Gran Campeon de SG San Salvador

La pista de Expo Durazno mostró el potencial de Angus

Cuanti y cualitativo. Así es el avance de la raza Angus que se reflejó en la 103ª Expo Durazno. En la pista, calificada por los criadores Diego Albanell Bensich y Mauricio Groppo, quedó de manifiesto.

Buscando la funcionalidad, reproductores con buenos testículos, buenos aplomos, buena línea superior, buenas cabezas y musculaturas, fueron seleccionando las filas, hasta que llegaron a la categoría dos años mayor. "Generalmente es donde hay más animales, y están en su plenitud", aseguró Albanell. En ella se encontraron un toro "bien hecho".

"Desde que lo vimos sabíamos que no iba a ser fácil que le sacaran la cocarda de Gran Campeón", dijo el jurado al definir a este toro "muy Angus, de muy buena expresión racial, muy buena cabeza, de mucha carne, mucho volumen, buenos cuartos, bien aplomado, camina bien".

Se trataba del que fuera Campeón ternero mayor del Prado, hijo de una vaca de Sociedad Ganadera San Salvador: "Conce Crédito 313", precio máximo en la Gala Angus 2008, adquirida por Esperanza Bruy Bruy. "Hoy compartimos este Gran Campeón con ellos que tienen el 50% de la vaca", aseguró el Ing. Rodrigo Fernández Abella, que lo definió como "un toro muy funcional".

Según el director de Sociedad Ganadera San Salvador, hay mucho aporte de la madre, "una de las mejores vacas del Uruguay por lo que ha producido y que tenemos el gusto de tenerla en Soriano produciendo embriones".

Su padre (Limestone Made Right W935) es un toro que fue elegido en Estados Unidos por el propio Rodrigo Fernández quien confiesa que "cuando lo vi no tuve duda de usarlo porque se adaptaba a lo que buscábamos en Uruguay y acá está el resultado".

Al toro le sacarán semen este otoño y después irá al Prado como "una de las cartas fuertes", aseguró Fernández Abella.

En la misma categoría dos años mayor estaba un toro de cabaña "La Santina", de Agrofin SA, que avanzó hasta ser el Reservado Gran Campeón. "Es un toro que nos gusta desde ternero, lo llevamos tranquilo para que llegara bien", aseguró Maximiliano Dalla Mora en una gran jornada para la cabaña.

Se trata de un Brigadier, "toro que lo estamos usando mucho dentro del Angus colorado de La Santina", con una madre Doc Holliday "que está en nuestro programa de transplante embrionario".

Según el cabañero "es reflejo de lo que buscamos y estamos convencidos pues lo vemos en nuestros toros comerciales y en los de filas de exposición".

Aseguró estar muy conforme con el premio, pero proyectó que "en el Prado seguramente va a tener su revancha frente al Gran Campeón de ahora".

Hembras.

En la mañana la muestra Angus mostró una fila larga de hembras y mucha calidad. "Es mucho más fácil elegir cuando hay animales buenos", dijo Diego Albanell Bensich. Explicó que también en hembras buscaron, y premiaron, el tipo de Angus definido, que se busca en Uruguay: "animales moderados, hembras femeninas de adelante, con buenos cogotes, buena inserción del cogote en el hombro, suavidad de paleta, buenas líneas superiores, buenas ubres".

Y quedaron "muy contentos con lo que vimos".

Porque además el nivel en hembras es relevante en la raza, confesó. "Es el aparato del campo, la máquina de la ganadería, un motor de producción que hay que aceitarlo y es fundamental que nos dé un ternero por año, que nos destete un ternero de buena cantidad de kilos, que ese ternero la vaca lo críe bien, que tenga un buen sistema mamario, que no tenga dificultad en parto. O sea es una máquina fundamental en la eficiencia del campo", resumió Albanell.

Al igual que en los machos, la categoría de vaquillona mayor los cautivó. "Nos sorprendieron, nos gustó mucho, fue un campeonato muy disputado con 7 u 8 series y estaban en la fila y definimos por detalles". Pero las tres campeonas de la categoría, eran hermanas, "hembras muy completas y estaban como para entrar en un trío de cualquier exposición porque eran una gota de agua".

De esas tres campeonas, de cabaña "La Santina" de Agrofin SA, salieron la Gran Campeona y la Reservada Gran Campeona de la raza.

"Fue un campeonato de vaquillonas mayor que disfrutamos muchísimo con doble gusto porque son tres hermanas enteras, con el sabor particular que son hijas de nuestra Gran Campeona del Prado 2015", aseguró Maxi Dalla Mora. Esto, dijo el principal de La Santina, "nos da una alegría enorme y quedamos tranquilos que en nuestro plan genético el rumbo que estamos marcando es el que queríamos llegar y se luce en las pistas".

La madre de estas tres campeonas hizo una campaña imponente desde ternera siendo Campeona en cada categoría.

"Esto nos encanta, apostamos a estas exposiciones, somos convencidos que el plan genético y la producción es el día a día en el campo. Y así lo vivimos con el gran y buen equipo que armamos", agregó un muy felicitado Dalla Mora.

Objetivo.

Tras su labor, Diego Albanell (que tuvo a su hermano Enrique como secretario), aseguró que "con Mauricio (Groppo), coincidimos bastante; hace años que estamos trabajando juntos y cuando aceptamos jurar en conjunto es porque sabemos que tenemos un criterio muy parecido y si hay alguna diferencia es en detalles, no en cosas gruesas". Agregó que "estamos de acuerdo en lo que hay que buscar, en lo que la ganadería necesita y a nuestro entender atrás del biotipo de animal que hay que ir, en eso coincidimos los tres".

Según Albanell es el mismo ojo con que juran en Palermo (donde juraron hace dos años y volverán a serlo este años 2016). "Buscando animales adaptables a distintas condiciones de producción, pero sobre todo la producción a pasto que nos toca acá y en la mayoría de Argentina también, se busca lo mismo y vamos por un camino parecido en ambos países".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)