GANADERÍA

Promedio de gestación en vacunos alcanzó el 70,6%

Taller de INIA Treinta y Tres mostró que no es un año malo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alargue de los entores compró un problema para el año que viene. Foto: Archivo El País

La ganadería de cría tendrá que enfrentar un invierno y una primavera difícil para mantener la preñez. Asegurarse los terneros, pasará, más allá de la estrategia de cada predio, por suplementar los ganados para mantener la condición corporal y así poder volverlos a preñar en el siguiente entore.

El año no fue tan malo como se esperaba. El XIV Taller de Evaluación de Diagnósticos de Preñeces Vacunas —organizado por el INIA Treinta y Tres— mostró un índice promedio a nivel país de 70,6% cuando el año pasado se había alcanzado un 73,9%.

"Pensábamos que iba a ser un poco más bajo el promedio. Muchos productores alargaron los entores y es muy probable que en los meses de marzo y abril se pudo rescatar, por lo menos, 10 puntos de preñez", aseguró la ingeniera agrónoma Graciela Quintans, creadora e impulsora de este taller de diagnósticos, con la colaboración de veterinarios de libre ejercicio de la profesión.

Si fue así, "compramos un problema para el año que viene", porque habrá ganados pariendo tarde y eso va a complicar, hizo notar la experta en el cierre de la actividad.

Un año más, salvo en algunas zonas puntuales como el centro del país, donde fue notorio el déficit forrajero, los productores que aplicaron mayor tecnología para asegurarse los procreos, lograron mejores índices. Este año el Taller de INIA contó con el aporte de los veterinarios Gabriel García Pintos (Lavalleja y otros), Santiago Bordaberry (Durazno y zona centro), Gustavo Sacco y Pablo Nieto ( Florida y Colonia), Pablo Marinho (Cerro Largo), Eduardo Texeira (Artigas y Salto) y Emilio Machado (Rocha).

A su vez, la veterinaria Andrea Alvez presentó los resultados de preñez de los predios del Proyecto Mejora de la Sostenibilidad de la Ganadería Familiar de Uruguay, un proyecto impulsado por INIA para mejorar la cría.

Los diagnósticos de preñez alcanzaron este año 405.492 vientres encontrándose 286.288 en gestación, lo que redunda en un 70,6% de promedio general a nivel país. A nivel de predios familiares se evaluaron 1.498 vientres, con 1.045 vientres preñados y un promedio de 69,8%.

Por departamento, Lavalleja (66%), Durazno y zona centro (66,9%) y Treinta y Tres (66,3%), fueron los que mostraron los índices más bajos.

Para Lavalleja, Cerro Largo y Treinta y Tres —igual que en otras zonas— hubo atrasos en los celos, lo que obligó, por ejemplo en Treinta y Tres a pasar las inseminaciones de vaquillonas para diciembre, cuando generalmente comienzan en octubre y noviembre, explicó Marinho a El País.

En Lavalleja, en algunos casos, hubo inseminaciones en donde se rechazó hasta el 30% del ganado porque los vientres no tenían estado o estaban en anestro total. Como se ajustó mucho el resultado fue mejor, contó García Pintos.

Mientras tanto, para Durazno y el centro del país, es uno de los años más bajos, salvo los dos años últimos con sequías grandes. Es el año más pobre desde 1999 hasta la fecha, según remarcó Bordaberry a El País.

El profesional estimó que el problema fue que desde el punto de vista forrajero fue un año muy malo para la ganadería. Hubo un otoño y luego un invierno seco y duro, que terminó con temporales muy fuertes que tiraron abajo los ganados.

Consecuencia, los rodeos parieron en malas condiciones, enfrentaron una primavera lenta, perezosa que no arrancó nunca y no sacó los ganados del anestro (falta de celo), salvo a partir de las lluvias de enero. Al igual que en otros departamentos, se estiró un poco el servicio para lograr un índice más razonable.

Datos.

Los datos aportados por los veterinarios se ajustan al siguiente detalle: Lavalleja: 66% de preñez (con 106.056 vientres evaluados y 70.136 preñados); Cerro Largo: 72% (40.507 y 29.180, respectivamente); Durazno: 66,9% (82.681 y 55.313); Paysandú: 81,6% (40.264 y 32.874); Rocha: 74,3% (35.673 y 26.495); Artigas y Salto: 74% (25.955 y 19.207); Treinta y Tres: 66,3% (23.314 y 25.469).

Al mirar hacia adelante, Uruguay cuenta con tecnologías validadas de manejo para asegurarse las preñeces y lograr una buena producción de terneros (la mortandad ronda anualmente entre 9% y 10%).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)