Baja del precio del petróleo crea más incertidumbre

Venezuela aún sigue comprando quesos uruguayos

Pese a la caída drástica de los precios del petróleo y a los costos altos del Uruguay exportador, se están haciendo algunas ventas de quesos a Venezuela, el principal destino en volumen y principalmente en valores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El año pasado el mercado venezolano pagó buenos precios. Foto: AFP

En 2014, Venezuela volvió a marcar su liderazgo como principal importador de productos lácteos, aunque las ventas se trancaron en el mes de septiembre —el mercado fue sustituído por Rusia—, pero los importadores venezolanos retomaron posteriormente los negocios con varias de las empresas lácteas uruguayas.

"Por el momento están saliendo algunos envíos y los negocios van bien, pero vivimos el día a día", aseguró a El País el director de Claldy (Compañía Láctea Agropecuaria de Young), Erwin Bachman. La empresa está habilitada para exportar a los más selectos mercados, como lo son Estados Unidos, México, Brasil, Venezuela y Corea del Sur, entre otros.

Con un mercado internacional que muestra precios en baja y un panorama complicado, Venezuela representa una esperanza para las empresas uruguayas, principalmente las dedicadas fuertemente a la producción de quesos.

"Todo puede pasar este año", destacó el gerente de Claldy. Ahora, más allá de Venezuela, el industrial afirmó que "el resto de los mercados no tolera los precios de la leche que estamos pagando y en ellos se refleja la realidad del mercado internacional", destacó el industrial.

Como principal desafío a nivel industrial, Bachman mencionó la necesidad de bajar los costos, porque "Uruguay se transformó en un país caro".

Es más, recordó que con un petróleo que valía US$ 120 el barril los valores de los commodities estaban bajos y "era Venezuela el que defendía. Ahora con un valor de US$ 50 el barril, ni siquiera van a comprar. La realidad del mercado cambió", remarcó el gerente de Claldy.

Por ahora Venezuela está comprando, "pero si nos tenemos que alinear con los costos internos, no sé para dónde van a disparar", destacó el jerarca en diálogo con El País.

Mostrando que Uruguay está caro y eso complica su competitividad, Bachman destacó que "enviar un contenedor desde Young al Puerto de Montevideo cuesta US$ 930 de flete y enviarlo desde Young a Indonesia, por barco, sale US$ 600". La empresa, en estos momentos está exportando un contenedor y medio por día.

En lo interno también pesa mucho fertilizantes y los fletes, también los vinculados con la recolección de leche en los tambos. "La realidad muestra que Uruguay está quedando fuera del mundo con costos caros", remarcó el gerente de Claldy. "Me gusta producir acá, quiero ser positivo, pero también debo ser realista", aseguró Bachman.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)