EMPRESAS

Carrefour ofrece 5.000 empleos en Brasil en medio de crisis por coronavirus

El proceso de contratación abarcará puestos para operadores de tiendas, recepcionistas de cajas, panaderos, pescaderos, técnicos de manutención y vendedores de electrodomésticos, entre otros

La cadena de origen francés  "contribuir a que todos continúen teniendo oportunidades de trabajo".
La cadena de origen francés dijo que "contribuir a que todos continúen teniendo oportunidades de trabajo".

La red francesa de supermercados Carrefour anunció la apertura de 5.000 nuevos puestos de trabajo en Brasil, donde sus tiendas han percibido una mayor demanda durante el período de confinamiento para contener la propagación del coronavirus.

"En este momento en el que hay un aumento de frecuencia de consumidores en las tiendas, estamos expandiendo nuestros servicios y preparándonos para atender la creciente demanda", aseveró el vicepresidente de Recursos Humanos del Grupo Carrefour Brasil, Joao Senise.

En un comunicado, la cadena atribuyó el incremento del consumo de sus productos a la situación excepcional que están viviendo los diferentes estados brasileños tras decretar el confinamiento social para evitar más contagios del COVID-19.

Senise añadió que en este "momento atípico en todo el mundo", Carrefour Brasil quiere "contribuir a que todos continúen teniendo oportunidades de trabajo".

Las 5.000 nuevas oportunidades laborales incluyen puestos para operadores de tiendas, recepcionistas de cajas, panaderos, pescaderos, técnicos de manutención y vendedores de electrodomésticos, entre otros.

El proceso de contratación será completamente digital para preservar la seguridad del candidato

Todo proceso de contratación, que empezará esta semana, se realizará digitalmente, desde la selección de los candidatos hasta la contratación final, pasando por las entrevistas, que serán online para "garantizar la seguridad del candidato" y "optimizar el proceso de selección".

Los puestos de trabajo son en "todas las ciudades" brasileñas, aunque hay un número mayor en los principales municipios del país, entre ellos la capital Brasilia, Río de Janeiro y Sao Paulo, además de otras ciudades como Manaos (Amazonas), Belo Horizonte (Minas Gerais), Porto Alegre (Rio Grande do Sul) y Curitiba (Paraná).

Esta semana, los gobernadores de los 27 estados de Brasil adoptaron medidas de aislamiento total o parcial para intentar contener la expansión de coronavirus y muchas plazas de trabajo han tenido que parar por el cierre de comercios.

Estudios realizados en Brasil por la pandemia del coronavirus prevén un escenario económico difícil para los próximos meses, con un aumento de desempleo por una reducción en la oferta laboral, lo que conllevará un empeoramiento en la situación financiera de las familias.

La tasa promedio de desempleo en la potencia sudamericana cayó desde 12,3 % en 2018 a 11,9 % en 2019, la segunda caída anual consecutiva, pero con los niveles más altos de informalidad en los últimos cuatro años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados