FINANZAS

Para TuTasa, el Banco Central fue contradictorio

Esto fue en respuesta a un comunicado del BCU de la semana pasada en el que decía que esa plataforma fue “absoluta y exclusiva responsable de los riesgos en que hizo incurrir a los inversores que captó bajo una operativa totalmente irregular”.

Los créditos entre pares. Foto: PxHere
Los créditos entre pares. Foto: PxHere

La plataforma TuTasa -de crédito entre pares (conocido como peer to peer lending)-entiende que el Banco Central (BCU) fue contradictorio, ya que primero no puso observaciones a su forma de operar mediante un fideicomiso de administración y casi un año y medio después le ordenó cesarlo y devolver el dinero a los inversores.

Esto fue en respuesta a un comunicado del BCU de la semana pasada en el que decía que esa plataforma fue “absoluta y exclusiva responsable de los riesgos en que hizo incurrir a los inversores que captó bajo una operativa totalmente irregular”.

Previamente, el CEO de TuTasa, Marcelo Barreneche había dicho a El País que “la resolución pública del BCU” de ordenar el cese del fideicomiso “sin haber coordinado un plan previo con TuTasa, afectó seriamente la operativa y puso en riesgo millones de dólares de cientos de personas”.

Ahora, Barreneche señaló a El País que “antes de comenzar a operar en Uruguay, le escribimos al BCU para consultarte si podíamos operar con un fideicomiso de administración. No nos realizaron observaciones, con lo cual comenzamos a operar”.

Precisamente, una carta del 11 de enero de 2016 del intendente de Regulación Financiera del BCU, José Antonio Licandro le dice a Barreneche que “en tanto se cumplan los supuestos” como que los fondos aportados por los inversores “estarán efectivamente segregados del patrimonio del fiduciario” y que no se emitan títulos, la operativa no encuadra “dentro de ninguna figura actualmente regulada por el Banco Central”.

Incluso, la carta señala que “si bien se trata de una operativa novedosa y hasta el momento desconocida en nuestro medio, de todas formas se encuentra comprendida dentro del perímetro regulatorio de la Superintendencia (de Servicios Financiero), la cual se encuentra actualmente (enero de 2016) analizando sus características”.

Finaliza con que ese organismo “podría dictar regulaciones aplicables a las empresas que operen plataformas de tipo ‘crowdfunding’ o similares”.

En agosto de 2017, el BCU resolvió que la operativa que realizaba la plataforma era intermediación financiera, para lo que requiere una autorización especial, y por ende le ordenó liquidar el fideicomiso y devolver los fondos captados.

“No es lo que nos comunicaron antes de comenzar. Luego, en vez de coordinar ajustes necesarios con TuTasa, decidieron cesar actividad abruptamente, poniendo en riesgo el dinero de cientos de inversores”, criticó Barreneche.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)