Fuerte apuesta al ovino

Últimos preparativos en campo salteño del SUL

Institución mejoró el predio y compró los primeros ovinos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las ovejas de cría están destetadas y en buen estado. Foto: A. Colmegna

El Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) ya compró las primeras corderas para su nuevo campo de transferencia de tecnología en Salto, con una apuesta fuerte a la capacitación y validación que apuntalen un crecimiento del sector de cara al futuro.

El predio de Salto se suma al Centro Experimental de Cerro Colorado "Dr. Alberto Gallinal", pilar fundamental en el desarrollo de diversas investigaciones en pasturas, genética y en el campo sanitario, pues es donde está instalado el primer compartimento ovino del Uruguay, siguiendo la normativa de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y auditado estrictamente por los servicios veterinarios uruguayos.

El año pasado el presidente del SUL, Alejandro Gambetta, señaló sobre fin de año que la institución hacía una fuerte apuesta al nuevo campo de Salto, adquirido con parte del dinero que se obtuvo tras la venta de la sede que el SUL tenía en los acceso a Montevideo.

"Se mejoraron las instalaciones, se hicieron aguadas, se están haciendo subdivisiones y mejorando en general las instalaciones. Recién en la primera quincena de este mes van a ir los primeros más de mil ovinos", aseguró el jefe de trasnferencia de tecnología del Sul, Adolfo Casaretto a El País.

El veterinario afirmó que los principales objetivos del predio de Salto serán: transferencia de tecnología, capacitación y también como fuente de recursos institucionales. "No se piensa hacer un campo de investigación, pero sí alguna validación de tecnología para el basalto", agregó Casaretto.

Es que la mayor dotación de ovinos está en los suelos de basalto, campos más pobres, donde el ovino expresa todo su potencial productivo, generándole divisas al productor y al Uruguay, tanto con su producción de carne, de lana, como con su rol de complementaridad que tiene en el pastoreo mixto con los vacunos.

Majada.

Mientras tanto, Casaretto confirmó que las majadas se encuentran en muy buen estado y avanzan rumbo a la encarnerada de otoño.

"En general los destetes funcionaron muy bien y las majadas se están recuperando rápidamente. Al productor que tiene un mínimo de vigilancia y atención sobre los problemas podales y controla las cargas parasitarias, le está yendo bien", aseguró el técnico del SUL.

A diferencia de lo que preveían el año pasado los técnicos de la institución, ha sido un verano fácil; En realidad se pensaba que sería lluvioso y los ovinos en climas húmedos tienen problemas.

Casaretto recomendó a los productores "priorizar las corderadas destetadas dándoles pasturas más seguras desde el punto de vista sanitario y desde el punto de vista de calidad".

Por otro lado, "la recría —lo que son borregas y borregos de año— es otra categoría especialmente a cuidar", recordó Casaretto en su diálogo con El País. Las dos recomendaciones del experto son hacer análisis copro parasitarios, para ver la carga de parasitos gastrointestinales antes de que causen signos clínicos y aplicar un plan de control de afecciones podales en el verano, cuando está más seco y es más fácil realizar los tratamientos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)