ESPÍRITU EMPRENDEDOR

La otra cara del 2020: nuevas oportunidades para los emprendedores

Desde récord de propuestas a "nichos" sin explotar. La crisis económica y la emergencia sanitaria del 2020 despertaron oportunidades para los emprendedores, según expertos del sector.  

Emprender economía y mercado

“Cuando todo parezca estar en contra, recuerda que los aviones despegan con el viento en contra, no a favor”, es una frase atribuida a Henry Ford y es utilizada habitualmente en el ámbito emprendedor. Es que, por muy cliché que parezca la cita, el 2020 fue un año de oportunidades para el sector emprendedor y, según expertos, aumentó la demanda de propuestas emprendedoras pretendiendo “despegar”.

“El año pasado aumentó muchísimo la demanda de los instrumentos, tuvimos récord de postulaciones. Indica que la gente tenía proyectos y propuestas, que veían emprender como una opción. Ahora por las consultas, sabemos que hay gente que está interesada o que está emprendiendo. Algunos van a ser emprendimientos de corte dinámico, pero muchos van a ser emprendimientos por necesidad, porque el mercado laboral no está respondiendo de la mejor manera”, explicó Amalia Quirici, gerente de Emprendimientos de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE).

En 2020, ANDE aportó $ 31.775.000 a 41 emprendimientos ($ 775.000 por emprendimiento), a través de su programa Semilla. De estos, los rubros más representados son la industria manufacturera con 20 emprendimientos y seis de actividades artísticas, de entretenimiento y recreativas.

Según la gerente de emprendimientos, el mayor cambio es que desde el inicio “piensan en algo digital. Ha cambiado la lógica de la llegada del cliente, el pensar en que voy a ir al cliente y este debe encontrarme de cualquier forma”.

Semilla es un programa que está dirigido a nuevos emprendimientos con un perfil de crecimiento dinámico. Es decir, emprendimientos que tengan una posibilidad de crecer más allá de la media del sector al que integran.

Quirici agregó que, “para los otros emprendimientos, estamos planeando un evento y unos contenidos que se irán entregando, para que las personas puedan fortalecer su emprendimiento y lo puedan hacer crecer. Cuando hay una crisis, mucha gente ve peligrar su trabajo, ve el emprender como una forma de generarse empleo”.

A su vez, la fundadora del Programa Sembrando, Lorena Ponce de León, opinó que “hay organizaciones con mucha experiencia y con mucho tiempo invertido en este área. Veo un sistema fuerte de organizaciones que se dedican a los emprendedores. Hay que saber dónde llamar y tener una buena idea para poder crecer”.

Desde que comenzó el programa el 30 de marzo de 2020, han atendido a 4.517 emprendedores. Entre las consultas que les transmitieron, se basaron principalmente en marketing y ventas, cómo aumentar la cartera de clientes, reinvención, finanzas y formalizar su emprendimiento.

Conforme a la formalidad de los emprendimientos, Ponce de León explicó que “la informalidad (de los emprendimientos atendidos entre abril y mayo de 2020) es casi del 50%. Es muy alta. Gente que estuvo en el sistema y que pasó a la informalidad. Hay veces que al emprendedor le cuesta dar ese paso porque le da miedo”.

A su vez, sostuvo que “así como el año pasado muchas pequeñas empresas vendieron más por saberse posicionar, ahora tenemos este parate de tener que quedarnos en casa, entonces se vuelve a resentir la actividad. No va a ser un año fácil, sabemos que no lo va a ser. Pero sabemos que, si se puede, es para capacitarse. Es un año para buscar capacitación, tratar de reinventarse en el área que se esté trabajando”.

Oportunidades

“El año pasado se dieron muchas condiciones adversas y, al mismo tiempo, se dieron oportunidades. El emprendedor es el que tuvo el olfato de poder verlas y sacarlas adelante”, explicó Enrique Topolansky, director del Centro de Innovación y Emprendimientos de la Universidad ORT (CIE-ORT).

Agregó que algunas oportunidades fueron “bastante claras. El entrenamiento en casa fue uno. Otro fue el área de cannabis, que es un área que está acompañando el desarrollo del sector de Uruguay”.

En cuanto a las oportunidades aún no explotadas, además del uso de Inteligencia Artificial, afirmó que “hay un nicho muy grande que es el de transformación digital, que es cómo ayudás a las empresas a migrar a los modelos de uso de las nuevas tecnologías. La mayoría de las pymes están lejos de sacar ventaja en esto”.

Por otro lado, Joaquín Morixe, director ejecutivo de Endeavor, sostuvo que “la ciberseguridad era un rubro que se mencionaba, lo nombrábamos, quizás no éramos tan conscientes de los riesgos que se corrían. Cuando pasás a un mundo, como ahora, que la mayor cantidad de transacciones se hacen online, donde cada vez tenés más información personal en la nube, donde usás cada vez más las tarjetas o datos sensibles. Cada vez se hace más fundamental cuidar la identidad y los accesos”.

Por último, la presidente de Xcala y decana de la Universidad Católica, Isabelle Chaquiriand, afirmó que “toda la manera de sociabilizar va a cambiar por este semestre, pero en la medida que el tapabocas quede, las reuniones sociales, el no compartir el mate, la forma de sociabilizar y de entretenerse va a cambiar. Las formas de conectarse. De alguna manera, con el Zoom, encontramos una plaza que vas por un momentito, pero cuando se vuelve más estructural hay problemas no resueltos”.

Inversión en emprender en la región 

Según los datos preliminares de la Asociación Latinoamericana de Inversores Ángeles, Xcala, en monto total y cantidad de operaciones en 2020 no se registró una caída significativa respecto al año anterior.

El cambio notorio fue el aumento significativo de inversiones con impacto social. Especialmente en lo que respecta a emprendimientos que buscan mejorar la calidad de vida de las personas.

A su vez, los emprendimientos que fueron invertidos en 2020 tienen una expectativa de generación de puestos de trabajo muy superior a la media histórica. Es decir, son más intensivos en puestos de trabajo. Lo que los hace interesantes como medida de reactivación del empleo.

Chaquiriand explicó que, en el segundo semestre del año pasado, "habían muchos paradigmas que se rompieron, esa idea de tener que viajar y conocer a los emprendedores, su emprendimiento, para poder invertir. Esto se empezó a derribar, por lo que muchos fondos de inversión o inversores que ponen plata en emprendimientos, estaban invirtiendo a un ritmo normal. Que de su portafolio de inversión, hay algunos emprendimientos que les empezó a ir mal, como el turismo, y otros que les empezó a ir muchísimo mejor de lo esperado, como lo relacionado con la tecnología, a la educación a distancia, plataformas de teletrabajo, delivery, ecommerce. Todos estos explotaron el año pasado".

A su vez, Morixe opinó que "algunos se vieron doblemente fortalecidos porque, a raíz de la pandemia de COVID-19, muchos fondos de inversión que estaban acostumbrados a invertir en emprendimientos con base en Estados Unidos, ahora se animan a invertir en otros mercados".

Falta apoyo al semillero de promesas

"Hay que separar en políticas públicas las pymes del emprendimiento. En Uruguay, las pymes son un porcentaje enorme de la economía, que generan mucha fuente de trabajo, pero son distintas a los emprendimientos. Estos últimos quizás no tienen el volumen al día de hoy que tienen las pymes, pero que potencialmente son las que pueden crear nuevas fuentes de trabajo. Por eso, a nivel de políticas públicas, son distintas y sus necesidades son diferentes. Es como que el emprendimiento es el baby fútbol, es el semillero donde van a nacer las promesas", afirmó Chaquiriand.

Agregó también que "los emprendimientos dinámicos, por su característica de crecimiento exponencial, son los creadores netos de empleos de nuestro país en los últimos años. El resto de las empresas mantienen empleo, salvo como grandes inversiones que vienen de afuera, el resto de las empresas mantienen o ,en determinados casos, destruyen empleo. En Uruguay está habiendo mucho apoyo a las pymes, a raíz de la crisis, pero no está habiendo un apoyo específico a los emprendimientos. Quizá se sacó un poco el acelerador a la creación de las futuras empresas de los próximos años".

Emprender con impacto social

Según Alejandra Rossi, directora ejecutiva de Socialab, los sectores principales que trabajaron los emprendimientos de impacto social, fueron trabajo, educación, medioambiente e inclusión.

Rossi explicó que, en cuanto a los emprendimientos de medioambiente, los emprendedores son jóvenes. “Los jóvenes vienen con muchas ganas de hacer en cuestiones de sustentabilidad”.

A su vez, entiende que en cuanto a la inclusión financiera hay un “nicho” no resuelto. “Las soluciones terminan siendo más programas de educación financiera en lugar de generar herramientas que cierren las brechas en medios de pago o acceso a crédito. Muchas pymes no logran acceder a un sistema financiero robusto”.

Carreras que emprenden

Según Enrique Topolansky, director de CIE-ORT, las carreras universitarias que reúnen más emprendedores son negocios y tecnología.

Explicó que “de negocios salen más desde una necesidad que detectan y de tecnología de las oportunidades de hacer cosas, sin ser redundante, desde la tecnología”.

Por otro lado, las carreras que menos inician emprendimientos tecnológicos, son arquitectura, que “tienden a tener un molde y en general les cuesta ir más allá de eso”, comunicaciones, donde “la gente se visualiza mucho para los trabajos clásicos, pero les cuesta verse de una manera más independiente”.

“El área médica tampoco tiene una gran cantidad de emprendedores”, concluyó.

Visiones

Lorena Ponce de León
Lorena Ponce de León. Foto: Leonardo Mainé
Fortalecerse

"Las crisis siempre traen cambios. En estos hay quienes se fortalecen y quienes se debilitan. La gente que se fortalece no es la excepción ¿por qué no ser aquellos que se fortalecen?"

Amalia Quirici
Amalia Quirici
Nuevo impacto

"Antes los que emprendían por oportunidad, lo hacían para generar negocios. Ahora vemos que no solamente buscan generar nuevos ingresos, sino también un impacto social".

Joaquín Morixe
Joaquín Morixe
Sin fronteras

"Me gustaría que vayamos a un mundo cada vez más abierto, donde las fronteras existan cada vez menos, en donde una idea innovadora que pueda nacer en Uruguay, Vietnam o España, se pueda llevar a cabo. Que se democratice la innovación, que los emprendedores tengan cada vez más lugar".

Enrique Topolansky
EnriqueTopolansky
Resiliencia

"El emprendedor de hoy es mucho más resiliente. Creo que de alguna manera se enfoca mucho más en internet, ya que al entrar en ese área no te quedás solo en Uruguay".

Isabelle Chaquiriand
ISABELLE CHAQUIRIAND
Sin tensión

"Vamos a sufrir la crisis de innovación, porque todo el mundo está haciendo su trabajo operativo, pero la parte innovadora que requiere discusión, conversación de pasillo, intercambio, interrumpirse, esa tensión no se genera en el Zoom".

Alejandra Rossi
Alejandra Rossi
Nuevos emprendedores

"Hoy en día se nos acercan personas que nunca se habían metido en temas sociales y quieren emprender de esta manera. No lo piensan tanto como un emprendimiento para hacerse ricos, sino para resolver una problemática".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados