NEGOCIACIÓN CON EUROPA

Señales para que acuerdo UE-Mercosur no sea "flaco"

Sin avances en temas sensibles, se destacó que se debe cerrar este año.

El vicepresidente de la Comisión Europea rodeado de cancilleres del Mercosur. Foto: Cancillería argentina
El vicepresidente de la Comisión Europea rodeado de cancilleres del Mercosur. Foto: Cancillería argentina

Aunque no hubo grandes avances en la conversación fina del acuerdo y las cuotas de acceso preferencial de productos, el Mercosur y la Unión Europea (UE) culminaron ayer una nueva ronda de negociación en Brasilia con fuertes señales políticas que indican que el tratado comercial entre los bloques podrá firmarse antes de finalizar el 2017.

"Estamos así de cerca (aproximando su índice al pulgar) de tener una nueva asociación y un acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur", dijo el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, en una conferencia en el Palacio de Planalto (sede del gobierno brasileño).

La expresión gráfica usada por Katainen podría representar la conclusión general de la reunión que sostuvo este viernes con el presidente anfitrión Michel Temer y los cancilleres del bloque sudamericano para crear una tan esperada, como demorada, área de libre comercio entre ambas regiones.

El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, dijo a El País que la instancia fue "muy positiva" y se planteó que aunque los dos bloques "tienen sensibilidades, tenemos que buscar el mejor acuerdo posible, porque después de 20 años no podemos quedarnos con la sensación que negociamos y llegamos a un acuerdo flaco".

Es que los bloques comenzaron las negociaciones para tener un acuerdo de asociación y libre comercio en 2000, pero las diferencias políticas se impusieron y cuatro años después se abandonaron las conversaciones, que se retomaron en 2010.

Ahora las partes trabajan contra reloj para hacer un anuncio que selle el pacto, al menos a nivel político, el mes que viene en Buenos Aires durante la reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Previamente, resta otra ronda de negociación en Bruselas donde los actores priva- dos esperan que se afinen las ofertas.

"Terminamos una nueva ronda de negociaciones, que espero sea la última o la penúltima, de manera que podamos tener, y ese es nuestro objetivo tanto optimista como realista, la conclusión de este acuerdo a fin de año", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Aloy-sio Nunes. "Si tuviéramos una señal positiva, como espero de la UE, podríamos acelerar las negociaciones y concluirlas a final de año", añadió. El objetivo de sellar el pacto comercial este año constituiría "una señal extremadamente fuerte para el Mercosur, para la UE y también para el mundo en general", destacó el canciller argentino, Jorge Faurie.

Estas señales políticas, pese a que aún resta afinar el funcionamiento futuro de capítulos sensibles (como las compras gubernamentales, algunos bienes agrícolas y propiedad intelectual) cobran relevancia sobre todo luego de que el mes pasado la UE haya presentado ofertas notoriamente inferiores a las pretensiones del Mercosur en varias áreas. Por ejemplo, una cuota anual de 70.000 toneladas de carne vacuna cuando se aspiraba al 5% del mercado europeo (que serían unas 390.000 toneladas) o 40.000 toneladas de arroz contra las 400.000 pretendidas.

Nin explicó que en las próximas semanas "el Mercosur va a mejorar su propuesta para alcanzar el 90% de la canasta de productos desgravada", enviando una señal positiva hacia Europa, que deberá "hacer alguna otra oferta, sobre todo en los temas más sensibles que son los rubros agrícolas".

Ayer en Bruselas se reunieron de forma informal varios ministros europeos con el foco puesto en la negociación con el Mercosur y la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, manifestó: "El apoyo (a un acuerdo) es muy claro. Por supuesto, hay temas sensibles, sobre todo en el sector agrícola. Tendremos que hacer una oferta final; nos hemos comprometido a concluir el proceso hacia fin de año. Es posible". Sobre esa nueva oferta, Malmström reconoció que la Comisión Europea mantiene "discusiones internas" antes de someterla a la opinión de los países miembros.

Cuotas.

Desde la visión uruguaya, los rubros carne y arroz están entre los primordiales en el marco de la negociación con Europa. Esto significa que la intención de los actores privados es lograr el mayor acceso preferencial posible a los mercados del viejo continente.

Desde Brasilia y tras seguir de cerca las negociaciones de esta semana, el presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz, Alfredo Lago, dijo a El País que "no hubo demasiado movimiento en lo que refiere a las cuotas (de productos) pero se va armando el camino para poder lograr el objetivo de ajustar un poco lo ofrecido por la UE, llegar a algo más ajustado a la realidad de los mercados".

Detalló que Uruguay es el único país del Mercosur que cumple con los requisitos sanitarios para ingresar con arroz a Europa —se exportan 100.000 toneladas anuales— y ampliar la cuota de acceso preferencial permitirá mejorar la rentabilidad de los productores, ya que ahora "vendemos con una alta carga tarifaria, que se queda con parte del beneficio".

Respecto a la carne, el representante de la Federación Rural en el Instituto Nacional de la Carne (INAC), Emilio Mangarelli —que estuvo en Brasilia al inicio de la semana—, señaló que "no hubo una propuesta nueva y los caminos se van a acortando". Igualmente, destacó que los negociadores del bloque regional "saben bien nuestra posición" y se mostró confiado que logren un acuerdo positivo para los intereses del sector. [CON INFORMACIÓN DE EFE Y AFP]

Nin en bilateral con Brasil

Aprovechando la visita a Brasilia y la presencia de la cúpula del gobierno vecino, el canciller uruguayo mantuvo un contacto "muy bueno y cordial" con el presidente brasileño, Michel Temer, y sus ministros. La Cancillería uruguaya informó que en esa instancia "se hizo un amplio repaso de la agenda bilateral, destacándose la reactivación de los mecanismos regulares de trabajo entre ambos países".

Este encuentro "desmiente lo que dicen algunos que Brasil está enojado con nosotros", remarcó Nin Novoa en diálogo con El País. También señaló que se fijará una próxima reunión en Montevideo "en los primeros días de diciembre". Al inicio de esta semana, Brasil levantó las restricciones a la entrada de productos lácteos uruguayos tras casi un mes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)