En Anuga se mantiene firme interés por cortes cárnicos dentro de cuota 481

Uruguay está bien parado en la UE

Una de las ferias alimentarias más importante de la Unión Europea (UE) y la vidriera de la carne para todos los países productores y exportadores al viejo continente, ya está en marcha y se extenderá hasta el miércoles: Anuga (Alemania) 2015.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Unión Europea es un mercado muy importante para las carnes uruguayas.

Uruguay coloca en la Unión Europea carne bovina y ovina desosada y madurada, en el marco de algunas cuotas. Para bovinos tiene la cuota Hilton, correspondiente a ganado engordado y terminado a pasto; en este cupo se colocan 6.300 toneladas anuales. Van los cortes más valiosos de la res: lomo, bife y cuadril.

También se exportan cortes de vacunos jóvenes, pero terminados durante los últimos 100 días en base a una dieta basada en granos por más que hayan cumplido todo el resto del ciclo sobre pasto, en el marco de la cuota cárnica de alta calidad, más conocida como 481. Este cupo surgió en el marco del litigio por la carne con hormonas entre Estados Unidos y la Unión Europea que duró varios años con críticas y boicot comerciales entre ambos países, pero luego se abrió a terceros abastecedores. En este caso van unos 18 cortes que incluyen los más valiosos.

Pero estas no son las únicas cuotas cárnicas dentro del viejo continente a las que apuestan los frigoríficos uruguayos. A su vez, hay una cuota anual de 3.480 toneladas de carne ovina (peso embarque) o 5.800 toneladas (peso carcasa), donde también van desosados lomo, bife y cuadril. En esos casos, el tipo de cortes, la confianza que la industria frigorífica uruguaya tiene como abastecedora con sus proveedores y en menor medida los precios, determinan que la Unión Europea sea uno de los mercados más valiosos.

En esta edición de Anuga el Instituto Nacional de Carnes (INAC) está presente con un stand de 400 metros cuadrados y una delegación de más de 60 personas, entre autoridades, industriales y brokers. Además de las degustaciones con carne bovina que suelen realizarse en el stand de INAC, mañana habrá una especial para los clientes de las carnes uruguayas y al otro día se realizará una cena en uno de los restaurantes de la cadena Block House.

Potencial.

Como todos los años, prácticamente todos los frigoríficos aprovechan Anuga para interactuar con los clientes con los que hacen negocios constantemente. "Vemos un mercado que se mantiene firme para los cortes enfriados, no así para los congelados, donde hay alguna dificultad en algunos destinos. Esas dificultades no son tanto por el volumen, sino por ajuste de precios, principalmente por la fuerza que tomó el dólar", dijo desde Alemania a El País Jorge González, el director de Solís Meat.

González destacó que en la Unión Europea "el interés por cortes dentro de la cuota 481 se sostiene" y agregó que "Uruguay está muy bien posicionado. Se ha logrado mantener un nivel interesante que supera las 10.000 toneladas al año y el mayor éxito ha sido el reconocimiento de los cortes uruguayos en toda la Unión Europea, principalmente en lo que ha sido el aumento de embarques de enfriado dentro de la cuota 481".

A su vez, Gastón Scayola, vicepresidente de Frigorífico "San Jacinto" que también participa en la feria, recordó que septiembre fue "el primer trimestre en que se llenó la cuota o quedó carne esperando para el trimestre que viene".

El industrial recordó que los frigoríficos van a la feria de Anuga con la expectativa de sondear el mercado de primera mano y reforzar los lazos comerciales con sus clientes. "Hoy por hoy, más allá de lo que se vea en la feria, el gran negocio que tiene la industria frigorífica es China", dijo.

Competencia.

Scayola explicó a El País que dentro de la Unión Europea existe una gran producción de carne de cerdo, principalmente en países como Italia y Alemania. Parte de la producción de la Unión Europea se coloca en China, pero "también está aumentando el consumo interno. Eso se está notando desde el año pasado. Al haber un precio interesante para la carne de cerdo y al incrementarse el consumo, es inevitable la competencia con la carne bovina (en lo que son grandes volúmenes)". La cuota Hilton va a otro segmento donde esa competencia no existe.

La industria frigorífica uruguaya también mantiene la expectativa en lo que serán los contactos con los importadores rusos que se vuelcan a Anuga. Rusia fue un mercado importante para Uruguay hace algunos años, hasta que la devaluación del rublo y la caída de los precios del petróleo complicaron los negocios.

A su vez, el director de Solís Meat marcó entre los desafíos el "mantener la cuota 481 más allá de cualquier cambio que puedan darse en el relacionamiento entre Estados Unidos y la Unión Europea". El otro gran desafío, pero en lo interno, "es continuar creciendo en la calidad de la recría, que es lo que hace que se pueda llegar a la Unión Europea con cortes cárnicos de alta calidad dentro de esta cuota".

Scayola también reconoció que "hay que cuidar mucho la cuota 481", porque Estados Unidos "la quiere sólo para ellos" y agregó otro desafío para Uruguay dentro del mercado de la Unión Europea: "seguir insistiendo en los nichos de alto valor, porque comercialmente tenemos que seguir trabajando en los restaurantes, en las cadenas hoteleras y en las cadenas de supermercados de más alto nivel". También en el rubro carne ovina Uruguay enfrenta importantes desafíos en la Unión Europea, aunque antes tiene que dejar abierto Estados Unidos para los ovinos con hueso, trámite que está muy avanzado. En ese sentido, Scayola dijo que "la apertura de Estados Unidos será un empujón fuerte para ir con más ganas a la Unión Europea a pelear el mercado para los cortes con hueso. Entrar en este mercado nos abre una chance espectacular y una vez que se logre el ingreso, atrás está Israel".

No hay que olvidar entre los deberes que tiene Uruguay por hacer, la necesidad de negociar a nivel político aranceles más acordes para las carnes uruguayas. Según un trabajo técnico presentado por la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF) en 2013, Uruguay pagó US$ 224 millones en aranceles en sus exportaciones de carnes. De este monto, es la Unión Europea el mercado donde se pagó más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)