LECHERÍA BUSCA SOBREVIVIR A CRISIS

Tambos pueden mejorar eficiencia

Asesor CREA dice que Uruguay tiene sistemas productivos competitivos frente a la crisis.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Caerá más la cantidad de vacas en producción y se elevará el litraje por vaca ordeñada. Foto. A. Colmegna

Pensando en que los precios de los lácteos no mantendrán niveles tan bajos como los actuales, pero tampoco volverán a ser tan altos como fueron, el coordinador en Lechería de la Federación Uruguaya de Grupos CREA (Fucrea), Mario Fosatti, consideró que "el gran desafío que tiene por delante la lechería está dado en la eficiencia", en buscar la manera de maximizar la eficiencia de producción con los recursos actuales.

Fosatti consideró que las empresas lecheras "todavía tienen un margen de mejora de la eficiencia dentro de nuestros sistemas, que nos permitiría, con precios mejores que los actuales, mantenernos siendo competitivos y manteniendo la actividad en la mayoría de los establecimientos con resultados buenos".

La crisis de precios que sufren los lácteos, combinada con algunos problemas climáticos hace unos meses, puso en jaque a varias empresas, dejando a los productores con números en rojo en otras y provocando que los tambos se achicaran. Como resultado, una buena cantidad de vacas de menor producción terminaron en las chacinerías.

Fosatti dijo que a su vez, los sistemas de producción de leche uruguayos, comparados con los de otros grandes productores mundiales, "son competitivos".

Es que las pasturas, dependiendo de la empresa lechera, representan entre el 50% y 80% del alimento que reciben las vacas y a su vez, en los sistemas lecheros, existe una buena cultura muy arraigada en la producción de forraje.

Fosatti dijo a El País que "todavía hay un margen de crecimiento en las pasturas que no deja de ser interesante, pienso que todavía tenemos entre 20% y 25%, capaz que en algún caso hasta 30% de posibilidades de mejorar nuestra situación forrajera, sin incremento de costos importantes. Eso ya nos brinda un margen interesante de bajar los costos de alimentación y permite tener una expectativa de mejora".

Sinergías.

Más allá de las pasturas, la otra ventaja es que Uruguay está en una región donde existe una fuerte producción de concentrados —excedentes de la agricultura y subproductos de la producción de alcohol— sobre los que los rumiantes tienen un buen poder de conversión frente a los mono gástricos.

El asesor lechero de Fucrea, consideró que a esa ventaja se agrega que "tenemos otros costos que son relativamente bajos —como la mano de obra— en comparación con la mano de obra de los países desarrollados". Ahora, cuidado, porque la mano de obra no será un factor que se vaya a mantener competitivo por mucho tiempo, la lógica es esperar que el costo se siga incrementado.

El ser fuertes en la producción de pasturas, la base pastoril de los tambos, el contar con buen volumen de concentrados, con mano de obra competitiva y tener algunos puntos clave para presionar una mejora, le hacen pensar a Fosatti que "vamos a seguir siendo competitivos, que vamos a poder mantener el sistema de producción que hemos tenido siempre y que hemos ajustado a las circunstancias —usando más o menos concentrado— en función de lo que sean las relaciones de precios".

"Eso nos hace también adaptables. El nuestro no es un sistema rígido cuando uno lo compara con el de otros países productores de leche y es una gran ventaja", agregó.

Esa "cintura" de los productores uruguayos y sus empresas frente a otros sistemas rígidos como los franceses, estadounidenses u holandeses, les ha permitido sobrevivir aún en momentos en donde se cobró el litro de leche por debajo de los costos de producción.

Tambos CREA.

Como las demás empresas del sector, en estos momentos de crisis, los tambos CREA, también están tratando de bajar los costos, eliminan las vacas que son ineficientes en la producción de leche, evitan pérdidas de concentrado por malos usos y en algunos casos buscan diversificar dedicando áreas de las chacras a semillas o soja. Los tamberos tienen toda la tecnología para plantar granos.

Fosatti reconoce que las empresas de CREA "están asumiendo también algunos riesgos", como lo es el hecho de trabajar con menores niveles de reservas forrajeras y ese es un riesgo importante.

Es que implica que "si tenemos una situación climática atípica, pueden llegar a tener una complicación seria, porque no van a tener reservas forrajeras para enfrentarla", reconoció el asesor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)