Desánimo para zafra invernal

Soja de primera sigue muy comprometida pese a lluvia

El área de segunda, que es menor, todavía puede salvarse.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las sojas estarían acaparando 1.161.000 hectáreas. Foto: AFP

Las sojas de primera continúan con sus rendimientos hipotecados pese a las lluvias. En esta zafra, del 1.161.000 hectáreas que estimó la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA/MGAP), unas 807.000 hectáreas serían sojas de primera, cifra que representa el 70% del área de siembra de la oleaginosa.

"Las sojas de primera seguro que perdieron algo de potencial, principalmente aquellas que estaban en estado reproductivo avanzado", reconoció Alexis González, gerente comercial del grupo Agronegocios del Plata (ADP). Las últimas precipitaciones tampoco fueron parejas, todo lo contrario. Al norte del Río Negro hay zonas donde los cultivos recibieron 20 milímetros, pero en el sur hay casos donde llovieron apenas 5 milímetros.

A su vez, las sojas de segunda que están representando unas 354.000 hectáreas, están en estado vegetativo o comenzando la floración y según el técnico de ADP, "todavía están a tiempo de recuperarse un poco", porque "han perdido un poco de tamaño durante el desarrollo; son salvables".

Maíces.

Mientras tanto, a nivel del maíz, cultivo que estaría alcanzando las 88.000 hectáreas y cuya área habría crecido 6% respecto a la zafra anterior, "las áreas de primera zafaron bastante del déficit hídrico", dijo González. En caso de ADP parte de esas áreas de primera ya se comenzaron a picar para los corrales de engorde. No sufrieron tanto la sequía como la soja, pero lo que dicen los técnicos es que se secaron muy rápido por la falta de agua.

"Agarraron la floración con bastante agua y les dio para el llenado de grano", recordó González.

Las áreas de segunda "están bastante afectadas. Algunos cultivos se habían puesto muy feos y están bastante atrasados", dijo el gerente de producción del grupo ADP.

En cuanto a la zafra de invierno, aún es difícil aventurar un área, pero hay coincidencia en que o se mantendrá o incluso en trigo podría achicarse un poco más.

"En el caso de ADP estamos tirando algunos números. Por más que los costos han bajado un poco siguen siendo altos y todo lo que queda por delante es la negociación de rentas con los dueños de los campos", agregó el técnico. El problema en trigo es que se precisa un rendimiento de equilibrio de 4.000 kilos por hectárea con todos los gastos.

En cuanto a la colza, todavía ALUR no emitió un precio de referencia y sin eso las empresas no pueden hacer muchas planificaciones.

Informe.

Por otra parte, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos elevó esta semana en su informe las existencias de trigo y maíz en Estados Unidos, que serán mayores a lo esperado al final del 2015/16 debido a recortes a una ya frágil demanda por los suministros estadounidenses en el mercado de exportaciones.

En su reporte mensual de oferta y demanda de granos, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos también elevó sus previsiones para las existencias finales de soja ante una desaceleración en el ritmo de molienda en los procesadores locales. La nueva perspectiva para los suministros domésticos de las tres materias primas superó las estimaciones promedio de analistas.

En el plano global, el pronóstico de las existencias finales de trigo se elevó por encima de las expectativas de analistas debido mayormente a un recorte de 4 millones de toneladas en el consumo en China, reflejando el cambio en la política del país que favorece a otros granos. Las existencias finales globales de trigo se estimaron en 238,87 millones de toneladas esta semana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)