguay. Está claro que hay que generar conciencia agropecuaria.

—Esa falta de conciencia agropecuaria que está destacando ¿se debe a un desconocimiento del potencial del campo o a problemas ideológicos?

—Creo que es más un problema ideológico que desconocimiento. También está claro que Uruguay es un país ciudadano y agro exportador a diferencia de Nueva Zelanda que es un agro exportador neto, donde sus habitantes tienen claro el peso del agro y el gobierno les da todas las condiciones a los productores para explotar al máximo su potencial. En Uruguay hay un problema de educación que fue generando durante años una diferencia entre campo y ciudad, una especie de divorcio. Generó una brecha, principalmente por parte de la gente de la ciudad y como la mayoría de los gobernantes son de la ciudad, es como que hay un cierto rechazo hacia el sector agropecuario.

—¿Cuál es el gran desafío?

— Estamos trabajando mucho en la generación de conciencia agropecuaria, porque estamos convencidos que la solución es tratar de convencer a todos los uruguayos que el agro no es sólo de los productores, es de todo el país. El campo es el motor del Uruguay y hay que darle las condiciones para que se desarrolle y lo exprese. Lo que intentaremos en este congreso es intentar cambiar y tratar de generar esa conciencia agropecuaria que está faltando.

—¿Cuál sería el mensaje a gobernantes y el sector político?

—Que permitan expresar todo el potencial que tiene Uruguay a través de su sector agropecuario. Si nos dan las condiciones podemos demostrarlo para sacar el Uruguay adelante, podemos invertir más y enfrentar los desafíos porteras hacia adentro, con reglas claras. Permítannos seguir generando empleos y divisas.

Federación Rural, entrevista a Jorge Riani, Congreso de la Federación Rural, campo, ciudad, visión, Lascano, Rocha

Paneles que fomentan la discusión e información.

Como todos los años, en este Congreso Anual se renueva la mitad del Consejo Directivo de la Federación Rural, compuesto por 30 consejales, pero Riani se mantiene en la presidencia. Más allá del acto oratorio, el congreso es una fiesta y habrá diversas charlas con temas clave como la seguridad rural, donde figura en el panel el Fiscal de Corte, Jorge Díaz; la regulación hídrica en la Cuenca del Cebollatí; una puesta a punto del Uruguay y hacia dónde va; el desafío de la competitividad (con la visión no sólo de los productores sino de técnicos) y otros paneles que buscan acercarle información al productor para que tome mejores decisiones. También está previsto un concurso de escuelas rurales. El acto final está previsto para alrededor de la hora 17:15, con la proclamación del acto electoral, luego el discurso del presidente de la Federación Rural de Jóvenes, Maico Rosas; la léctura de la Declaración Final (elaborada por todas las Sociedades Federadas participantes); el discurso del titular del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre con la visión del gobierno y finalmente el cierre a cargo del presidente de la Federación Rural, Jorge Riani. Este año se realizará el sorteo de una camioneta .

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)