SEGÚN ENCUESTA ANUAL A CEO DE PWC

Las amenazas, prioridades y expectativas de ingresos que prevén los líderes uruguayos

La consultora PwC publicó la edición 24 de la Encuesta Mundial Anual a CEO en la que indaga sobre las perspectivas de los líderes ejecutivos a nivel mundial y en Uruguay. 

Empresarios trabajando en una oficina. Foto: Shutterstock
Empresarios a nivel global y en Uruguay coinciden en que la pandemia es la principal amenaza para el crecimiento de sus organizaciones. Foto: Shutterstock

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El 39% de los directores ejecutivos (CEO) de Uruguay afirma estar muy seguro de que los ingresos de su empresa van a aumentar en los próximos 12 meses, mientras que el 35% prevé que se mantendrán iguales y un 9% espera que bajen. Este resultado refleja que el optimismo uruguayo sobre el crecimiento de los ingresos de su organización supera la media, dado que a nivel global un 36% afirma que los ingresos crecerán.

Además, los CEO proyectan un crecimiento económico global pero no sostienen ese mismo entusiasmo a la interna de sus propias organizaciones, hecho que se explica principalmente por la amenaza que significa la pandemia del COVID-19 y la situación actual de desempleo a nivel local.

Los datos surgen de la edición número 24 de la Encuesta Mundial Anual a CEO —a la que accedió El País— realizada por la consultora PwC entre enero y febrero de este año que analiza la opinión de 5.050 directores ejecutivos de todo el mundo, incluido Uruguay, en relación a cómo se reinventan las empresas tras el impacto de la crisis sanitaria, en qué áreas planean invertir y cuáles perciben como las principales amenazas, entre otros aspectos.

La mayor preocupación de los líderes uruguayos y mundiales para el crecimiento económico es la pandemia, aunque este porcentaje es mayor a nivel local.

Las cinco principales amenazas que visualizan los directores ejecutivos uruguayos son la pandemia y otras crisis sanitarias en un 68%, el desempleo en un 54%, seguido del crecimiento económico incierto en un 47%, la disminución del bienestar de la fuerza laboral en un 45% y la sobrerregulación en un 45%.

Tanto para los CEO a nivel local como para los líderes globales, la principal preocupación para el crecimiento económico es la pandemia, aunque este porcentaje es mayor en el caso uruguayo, en un 68% frente a un 52% a nivel mundial.

A excepción de la crisis sanitaria, a nivel global el podio de preocupaciones para los ejecutivos difiere en parte de las respuestas de los uruguayos, dado que los líderes mundiales ven como segunda preocupación las amenazas cibernéticas, en tercer lugar la sobrerregulación (en Uruguay esta ocupa el quinto lugar), la incertidumbre regulatoria y el crecimiento económico incierto en la quinta posición.

Según afirmó el estudio de PwC, en lo que refiere a los países vecinos “la principal preocupación en Argentina es la incertidumbre regulatoria (84% de respuestas), mientras que en Brasil es la incertidumbre respecto a la política fiscal (56%)”.

Empresarios caminando por la calle. Foto: Archivo El País
A los CEO uruguayos les preocupa el bienestar de sus colaboradores. Foto: Archivo El País

Otra “diferencia sustancial” en las amenazas percibidas por los CEO de Uruguay y las que visualizan los ejecutivos globales refiere al bienestar de los colaboradores de la organización. Es que mientras que a nivel local un 45% de los líderes están preocupados por la disminución del bienestar de la fuerza laboral, esta amenaza se ubicó en la última posición en el top 20 de preocupaciones mundiales, con un 22% de las respuestas.

“Además, este punto no se menciona dentro de las primeras cinco amenazas para el crecimiento en ningún otro país ni región” pero sí en Uruguay, indicó el informe de PwC.

¿Cuál es la explicación detrás de esto? Según indicó en diálogo con El País la directora de Consultoría de Negocios de PwC Uruguay, Rossana Grosso, “el dato llamó la atención” y explicó que “con seguridad esta preocupación es tan fuerte por la disminución del bienestar que implicó la pandemia”.

La diferencia entre Uruguay y la respuesta global “hay que investigarla, pero puede estar explicada porque en el caso uruguayo las amenazas cibernéticas y otras preocupaciones como la incertidumbre regulatoria son bajas, mientras que en otros países están en primer lugar”, señaló la ejecutiva.

El 44% de los líderes uruguayos proyecta aumentar moderadamente las inversiones en la transformación digital de su empresa. El 38% planea hacerlo de forma significativa.

El concepto del bienestar “es muy amplio porque no solo se refiere a la salud del colaborador desde el punto de vista físico sino también emocional, no solo el bienestar en el lugar de trabajo sino también en el ámbito familiar. Antes se medía el clima organizacional y cómo se sentían los colaboradores dentro de la organización, esta es una visión más integral que se preocupa por la persona en todos los aspectos de su vida”, explicó Grosso.

INVERSIONES. Tres de cada cuatro líderes ejecutivos uruguayos prevén invertir en iniciativas asociadas a lograr una mejor eficiencia de costos para impulsar su crecimiento. El 44% proyecta aumentar moderadamente las inversiones en la transformación digital de su empresa, mientras que el 38% planea hacerlo de forma significativa. El 52% prevé un aumento moderado de las inversiones para lograr eficiencias de costos en forma moderada y un 21% espera hacerlo de forma significativa.

En tanto, un 40% planifica aumentar moderadamente su inversión en ciberseguridad y privacidad de datos y 21% prevé hacerlo de forma significativa. El 38% proyecta aumentar la inversión en desarrollo de liderazgo y talento en forma moderada y el 19% en forma significativa. Por último, el 46% planifica aumentar de forma moderada la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D), mientras que solo un 6% prevé hacerlo de manera significativa.

“Si bien ya se venía hablando de la transformación digital, la pandemia actuó como una gran aceleradora e impulsora de la necesidad por parte de las empresas de realizar esa transformación”, indicó Grosso. Además, señaló que las organizaciones uruguayas, principalmente las que pudieron hacer trabajo a distancia “se dieron cuenta de que funciona y que el camino es por ahí”, concluyó Grosso.

TEMA PENDIENTE

El cambio climático y el daño ambiental en las empresas uruguayas

El cambio climático y el daño ambiental son dos temas que no se abordan con urgencia por parte de los líderes ejecutivos, ni a nivel global ni en el caso de Uruguay. Al ser consultados respecto de si en las actividades estratégicas de gestión de riesgos de la empresa se tiene en cuenta de manera explícita el cambio climático y el daño ambiental, solo el 40% de los CEO del mundo lo incorporó a su estrategia de gestión de riesgos, mientras que en Uruguay solo lo hizo el 33%. “Es un porcentaje bajo”, indicó Grosso.

prioridad

Los líderes uruguayos aspiran a que el empleo sea la prioridad del gobierno nacional

Los ejecutivos uruguayos esperan que el empleo sea la prioridad del gobierno. En esta línea, un 80% afirma que la prioridad de las autoridades debería ser impulsar una fuerza laboral capacitada, que se adapte y que posea habilidades clave, mientras que un 61% aspira a que la prioridad del gobierno sea generar altos niveles de empleo.

En tercer lugar los líderes afirmaron que la prioridad debería ser tener un sistema fiscal eficaz en un 41% y en cuarto lugar afirmaron que debería ser la infraestructura física y digital apropiada en un 35%.

De acuerdo a la encuesta de PwC, durante el año 2020, las empresas uruguayas redujeron su personal, pero los líderes proyectan crecimiento para el corto y mediano plazo. Sobre este punto, “si bien debido a la pandemia un 38% de los ejecutivos uruguayos redujo su personal en 2020, se proyecta una mejora para el futuro: un 34% espera aumentar su plantilla en los próximos 12 meses y un 52% en los próximos tres años.

Estas expectativas, aunque son más moderadas, acompañan la tendencia internacional (44% para los siguientes 12 meses y 67% para los próximos tres años)”, añadió el informe.

La expectativa de cantidad de personal para los próximos 12 meses señalan que el 34% de los empresarios prevé un aumento significativo/moderado, el 45% proyecta que se mantendrá igual, mientras que el 21% piensa que se dará una disminución significativa/moderada.

“Cuando se hizo la encuesta en Uruguay, entre enero y febrero, realmente había una expectativa significativa de que aumentara el empleo porque la situación sanitaria en el país era mejor que la actual. Creo que si hicieras las preguntas ahora, esa expectativa de cantidad de personal que aumentaría en los próximos 12 meses seguramente sería un poquito menor que ese 34%. La expectativa a tres años probablemente sea la misma”, explicó Grosso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados