INN CONTENT PARA LA CAJA DE PROFESIONALES

La Caja Profesional plantea reforma para proyectarse hacia el futuro

La propuesta es el resultado de más de 3 años de trabajo, alcanzada con el amplio consenso de los profesionales. Es una reforma “posible, financiable y realizable”.

Caja de Profesionales
El proyecto de reforma no impacta sobre los actuales jubilados ni sobre los activos que ya tienen configurada su causal jubilatoria.

Luego de más de tres años de trabajo, en base a los insumos provistos por la Comisión de Marco Legal integrada por miembros del Directorio y de la Comisión Asesora y de Contralor, titulares y suplentes, la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios (Cjppu) presentó al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) como también a la Comisión de Expertos en Seguridad Social (CESS) su proyecto de reforma del marco legal, con el que busca asegurar la viabilidad del subsistema que da cobertura a los profesionales universitarios.

Es que desde el año 2014 la caja tiene balances operativos negativos, es decir que los ingresos no alcanzan para cubrir las prestaciones brindadas (jubilaciones, pensiones, subsidios, dispositivos médicos, entre otras).

¿Cómo ha hecho la caja para pagar hasta el momento? Ha utilizado sus inversiones financieras, las cuales han alcanzado una rentabilidad igual o mayor que las que han tenido las Afaps en el último año.

Según explicó el presidente de la Cjppu, Gonzalo Deleón, “esa rentabilidad ha permitido pagar y va a seguir permitiendo pagar” las prestaciones, pero advirtió que “el balance negativo de la caja es cada vez más importante”.

¿Por qué la caja llegó a esta situación? Porque al igual que en todo el mundo y en otros subsistemas de nuestro país, la Cjppu enfrenta transiciones demográficas, tales como el aumento de la expectativa de vida y la feminización del colectivo, y en el mercado laboral, en el que se da una mayor relación de dependencia de los profesionales y menor ejercicio liberal de la profesión. La expectativa de vida ha aumentado considerablemente desde 1954 y lo sigue haciendo.

La caja “es un instituto exitoso que viene desde 1954. La última reforma de su marco legal en aspectos puntuales tuvo lugar en el año 2004, pero no ha habido una posterior reforma del sistema que lo adecue a la nueva realidad”, explicó Deleón.

Gonzalo Deleón: "Nada va a sustentar la caja a largo plazo sin altibajos, salvo una reforma de su marco legal"

De acuerdo con el presidente de la caja, la reforma no solo es necesaria, sino que además es realizable y autofinanciable. Además, destacó que el proyecto tiene “un amplio consenso” dado que contó con el apoyo de los representantes de los profesionales en la Cjppu que resultaron electos en el 2017, y porque fue aprobado por unanimidad en la comisión de marco legal de la institución.

“Esta reforma no recorta derechos, asegura la sustentabilidad de la caja, y mejora prestaciones en activos al tiempo que topea los salarios de los miembros del Directorio”, aseguró el presidente y agregó que “con mejoras de la gestión no es suficiente. Nada va a sustentar la caja a largo plazo sin altibajos, salvo una reforma de su marco legal”, dijo.

Polémica por el nombre Fañch. Foto: Pixabay
La principal modificación que se introduce en el régimen, en caso de aprobarse el proyecto, es el aumento en la edad mínima de la jubilación. Foto: Pixabay

LOS CAMBIOS. La reforma no afecta ni a los actuales jubilados ni a los afiliados activos que tengan una causal jubilatoria configurada.

La principal modificación que se introduce en el régimen, en caso de aprobarse el proyecto, es el aumento en la edad mínima de la jubilación, que pasaría de 60 a 65 años, contemplando una transición, manteniéndose la exigencia de que el profesional tenga 30 años de aportes.

La tasa de reemplazo continúa siendo la actual (50%), y tanto la bonificación por años de servicio adicionales, como la bonificación por edad a partir de los 65 años, siguen las reglas actualmente vigentes.

Tanto para el aumento de la edad de jubilación, como para el aumento del cálculo de promedios de sueldos fictos, están previstos procesos de transición.

Además, aumentaría gradualmente la cantidad de años considerados para el cálculo de la jubilación, de tres a 12 años. Según Deleón, esto responde a un “motivo de justicia”. Es que los regímenes previsionales brindan prestaciones de acuerdo con lo aportado, y en otros regímenes a nivel mundial se calcula a partir de toda la trayectoria.

“Entonces no era lógico que nosotros tomáramos solamente los últimos tres años porque el retiro tiene que reflejar la carrera de categorías que hizo la persona”, explicó Deleón.

¿Qué es lo que ocurre en la caja hoy? Una persona que hace ocho o nueve años que está en categoría 10 se jubila con la misma cantidad de dinero que otra persona que sólo estuvo tres años en la misma categoría, pero aportando menos.

