CRISIS DE LA LECHERÍA

Tamberos de Salto en dificultades y sin salida

La directiva de la Sociedad de Fomento Rural de la Industria Lechera de Salto (Sofril) pedirá una entrevista a los ministros de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre y de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, para plantearle la difícil situación por la que atraviesan.

Tras reunirse ayer con algunos parlamentarios y posteriormente, en la tarde, con la directiva de la Asociación Nacional de Productores de Leche, los tamberos de salto que remiten a Indulacsa — hoy propiedad del grupo francés Lactalis— buscan ser absorbidos por otras empresas y pidieron a la ANPL que haga gestiones ante Conaprole para ver si su producción puede ser dirigida a esa empresa.

Si pasan a remitir a otras empresas, la planta de Indulacsa en Salto cerraría sus puertas, con pérdida de fuentes de empleo importantes a nivel de la industria y por eso quieren concientizar a las autoridades de la magnitud del problema.

Los tamberos de Sofril remarcaron ayer que siguen produciendo por debajo de los costos de producción, pues la empresa le subió algunos centavos, pero el nuevo precio por litro quedó en $ 6,30 por litro. Eso complica bastante las cuentas de los productores.

Fuentes del sector lechero contactadas anoche por El País sostienen que la problemática que enfrentan los productores lecheros de Salto "es de difícil solución", porque no se ve una salida clara. Es más, confían en que las empresas lácteas que han hecho grandes inversiones para captar más leche —aún ante las dificultades del mercado— salgan a pagar un mejor precio y generen competencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)