Ambos siguen invirtiendo mientras valores mostraron algo de recuperación

Tamberos y la industria creen que lo peor ya pasó en cuanto a precios

Todo tiene vuelta. La sorpresiva suba del precio de la leche en polvo entera (+19,2%), registrada en el primer remate mensual de la láctea neocelandesa Fonterra, le devolvió el alma al cuerpo a los tamberos uruguayos. La suba generó mayor esperanza de que lo peor para la lechería mundial ya pasó.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Apuesta a mejorar la dieta para elevar producción de leche sigue en pie. Foto: Archivo

Los pronósticos poco favorables para los precios de los lácteos no lograron desmoralizar tanto a los tamberos uruguayos y si bien están más cautos, se muestran muy lejos de bajar los brazos y continúan con las inversiones, buscando producir la mayor cantidad de leche posible. Donde sí pegó en 2014, es en algunas industrias (como Ecolat e Indulacsa) que ya venían con otras dificultades.

En 2014 el precio de los lácteos en el mercado mundial mostró una enorme volatilidad, subió fuerte en la primera parte del año pero luego se fueron en picada hacia abajo.

Al comparar el cierre del año con fin de 2013, el precio de los lácteos cayó un 50%.

Los análisis de las consultoras internacionales sobre los precios de los lácteos en el mundo para el año en curso son algo contradictorios. En el mejor de los casos, hay consultoras que hablan de recuperación de valores a partir del segundo semestre; en la otra vereda, otras hablan de que la recuperación llevará un año más. La suba de valores se daría porque la producción de leche en el mundo será menor por diversos factores y, por otro lado, habrá una leve recuperación de la demanda.

Los productores de América del Sur, países de la Unión Europea y Oceanía siguen enfrentando un mercado flojo, porque además de problemas internos (como la sequía en Australia y Nueva Zelanda), sumaron una valorización del dólar estadounidense frente a la devaluación de monedas como el euro o el rublo (Rusia). Esos cambios generan serios problemas en algunos mercados.

Uruguay.

En 2014, la remisión de leche a la industria fue de 2.043.000 litros, muy parecida a la de 2013 (apenas creció 0,1%).

Se exportaron 213.907 toneladas de lácteos por más de US$ 883 millones, según datos del Instituto Nacional de la Leche (Inale). Hubo una baja de 5% en valor y de 12% en volumen comparando los precios con los registrados en 2013.

Actualmente la remisión de leche a planta está en niveles similares comparados con los mismos meses de 2014; es la época del año en que la producción cae porque se "secan" (se corta la producción) las vacas que parirán en el otoño y entrarán a producir nuevamente al circuito productivo.

"Todo el mundo espera que si el precio de los lácteos no cae demasiado, la producción debería ser similar a la del año pasado y si hay algún crecimiento será muy pequeño", aseguró a El País el asesor lechero Daniel Zorrilla, con décadas de experiencia en el sector. La misma visión tienen algunos analistas del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, desde donde más bien se espera una leve caída en la producción de leche de 2015.

El año pasado se quebró la tendencia ascendente en la producción que la lechería uruguaya venía mostrando desde 2008/09, porque en 2014 la producción bajó 1,5% respecto a 2013 (datos oficiales).

Zorrilla asegura que los tambos uruguayos tendrán una ventaja este año: "La producción de forraje será muy importante, porque los cultivos y las praderas están muy buenos y eso compensará la baja de los precios". Podrán hacer mucha comida para continuar mejorando la dieta de las vacas, como lo vienen haciendo desde hace varios años, en la medida que los precios de los granos sean favorables.

De todos modos, el asesor lechero prevé que si la producción de leche llega a caer, "no tendrá retrocesos importantes".

La problemática de baja de valores en el mercado internacional, provocará que haya mayor moderación al momento de invertir en los predios, pero la lechería no para. "No se ve a la gente desmoralizada, ni bajando los brazos", aseguró el entrevistado a El País.

Por otro lado, nadie previó la importante suba de la leche en polvo entera (el principal producto de exportación de Uruguay) en el último remate mensual de la neocelandesa Fonterra. "A veces el mercado sorprende un poco frente a los informes de los analistas", aseguró Zorrilla.

Atractiva.

Ahora, la llegada del grupo francés Lactalis a la lechería uruguaya, ayuda a generar la confianza en que el sector continúa siendo atractivo y su visión se contrapone con la de Ecolat (grupo Gloria), que amenaza con irse del país y deja la quesería, noticia que generó un conflicto sindical que afecta al resto de la industria. Ayer hubo una movilización en Nueva Helvecia de trabajadores y familiares.

La llegada del grupo francés se produce en el marco de una compra global del grupo mexicano La Esmeralda, titular en Uruguay de las dos plantas de la quesera Indulacsa (una en Salto y la otra en Cardona). El negocio global fue por unos US$ 105 millones.

La industria uruguaya instalada tampoco baja los brazos frente a la caída de los precios internacionales y sigue apostando a producir más. En el caso de Conaprole que maneja un plan quinquenal de inversiones por US$ 120 millones, se están priorizando algunas obras, como el fortalecimiento de la producción de leche en polvo con la planta de secado en Villa Rodríguez (San José) y un fortalecimiento del segmento para niños.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)