negocios

Bolsonaro avalará la fusión de brasileña Embraer y estadounidense Boeing

El presidente electo de Brasil afirmó el jueves que avalará la fusión entre el fabricante brasileño de aviones y la compañía estadounidense, anunciada en julio pasado pero que depende de la aprobación del Gobierno.

Bolsonaro. Sus posiciones nacionalistas habían sembrado dudas respecto a la concreción de la fusión.
Bolsonaro. Sus posiciones nacionalistas habían sembrado dudas respecto a la concreción de la fusión tras resultar electo presidente.

"La fusión de Embraer y Boeing continuará. Voy a avalarla", aseguró el presidente electo en su primera rueda de prensa tras los comicios del pasado domingo.

El acuerdo aún está en negociación entre ambas partes y dependerá de la aprobación de diferentes reguladores y del propio Gobierno brasileño, que se reservó el derecho a una "acción de oro" en la compañía y el poder de vetar cualquier negocio cuando privatizó Embraer en la década de 1990.

Pese a que el actual presidente brasileño, Michel Temer, es partidario de la fusión, el proceso había quedado en duda debido a las posiciones nacionalistas que Bolsonaro ha manifestado durante su carrera como parlamentario.

Por esa razón, el propio ministro de Defensa de Brasil, general Joaquim Silva e Luna, dijo hace dos meses que esperaba que los dos fabricantes aguardaran hasta después de las elecciones presidenciales para proseguir sus negociaciones.

La empresa que resultará de la fusión está valorada en US$ 4.750 millones. El control de la firma corresponderá a Boeing

Boeing y Embraer anunciaron en julio pasado la creación de una tercera compañía en el segmento de la aviación comercial, valorada en US$ 4.750 millones y que estará controlada por el gigante estadounidense.

Según los dos fabricantes aeronáuticos, Boeing asumirá la fabricación de aviones comerciales de la aeronáutica brasileña, que hoy es el tercer mayor fabricante de aviones del mundo y líder en el segmento de aeronaves para vuelos regionales.

Boeing será titular del 80 % del capital de la compañía, por el que deberá pagar US$ 3.800 millones a la fabricante brasileña, mientras que Embraer poseerá el 20 % restante.

El ministro de Defensa ha aclarado que, pese a que aún no conoce todos los detalles del acuerdo, el negocio "no compromete los proyectos de defensa del país" debido a que se limita a la fabricación de aviones civiles y no militares.

El acuerdo también prevé la creación de otra empresa, totalmente brasileña, que asumirá el desarrollo de proyectos de defensa que interesan a las Fuerzas Armadas.

Embraer es considerada estratégica para las Fuerzas Armadas de Brasil por ser su socia en proyectos como el de la construcción de un carguero militar y el de desarrollo y lanzamiento de satélites.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)