FINANZAS

Bancos adoptan nuevos principios climáticos que podrían afectar a los combustibles fósiles

Cientotreinta bancos se unieron al nuevo marco, que busca generar acciones para evitar un calentamiento global catastrófico, lo cual podría afectar el financiamiento para el petróleo, gas y carbón

Deutsche Bank. Foto: Reuters
Deutsche Bank está entre los 130 bancos que se unieron al nuevo marco en vísperas de la cumbre de Naciones Unidas en Nueva York. Foto: Reuters

Bancos con más de 47 billones de dólares en activos, o un tercio de la industria mundial, adoptaron ayer los nuevos principios de "banca responsable" respaldados por la ONU para combatir el cambio climático, lo que podría alejar sus libros de préstamos de la industria de los combustibles fósiles.

Deutsche Bank, Citigroup y Barclays están entre los 130 bancos que se unieron al nuevo marco en vísperas de la cumbre de Naciones Unidas en Nueva York, que apunta a presionar a los gobiernos y las compañías a actuar rápidamente para evitar un calentamiento global catastrófico.

"Estos principios significan que los bancos tienen que considerar el impacto de sus préstamos sobre la sociedad, no solo sobre sus carteras", dijo a Reuters Simone Dettling, representante líder de los bancos en la Iniciativa Financiera del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Bajo presión de los inversores, reguladores y activistas del clima, algunos de los grandes bancos han reconocido el rol que los prestamistas necesitan desempeñar en una transición rápida a una economía baja en carbono.

El financiamiento para el petróleo, gas y carbón ha sido objeto de un particular escrutinio a medida que científicos climáticos han intensificado sus pedidos para cambiar la fuerte dependencia de la economía mundial en combustibles fósiles para evitar un calentamiento desastroso.

Los mayores defensores de los principios dicen que las normas alentarán a los bancos a desviar sus portafolios de préstamos de los activos intensivos en carbono y redirigir capital a industrias más ecológicas.

Los críticos, en tanto, argumentan que los bancos deberían ir más allá al comprometerse explícitamente a eliminar paulatinamente el financiamiento a proyectos ligados a combustibles fósiles y agronegocios que generan deforestación en la Amazonía, el sudeste asiático y otras regiones.

Otros bancos que se unieron a los principios (una iniciativa que es voluntaria) incluyen a BBVA, Danske Bank, ABN Amro, BNP Paribas, Commerzbank, Lloyds Banking Group y Societe Generale, según un comunicado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados