Negocios

China estudia prohibir los autos que usan combustibles fósiles

Si bien no se anunciaron fechas posibles, Cui Dongshu, presidente de la asociación nacional de coches de pasajeros del gigante asiático, aseguró que será difícil dejar de producir vehículos tradicionales de carburante en las próximas una o dos décadas.

Autos electricos BYD
BYD . El  líder chino de los coches eléctricos, ganó más de un 4% al cierre en la bolsa de Shenzen. (Foto: Reuters)

China está estudiando prohibir la producción y la venta de vehículos que funcionan con combustibles fósiles (gasolina y diésel), una decisión que podría revolucionar el sector a nivel mundial y dar un impulso definitivo a los autos eléctricos.

El anuncio del plan llega tras las decisiones de Francia y Gran Bretaña de prohibir las ventas de coches y furgonetas de este tipo en 2040 para luchar contra las emisiones contaminantes.

Aunque el gobierno de Pekín no dio fechas concretas, las acciones de los constructores chinos empezaron a caer este lunes en las bolsas, mientras que las de BYD , el líder chino de los coches eléctricos, ganaban más de un 4% al cierre en la bolsa de Shenzen.

El anunció llegó de la mano del viceministro de industria y tecnologías de la información Xin Guobin, que en un foro celebrado el fin de semana en la ciudad de Tianjin (norte) explicó que su ministerio ha puesto en marcha "investigaciones pertinentes" sobre la cuestión y está trabajando en un calendario.

"Estas medidas fomentarán cambios profundos en el medioambiente y darán un impulso a la industria automóvil china", dijo Xin en declaraciones recogidas por la televisión oficial CCTV. "Las empresas deberían esforzarse para mejorar el nivel de ahorro energético de los coches tradicionales y desarrollar vigorosamente vehículos eléctricos", afirmó.

Aunque el viceministro no dio un calendario de aplicación, el presidente de la asociación nacional de coches de pasajeros, Cui Dongshu, auguró "un proceso largo". "Será difícil dejar de producir vehículos tradicionales de carburante en las próximas una o dos décadas", aseguró.

"Podremos lograr un avance significativo en los coches de pasajeros en 2040 o incluso antes, pero para los demás, como los camiones pesados, será difícil", añadió.

Según Cui Dongshu, los constructores "todavía no lo han intentado de verdad" en el sector de los coches eléctricos y los consumidores todavía no están familiarizados con ellos por lo que predice un "gran impacto" cuando China decida finalmente prohibir los vehículos fósiles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)