“Eso es injusto porque el que estuvo ocho o nueve años en categoría 10 aportó bastante más, por eso este proyecto pone énfasis en la equidad”, explicó Deleón. Tanto para el aumento de la edad de jubilación, como para el aumento del cálculo de promedios de sueldos fictos, están previstos procesos de transición.

amplio consenso

"Hay que hacer los cambios a tiempo"

“Somos optimistas en que el proyecto será tenido en cuenta a la hora de las decisiones por el consenso que tiene detrás. Nuestra caja es viable si hacemos los cambios a tiempo. Se habla de que puede ser un costo político implantar la idea de una reforma, pero creo que el costo político que no se debería pagar es dejar que el sistema se caiga”, manifestó el presidente de la caja, Gonzalo Deleón.

¿Cómo será esa transición en el aumento de la edad de jubilación? Lo que plantea el proyecto en un sistema de puntos en el que se sumará la edad más los años de aporte, si eso da 90 o más puntos, la persona quedará incluida en el régimen actual con las condiciones que rigen hasta este momento.

“Lo que se quiso es darle peso a los años de aporte para jerarquizar y premiar a aquellos que tienen más cantidad de años de aporte”, manifestó Deleón. Es decir que con 89 puntos la persona se jubila a los 61 años, con 88 a los 62, con 87 a los 63, con 86 a los 64, y con 85 a los 65.

“El periodo de transición es corto porque esto se tuvo que haber hecho en 2012- 2013, pero períodos de transiciones más largos implicaría perder financieramente el impacto que este proyecto tendría en la viabilidad de la caja”, argumentó el presidente.

Otro cambio que plantea la reforma es el aumento en el subsidio por maternidad que hoy es del 43% y pasaría al 100% del sueldo ficto.

La transición en cuanto al cambio en el cálculo de promedios de sueldos fictos implica que los que tengan 90 puntos, su jubilan en base a tres años. Para los que tengan menos de noventa puntos, pasaría de tres a seis años y eso se mantendría así durante los próximos tres años. Posteriormente, pasaría de seis a nueve años, también con una duración de tres años, y luego sí se empezaría con los 12 años.

Otros cambios del proyecto implican un aumento en el subsidio por maternidad que hoy es del 43% y pasaría al 100% del sueldo ficto en la categoría que esté la profesional, además se la habilita a que pueda trabajar mientras cobra dicho beneficio.

Por otra parte, se mejoran los montos de subsidios por incapacidad, que pasarían también del 43% actual al 100%.

“La caja no debe ser solamente un sistema de retiro, debe ser un sistema de protección al profesional en actividad”, manifestó Deleón.

Gonzalo Deleón: "“esta reforma se tuvo que haber hecho antes”, como eso no ocurrió “se perdió la oportunidad" de que se discutiera la reforma de la caja de profesionales en forma aislada.

En caso de aprobarse, el proyecto también establece que quienes se reciban a partir de la reforma, van a pasar a tener una escala de 15 categorías (actualmente tiene 10), con el objetivo de que los saltos entre categorías sean más chicos y así los profesionales más jóvenes los puedan dar con menores dificultades.

Los sueldos del Directorio de la Cjppu también se verán modificados en caso de aprobarse el proyecto en el cual se estableció que no podrán superar el ficto correspondiente a la categoría 10, lo que implicaría una reducción del 22% en los salarios de los directores.

"HOY ES SOLO UNA PROPUESTA". El presidente de la caja explicó que el proyecto presentado “hoy es solo una propuesta, y un insumo para la CESS que estudia la reforma general de la seguridad social.

De acuerdo con Deleón “esta reforma se tuvo que haber hecho antes” y explicó que como eso no ocurrió “se perdió la oportunidad" de que se discutiera la reforma de la caja de profesionales en forma aislada.

“Hoy para bien o para mal estamos en una discusión de todo el sistema en general y si bien se ha comenzado a hablar de la convergencia de los sistemas y de ir hacia un sistema único, esto puede tener brutales complejidades si se hace de golpe”, explicó Deleón.

“Nosotros nos resistimos tanto a ser absorbidos por el BPS, como a que se nos quiten los ingresos indirectos que recibe la caja, que se explicitan en el Artículo 71 de la Ley 17.738” (que representan el 33% de sus ingresos y que forman parte del diseño original del instituto), añadió el jerarca.

El proyecto “no plantea financiamiento con paratributos adicionales, sino que busca la sustentabilidad a partir de ajustes de su propio colectivo. Queremos defender la autonomía de la caja que históricamente ha tenido y la defensa de los derechos adquiridos de todos los profesionales”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados