inn content para pwc 

"Uruguay se posiciona en la mira de los inversores chinos"

Así lo definió el socio de PWC, Daniel García, en el marco de la cumbre empresarial China-Lac. Señaló la importancia de que las firmas locales busquen nichos con productos de calidad y se complementen para lograr comercializar con el mercado asiático

Daniel García, partner de PwC, señaló la importancia del encuentro empresarial. Foto: A. Colmegna
Daniel García, partner de PwC, señaló la importancia del encuentro empresarial. Foto: A. Colmegna

Promover el negocio entre los países latinoamericanos y China es el principal fin de la cumbre China-Lac, que se desarrolla hasta mañana en Punta del Este. El evento, que reúne a más de 700 empresarios, destacadas autoridades y expertos de China y América Latina, es una oportunidad única para estrechar relaciones.

El experto en asesoramiento tributario y contable de PwC, Daniel García, subrayó la importancia de este tipo de encuentro, que señaló como estratégico para avanzar en un acuerdo de comercio bilateral entre Uruguay y el gigante asiático. Remarcó además que la inversión de ese destino llegará de a poco al país. A continuación un resumen de la charla que tuvo el especialista con El País.

—¿Qué oportunidades ofrece este encuentro para el empresariado lationamericano y, en concreto, el uruguayo?
—Es una oportunidad única, nunca antes tantas empresas y autoridades chinas visitaron Uruguay y vienen con el interés de hacer negocios. Esto quedó claro ya el año pasado cuando participamos con la delegación presidencial del China-Lac que se realizó en la ciudad de Tangshan, pequeña ciudad China de más de 10 millones de habitantes. Hay un gran interés de los empresarios chinos en Latinoamérica en general y en Uruguay en particular, lo cual se vio en la forma en que recibieron a Vázquez (NdR. En esa oportunidad el presidente uruguayo se reunió con el mandatario chino Xi Jinping, instancia en la que se firmó un acuerdo de Asociación Estratégica entre los dos países).

—¿Considera viable que se concrete a futuro el TLC con China? ¿En qué podría ayudar este encuentro a que suceda?
—Hoy éste es un tema claramente de definición política de Uruguay. China ya ha manifestado su decisión de avanzar y hemos firmado el año pasado un acuerdo de Asociación Estratégica. Depende de nosotros decidir si queremos avanzar y definir cómo.

Hay que considerar también, nada más ni nada menos, como Uruguay consiga procesarlo hacia el Mercosur. Y en este sentido es importante mencionar que tanto el status de unión aduanera o mercado común acordado en el tratado de Asunción es compatible con acuerdos bilaterales de cada uno de los socios. También podría plantearse como alternativa redefinir el status del Mercosur (en una zona de libre comercio por ejemplo) o redefinir el status de Uruguay en bloque (estado asociado por ejemplo).

Éste encuentro seguramente nos ayude a todos a dimensionar la importancia de China para nuestro país. El gran desafío que tenemos es generar puestos de trabajo para producir bienes y servicios que sean consumidos por China y en este encuentro tenemos la oportunidad de ver e interactuar para capturar las oportunidades disponibles.

—Uruguay se posiciona como un socio estratégico para el país asiático. ¿Por qué les interesa a los chinos negociar con Uruguay?
—Obviamente que llama la atención que un gigante como China se fije en Uruguay, lo cual no es por el tamaño del mercado naturalmente, pero China con su estrategia de internacionalización -ratificada y potenciada por el reciente Congreso del Partido Comunista- nos ve como un país confiable, estable y previsible, que lo puede ayudar en el acceso a Latinoamérica, un mercado que para China no es muy conocido.

—¿Cómo repercute en el comercio entre ambos países la baja capacidad de producción de las empresas uruguayas?
—El tema de las cantidades de producción es un tema bien interesante: si le pudiéramos vender un dólar a cada chino tendríamos la empresa más grande de Uruguay. Pero el negocio que hay que buscar en China son los nichos con productos de calidad. Cada vez más, China consume calidad y está dispuesta a pagarla, y ese es el partido que tenemos que jugar. Además las empresas locales deberían complementarse y colaborar más, en vez de competir para acceder a este tipo de mercados.

Hay empresas chinas que tienen más de 3,5 millones de empleados, o sea más empleados que los habitantes que tenemos en Uruguay, y están acá hoy en Uruguay. Si bien ese tamaño puede asustarnos y paralizarnos, el desafío que tenemos todos como país es aprovechar estas oportunidades.

Al mismo tiempo, este año Uruguay es el principal exportador de carne a China y si bien puede haber otros factores que explican esto, es una muestra de que el tamaño no es necesariamente lo más importante.

—¿Cómo hace hoy Uruguay para competir con países como Nueva Zelanda o Australia, que tienen beneficios arancelarios con China y, por ende, se vuelven más competitivos?
—Estamos en clara desventaja, porque otros países ya tienen acuerdos con China. Por ahora el efecto no es tan importante gracias a que la demanda China sigue subiendo, pero mirando el mediano plazo podemos tener complicaciones para seguir colocando productos en China.

—En la actualidad, China es el principal socio comercial de Uruguay. Más allá del mero intercambio de bienes, ¿cómo se puede captar inversión del país asiático?
—Con encuentros como éste sin duda, así como con la visita del Presidente Vázquez el año pasado.

Uruguay no siempre es conocido en el exterior y esa es una tarea permanente que tenemos como país chico, tanto desde el sector público como desde el sector privado.

China ha hecho importantes inversiones en Latinoamérica, en particular en Brasil, aunque no tantas en Uruguay, pero tenemos expectativas que eso cambie en el corto plazo. Este año hubo visitas de varias delegaciones de empresas y autoridades chinas que estuvieron en Uruguay reuniéndose con privados y el Gobierno.

De hecho, hay empresas chinas que estuvieron en las presentaciones que hizo el Gobierno del proyecto del ferrocarril central el mes pasado. China tiene las empresas más grandes del mundo en infraestructura y construcción y, que esas empresas muestren interés en Uruguay, es una muy buena señal que debemos aprovechar.

Los procesos de decisión pueden ser a veces lentos, pero Uruguay está en la mira. Y como dice uno de los tantos proverbios chinos: “No tengas miedo de los cambios lentos, ten miedo de permanecer inmóvil”.

—¿Cómo se deben encarar las negociaciones con un gigante asiático? ¿Qué aspectos hay que tener en cuenta al momento de hacerlo?
—Creo que Uruguay tiene mucho para ganar, si sabemos aprovechar la oportunidad que este gigante asiático nos está dando con la Asociación Estratégica y la oferta de un TLC u otro tipo de acuerdos. Si bien podría haber sectores más sensibles estos se pueden proteger y darles tiempo de adaptación, pero no hacer nada, es el riesgo más alto y lo que genera el mayor costo de oportunidad.

—PwC es sponsor del evento. ¿Por qué es importante para la firma estar presente?
—PwC es una firma global y con una fuerte presencia regional, y este tipo de actividades de promoción de la región y del país son parte de nuestra estrategia. Por eso acompañamos desde siempre las actividades de promoción del país, en este caso a Uruguay XXI, para colaborar e incidir en la generación de nuevos negocios e inversiones. En este caso además al tratarse de un evento regional estarán participando integrantes de nuestra firma de varios países de Latinoamérica, además de Uruguay.

perfil 

Daniel García, partner de PwC

Es contador Público, egresado de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Universidad de la República. Tiene una experiencia de más de 30 años en PwC, liderando los servicios de: International Tax, Precios de Transferencia, Forestal, Capital Projects e Infraestructura y e-services. En su rol, ha participado en la negociación con la autoridad fiscal uruguaya del primer Acuerdo de Precios de Transferencia (APA) en Sudamérica y actuado como asesor de inversores privados en grandes proyectos industriales (Botnia, Portucel, Montes del Plata, Weyerhauser y UPM, entre otros).
Asimismo, ha tenido actividad docente por más de 25 años en la Universidad de la República, en la Universidad de Montevideo y en la Universidad Católica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos