EXPO DURAZNO

SRD apuesta al diálogo, pero reclama políticas

Mabel Puig dijo que “han dilapidado las buenas costumbres”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Puig habló en presencia del ministro Aguerre, autoridades y productores. Foto: SRD

Como es tradicional la Expo Durazno es referencia a nivel nacional por la genética que es expone en sus pistas, pero también porque la Sociedad Rural de Durazno hace llegar su pensamiento a todo el país. En la noche del sábado, en presencia del Ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, del inténtente interino de Durazno, Jorge Reyna, así como del presidente de INAC y director de INIA y muchos criadores, la presidenta de la SRD, Mabel Puig hizo un discurso analítico y con contenido crítico en muchos pasajes.

Aseguró que Uruguay ha vivido estos últimos años un gran desarrollo económico "pero ha sufrido un retroceso moral y social". Dijo que vivimos una crisis social. "Difícilmente un país logre un desarrollo sustentable en crisis social", pues aseguró que "se han dilapidado nuestras buenas costumbres y estamos dando mensajes equivocados a quienes son los constructores del mañana". Ante lo cual sostuvo que "la familia y la escuela juntas deberían ser las transmisoras de los todos los valores".

La directiva local aseguró que el sector agropecuario ha demostrado muy bien a lo largo de la historia su capacidad de progreso con esfuerzo y espíritu de lucha, adaptándose a las exigencias de los mercados. "Aprovecha siempre los vientos a favor para realizar mejoras e inversiones en pos de aumentar la producción", dijo, y agregó que su dinamismo "incide directamente en la mejora de la calidad de vida, el empleo y el bienestar de toda la sociedad".

Puig analizó que la competitividad de los productos en el mercado internacional y la producción toda, "se ve afectada por el alto costo de producción que tenemos por mantener un estado cuyo tamaño e ineficiencia han sido puntos de mira y reclamo del sector productivo e industrial desde hace décadas". En ese sentido sostuvo que lejos de aprovechar los buenos momentos, "se malgastaron recursos y años de bonanza". Hoy, continuó, "esto nos sumerge en una difícil realidad de la que pocas perspectivas de solución le vemos a problemas tan urgentes", e hizo referencia a tres: la caminería, "no sólo la rural sino toda la infraestructura del país", la salud, "no solo en cuanto a la asistencia en el medio rural sino también al abarrotamiento en el sistema mutual", y la seguridad "no solo el abigeato, que aún no se ha resuelto, sino de la inseguridad en la que estamos todos inmersos".

Alerta.

Otro tópico fue el de los costos, refiriéndose a "la alta carga impositiva, el costo del combustible, baja en los precios de todos nuestros productos, costo de tarifas públicas", los que "inciden negativamente en todos los rubros", ante lo cual dijo, "lo más probable es que se agrave la retracción en la actividad productiva, de la actividad económica y por ende en la oferta laboral".

Aseguró que la actitud como gremial "es y será la de contribuir al diálogo y al aporte entre productores y gobierno", para lo cual aseveró que "nuestras puertas están y estarán siempre abiertas, con la esperanza de construir un país mejor para nuestros hijos y nietos". Pero remarcó que la responsabilidad de instrumentar políticas acordes "es de quienes el pueblo elige para gobernar".

Mabel Puig sostuvo que el país debería ser una gran cabaña donde se trabaja en equipo todos los días del año, sin pausa y con metas a corto y a largo plazo, con decisiones producto de la reflexión y el estudio y nunca producto de improvisaciones, con un horizonte claro de mejora y progreso. "Nuestra mejora genética deberá ser un país agro exportador sustentable económicamente pero también socialmente".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)