NEGOCIOS

Apple se agarra a los servicios para sobreponerse a los problemas del iPhone

La caída en las ventas del teléfono y producto estrella de la compañía tecnológica llegó a casi 15% en los últimos nueve meses se compensa con el desempeño a nivel del App Store y los servicios de suscripción, que alcanzaron un "máximo histórico" 

Los nuevos Iphones de Apple. Foto: AFP
Los teléfonos significaron ingresos por US$ 109.019 millones para el gigante tecnológico.

La nueva estrategia de Apple empieza a dar frutos, con un crecimiento de los servicios durante los últimos nueves meses que sirvió para compensar parcialmente los problemas del iPhone, cuyas ventas siguen a la baja, según los resultados financieros publicados el pasado martes por la firma.

La empresa con sede en Cupertino (California, EE.UU.) obtuvo entre octubre y junio unos beneficios netos de US$ 41.570 millones, lo que supone una caída del 8,45 % con respecto al mismo período del año pasado, mientras que la facturación bajó a un ritmo menor, al pasar de US$ 202.695 millones a US$ 196.134 millones.

Durante este mismo tiempo, los accionistas de Apple ganaron US$ 8,92 por título, frente a los US$ 9,07 de beneficios en el mismo período del ejercicio fiscal 2018.

Pese a estas bajadas, desde la empresa pusieron el foco en la buena marcha de los servicios, especialmente en el último trimestre fiscal (de abril a junio), en el que este segmento de negocio, que incluye desde la App Store hasta los servicios por suscripción, creció un 12,64 % interanual hasta alcanzar los US$ 11.455 millones, un "máximo histórico" según la firma.

A principios de año, y tras haber visto cómo en 2018 empezaban a cumplirse los vaticinios que durante años habían alertado de que el mercado mundial de teléfonos móviles había llegado a la saturación, Apple anunció un cambio de rumbo en su estrategia, que a partir de entonces se centraría en los servicios.

El buen ritmo de crecimiento en este sector, sin embargo, todavía no permite compensar del todo la bajada en ventas del iPhone, por el cual la compañía ingresó en los últimos nueves meses un 14,92 % menos que durante el mismo período de su pasado ejercicio fiscal.

Aun así, los US$ 109.019 millones que la firma facturó por ventas del teléfono inteligente siguen siendo más de la mitad del total de US$ 196.134 millones ingresados, lo que hace que su influencia sobre el conjunto de los resultados sea determinante.

Al margen del iPhone, durante los pasados nueve meses Apple incrementó los ingresos por la venta de otros productos de hardware como su tabletas iPad (subida del 15,47 %), ordenadores Mac (incremento del 5 %) y otros productos como el reloj Apple Watch y el asistente virtual para el hogar Home (más 36,5 %).

Apple China
La desaceleración de la economía china y las tensiones comerciales del país asiático con EE.UU. han lastrado el crecimiento de Apple. 

Otro motivo de esperanza para la firma fue que la caída de las ventas en la "Gran China" (término que incluye Taiwán) parece haberse ralentizado en el último trimestre, durante el cual solo han caído un 4,1 % interanual, frente a las bajadas en picado experimentadas a principios de año.

La "Gran China" representa para el fabricante del iPhone un mercado casi tan grande como toda Europa y, hasta hace poco, era una de sus áreas de mayor crecimiento, algo que cambió en 2018 tanto por la presión de sus competidores en el país asiático (con modelos de calidad más baratos) como por la ralentización de la economía china y la tensión comercial con EE.UU.

"Estos resultados son prometedores en todos nuestros segmentos geográficos y tenemos confianza en lo que vendrá en el futuro. El balance para 2019 será el de un período ilusionante, con grandes lanzamientos en todas nuestras plataformas, nuevos servicios y varios nuevos productos", indicó al presentar las cuentas el consejero delegado de la compañía, Tim Cook.

Cook también fijó la fecha de salida al mercado de la Apple Card para agosto, una tarjeta de crédito con una versión tanto física como digital que no cobrará comisiones de ningún tipo anunciada en marzo pasado y creada en colaboración con el banco de inversión Goldman Sachs, uno de los mayores del mundo.

Los resultados de Apple fueron mejores de lo vaticinado por los analistas, lo que hizo que sus acciones fuesen recompensadas en Wall Street y subiesen un 4,18 % hasta los US$ 217,58 por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados