PROBLEMAS EN LA DISTRIBUCIÓN

Se pierde soja por falta de gas en secaderos de granos

Empresarios dicen que el problema opaca suba de precios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Silos: en una zafra de lluvias y humedad, el secado tuvo un alto costo. Foto: N. Pereyra

Continúan las pérdidas por problemas en la distribución de gas en las plantas de secado de granos y la mayoría de las empresas están con entre el 20% y 30% de la soja aún por secar, corriendo riesgo de perder parte de esa materia prima.

Ignacio Foderé, integrante de Fadisol S.A. dijo al portal Rurales de El País que la falta de gas es igual o más importante que la suba de la soja en el mercado internacional.

"Un 30% de la soja todavía está en silos sin secarse. En algunos casos ya está ardiendo el grano, por lo que pierde calidad y difícilmente ingrese al mercado porque no tiene la calidad necesaria para exportarse", explicó el empresario.

Desde principios de la zafra la soja ingresó a las plantas con un gran porcentaje de humedad para acondicionarse —debido al exceso de lluvias— y todavía no se pudo terminar con el secado. "Las plantas en su mayoría funcionan a gas y a partir de los problemas sindicales de las empresas del gas se interrumpió la cadena de suministro y nunca se puso a tiro. Hubieron plantas que estuvieron prácticamente un mes sin gas y otras que funcionaban de forma interrumpida, algunos días sí y otros no", agregó Foderé. La cooperativa Calmer, es el típico ejemplo de esas empresas que estuvieron un mes sin poder secar nada de soja, porque sus secaderos funcionan exclusivamente a gas. "En nuestro caso, tenemos un 20% de la soja para secar porque recibimos gas hace dos días y estamos secando. Estuvimos un mes sin gas", dijo a El País el ingeniero Francisco Lezama.

Otras empresas como es el caso de Central Cooperativa de Granos (Copagran) sufrieron y aún sufren el problema en algunos secaderos.

"Copagran tiene plantas de silo relativamente antiguas y en su gran mayoría tiene secadoras a leña. Sólo funcionan a gas las plantas de Ombúes de Lavalle y Young. Esas serían las afectadas", dijo anoche a El País el presidente de la empresa, José María Nin. En el caso de Ombúes de Lavalle se volvió a activar la secadora a leña y usando gas, recién se secó el primer viaje el pasado 4 de junio. "Toda la zafra de soja se hizo prácticamente con la secadora a leña, teniendo la de gas parada por falta de producto", agregó Nin.

En el caso del secadero de Copagran de Young, se trabajó en forma intermitente. "Hubo que priorizar el secado de soja por encima del de sorgo que se estaba empezando a cosechar. Si había sorgo con más de 17% de humedad había que secarlo y no teníamos capacidad porque estábamos metidos con la soja. No estuvimos tan complicados como otras empresas nuevas que tuvieron que depender exclusivamente del gas", admitió Nin.

Ahora Copagran está haciendo un estudio muy afinado respecto a los costos de leña y gas. "Si bien el gas tiene algunas ventajas importantes frente a la leña, principalmente en lo que es estabilidad de las temperaturas, el secado a leña es sensiblemente más barato. Puede parecer mas atrasado el secado a leña, pero desde el punto de vista de las condiciones del Uruguay, no hay que descartar la posibilidad de secar a leña", aseguró el titular de Copagran.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)