NUEVO PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN RURAL DEL URUGUAY

Los toros de Kiyú a US$ 3.331

Comenzó la zafra de primavera. En la Central Hereford, los toros se vendieron ágilmente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Remató Daniel Dutra. Foto: Pablo D. Mestre

La zafra de venta de reproductores empezó bien. Con una tónica de dispersión total y valores satisfactorios.

Ayer, en un colmado local "Roberto Lohigorry Otero" de la Central de la Sociedad Criadores de Hereford en Kiyú, se vendieron los toros de la 40ª Prueba, con un muy buen marco de criadores procedentes de distintas zonas del país.

Como desde el primer remate con negocios a cargo de Daniel Dutra, se dispersó la oferta con un trámite ágil y parejo a lo largo de todo el remate.

El máximo valor fue US$ 6.000 por un mocho de Eduardo Rodríguez Caorsi, que se lo quedó la cabaña, tras picarlo con otros interesados.

El segundo mejor valor fue US$ 5.040 por un mocho de cabaña "Carablanca" de Germán Morixe, adquirido por Federico Rubio.

También destacada fue la venta de un reproductor de Artigas Anselmi, que se lo quedó la propia cabaña tras pagar US$ 4.800.

Y así se desarrolló la subasta con ritmo sostenido y valores parejos, pues el precio más bajo de los 35 toros subastados fue de US$ 2.400.

Reconocimiento.

Previo al comienzo de los negocios, el Dr. Alejandro Costa Irigoyen, presidente de la Sociedad Criadores de Hereford, rindió tributo "a los pioneros de la raza que idearon esta Central que es referencia en el mundo y que ha sabido aggiornarse cada vez que la ciencia así lo exige".

Costa hizo referencia a que estos reproductores que ayer se comercializaron fueron los primeros que se ofrecieron al mercado con datos de Eficiencia de Conversión, "uno de los mejores logros de la ciencia", apuntó.

Promisorio.

Por su parte el martillero Daniel Dutra lo catalogó como un buen remate por su dinamismo y valores parejos. "Si analizamos que no hubo precios de esos que sobresalen y que elevan los promedios, el balance es bueno, pues se dispersó la oferta y los criadores demostraron el ánimo de seguir invirtiendo en genética", dijo Daniel Dutra.

Mencionó que "la zafra se va a ir afirmando a medida que se afiance la primavera".

Como desde hace 40 años remató Dutra.

El primer remate de Kiyú fue en 1977. Se vendieron 69 toros a N$ 7.580 de promedio (US$ 7.920 de hoy haciendo la paramétrica). En esa subasta el máximo valor fue N$ 125.000 (130.640 dólares de hoy) por un toro de la Suc. Leopoldo Amorim.

Al igual que ayer sábado y que en estos 40 años, el martillero fue Daniel Dutra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)