EE.UU. PRESIONA MÁS

Venta de biodiésel argentino se complica

La enorme industria exportadora de biodiésel de Argentina depende totalmente del mercado estadounidense y sería devastada si Washington le aplica aranceles antidumping como pidieron la semana pasada productores del biocombustible de Estados Unidos.

Recién el año pasado la industria de Argentina pudo recuperarse luego de que en 2013 la Unión Europea, hasta entonces su principal cliente, le aplicó aranceles por acusaciones de competencia desleal.

La OMC falló dos veces a favor de Argentina, pero el proceso judicial aún continúa y el mercado europeo seguirá cerrado al menos hasta el final del año. Por eso, si Estados Unidos —que absorbe más del 90% del biodiésel que Argentina exporta— le aplica sanciones, el impacto será letal.

"Si aplican una sanción al biodiésel argentino dentro del mercado de Estados Unidos, las exportaciones no van a ser viables. Ya no tenemos alternativas", dijo a Reuters Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno.

Los exportadores de biodiésel de Argentina no reciben subsidios del Gobierno, pero pueden acceder al aceite de soja —el país es el mayor proveedor globa1— a un precio menor al del mercado internacional, ya que la exportación del subproducto está gravada con un impuesto del 27%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)