PERSPECTIVAS ECONÓMICAS

En 2019 cayeron los márgenes y las ventas de un tercio de las empresas uruguayas

Solo 10% de las firmas locales tuvieron mejoras en ambos items, según reveló una encuesta anual realizada por la consultora KPMG. 

oficina
Más del 30% de las empresas uruguayas se deterioraron en 2019.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Durante el año 2019, en el que la economía uruguaya continuó con un magro crecimiento, las empresas uruguayas registraron un deterioro en sus resultados.

Según la Encuesta de Perspectivas Empresariales que realiza de forma anual la consultora KPMG, el 31,4% de las 102 empresas consultadas afirmaron haber registrado menor cantidad de ventas y menores márgenes.

El 38,2% registró un deterioro en el volumen de ventas durante 2019, mientras que el 72% reportó haber tenido menores márgenes. Al combinar volúmenes y márgenes de venta, casi un tercio de las empresas consultadas manifestaron un deterioro en ambos indicadores. Solo el 9,8% de las empresas encuestadas manifestó haber registrado mayor margen y mayor cantidad de ventas.

Desde KPMG explicaron que el resultado “es consistente con la debilidad de la economía uruguaya” en 2019 “dejando en evidencia, entre otros aspectos, la magra contribución del consumo privado”.

La encuesta —que recoge la opinión de los empresarios sobre su visión acerca de la economía y de su propia empresa—, indagó además si las compañías ajustaron al alza sus precios durante el 2019 y un 63,7% respondió que sí lo hizo.

Al consultar sobre los motivos que llevaron a realizar el ajuste de precios, el factor que obtuvo mayoría relativa fue el aumento de los costos laborales (47,7%), aunque el tipo de cambio y el aumento de la materia prima fueron las dos razones más expuestas con un 41,5% y 30,8%, respectivamente.

Personas en una oficina. Foto: Pixabay.
El 63,7% de las empresas consultadas realizó un ajuste de precios al alza. Foto: Pixabay.

Perspectivas 2020

La encuesta indagó además acerca de las perspectivas económicas y empresariales que tienen los directores, gerentes generales y gerentes financieros para este año que recién comenzó.

A diferencia de lo que manifestaron que ocurriría en 2019, las perspectivas de los empresarios sobre la situación económica para este año “mejoraron sensiblemente” dado que en aquel entonces el saldo neto era marcadamente pesimista, mientras que ahora pasó a ser positivo.

Tal es así que un 39,2% de las empresas declaró tener mejores perspectivas económicas frente a un 24,5% que señaló tener peores perspectivas y un 36,3% que indicó que la situación económica será igual a la del año anterior.

Desde la consultora manifestaron que “el cambio en las expectativas sobre la situación económica está alineado con el crecimiento esperado para los próximos 12 meses”.

Es que un año atrás la encuesta concluyó que la mayoría de los empresarios tenía perspectivas negativas sobre el crecimiento de su propia empresa, su sector específico y sobre la economía uruguaya en general.

neutro

Clima de negocios 

Las empresas fueron consultadas sobre cómo califican el clima de negocios y un 54,9% respondió que lo considera neutro, mientras que un 23,5% cree que es bueno o muy bueno y un 21,5% manifestó que es malo o muy malo. Régimen tributario, relaciones laborales y política comercial son las variables que peor inciden en el clima de negocios. 

Sin embargo, para 2020, “las perspectivas mejoran sensiblemente, con un mayor porcentaje de respuestas que tiene perspectivas positivas”.

Este año un 70,6% de los encuestados mencionó tener perspectivas positivas para su propia empresa, mientras que el 29,4% señaló que serán negativas. En cuanto a la economía uruguaya, el 61,8% dijo que serán positivas y el 38,2% negativas. En lo que respecta a la industria, el 52% dijo que serán positivas y el 48% negativas.

No obstante, las expectativas para la economía global fueron mayoritariamente negativas con el 52,9% de los encuestados, mientras que el 47,1% indicó que serán positivas. Este es el único ámbito en donde hay dominancia del pesimismo.

En relación a las perspectivas que tienen los empresarios sobre el nivel de ventas para este año, el 42% de los encuestados manifestó que las ventas aumentarán en el mercado interno, y el 37,3% cree que habrá un incremento en las exportaciones.

Dólares. Foto: Archivo El País
El 52,9% de los encuestados dijo que las expectativas para la economía global son negativas. Foto: Archivo El País
DEBILIDADES

Las principales amenazas de la economía uruguaya: 

Déficit fiscal: Al ser consultados sobre las principales amenazas de la economía, el 54,9% de los encuestados señaló que —en una escala del 1 al 5, donde 1 es lo más preocupante y 5 lo menos— el déficit fiscal ocupa el primer lugar de importancia. Solo el 5,9% de los encuestados lo ubicó en el quinto lugar como lo menos importante.

Competitividad: El 33,3% de los encuestados respondió que la competitividad se encuentra en el primer lugar como la amenaza más importante. En el segundo lugar también lo ubicó el 33,3%, mientras que en el tercer, cuarto y quinto lugar lo ubicaron el 21,6% de los encuestados, el 7,8% y el 3,9%, respectivamente.

Situación regional: La tercera variable que fue considerada como una de las amenazas más importantes para la economía uruguaya fue la situación regional. En este caso, el 7,8% la ubicó en el primer lugar de importancia, el 24,5% en el segundo, el 30,4% en el tercero, el 26,5% en el cuarto y, por último, el 10,8% como lo menos importante.

Inversiones

La encuesta de KPMG consultó a los empresarios respecto de si piensan realizar inversiones en activo fijo. Ante esta pregunta, el 45,1% de los encuestados afirmó que sí planea hacerlo, lo que implicó una mejora frente a los resultados de la edición anterior cuando solo el 40,2% había sostenido que realizaría una inversión de ese tipo.

De todas formas, desde la consultora mencionaron que “se continúa en un terreno marcadamente inferior” a los constatados entre los años 2009 y 2013 cuando los resultados superaban el 59%..

Al consultar el motivo por el cual ejecutaría alguna inversión, el 37,1% mencionó que sería para reponer el activo fijo vigente, el 32,3% para aumentar la productividad, el 14,5% para ampliar la capacidad instalada ante el crecimiento esperado de la demanda, el 11,3% respondió que la inversión correspondería a incorporar nuevas líneas de productos y el 4,8% restante mencionó otros motivos.

Por último, se registró un fuerte descenso en la proporción de empresarios encuestados que afirmaron que pretenden sustituir mano de obra por tecnología. Este indicador cayó desde el 53,6% registrado en la encuesta anterior al actual 34%.

Robots llenan el vacío que genera la poca obra de mano que hay en Japón. Foto: Reuters
Se registró un fuerte descenso en la proporción de empresarios encuestados que afirmaron que pretenden sustituir mano de obra por tecnología. Foto: Reuters

OTRAS CLAVES DE LA ENCUESTA: 

Perspectivas de crecimiento en 3 años

La encuesta analizó además cuáles son las perspectivas de los empresarios en una mirada más de mediano plazo. Es por eso que los encuestados fueron consultados respecto de sus perspectivas de crecimiento reales para los próximos tres años.

Ante esta consulta, la mayoría absoluta de los encuestados (52%) declaró que espera un crecimiento de entre el 2% y el 5% para su propia empresa, un 42,2% dijo que será entre un 0% y un 2% y el 5,9% de los empresarios señaló que el crecimiento estará por debajo del 0%. Sobre las perspectivas de la economía en general para los próximos tres años, el 78,4% dijo que estará entre el 0% y el 2%, el 14,7% dijo que será de entre 2% y 5%, y el 6,9% por debajo del 0%.

Perspectivas de inflación 2020

En lo que respecta a las expectativas de inflación, estas continúan estando muy concentradas en el grupo de empresarios (72,3%) que afirman que la inflación estará entre el 7% y el 9%. El 14,9% de los consultados afirmó que la inflación en 2020 se ubicará por encima del 9%, mientras que el 11,9% indicó que oscilará entre el 5% y el 7% y solo el 1% manifestó que rondará entre el 3% y el 5%.

Esto implica que la mayoría (87,2%) de los encuestados considera que los niveles de inflación superarán el límite del rango meta planteado por el gobierno (7%). Un 12,4% de los empresarios encuestados en la edición anterior, habían señalado que consideraban que para el año siguiente la inflación se ubicaría por encima del 9%.

Evolución de dotación de personal 

Solo el 21% de los empresarios consultados manifestó que prevé aumentar la dotación de personal de su empresa en 2020, mientras que un 58% afirmó que mantendrá la misma cantidad y un 21% señaló que disminuirá la cantidad de trabajadores.

Desde KPMG manifestaron que “el neto entre empresas que prevén un aumento versus las que prevén una reducción en la plantilla es cero, lo cual sin ser muy alentador, al menos mejora sensiblemente frente a los dos años previos”.

En diciembre de 2018 (en donde los empresarios respondieron sus expectativas para 2019), el 40,8% había señalado que reduciría su dotación frente a tan solo un 11,1% que pretendía aumentarla.

Lacalle Pou estuvo una semana en Costa Rica junto a su familia y desde esta tarde retoma las reuniones en la sede. Foto: Leonardo Mainé
Los empresarios creen que con el nuevo gobierno el sector productivo se verá más favorecido. Foto: Leonardo Mainé

Expectativas empresariales sobre el nuevo gobierno: 

El próximo 1 de marzo asumirá el nuevo gobierno encabezado por Luis Lacalle Pou y la encuesta de KPMG indagó sobre las expectativas de los empresarios sobre la gestión del nuevo gobierno.

Si bien el 76% de las empresas encuestadas manifestaron que no hubo propuestas innovadoras en el debate electoral entre los dos candidatos presidenciales, el 78% de los empresarios afirmó tener una percepción de ambiente político favorable al sector productivo, mientras que un 22% respondió lo contrario.

Desde la consultora mencionaron que el hecho de que casi el 80% tenga una percepción positiva “está alineado con la mejora de las perspectivas sobre la situación económica” mencionada anteriormente.

Uno de los motivos que podría explicar la percepción favorable del nuevo gobierno en relación al sector productivo, se asocia a su vez con la expectativa por la nueva composición del Parlamento uruguayo.

Es que sobre este punto, el 75% de los consultados afirmó que el nuevo Parlamento favorecerá la puesta en marcha de acciones legislativas que apunten a un mayor desarrollo productivo.

Por último, los encuestados mencionaron que los dos principales lineamientos de política que debería encarar el próximo gobierno son la imposición de una regla fiscal para acotar el déficit (56%) y el ajuste en el sistema previsional (50%).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados