PROMOCIÓN DE DESARROLLO

China reafirma nueva estructura productiva buscando más calidad

Implicará menos ventas a América e importaciones selectivas, según experto.

El gobierno chino definió nuevos pasos para concretar la apertura integral de su país. Foto: Reuters
El gobierno  definió nuevos pasos para concretar apertura integral de su país. Foto: Reuters

El gobierno comunista de China clausuró ayer la conferencia económica que se desarrollaba desde el lunes en Pekín, con anuncios de que buscará "promover un desarrollo de calidad" a través de nuevos factores de crecimiento y fomentará las importaciones de ciertos productos para equilibrar su comercio exterior, entre otros temas.

"Los anuncios confirman lo adelantado en su plan quinquenal. Debemos terminar de asumir que China va hacia un cambio de estructura económica y productiva, buscando productos cada vez de mayor valor tecnológico y con mayores procesos productivos. Eso va a generar una desindustrialización en sectores más livianos donde era conocida como muy competitiva", explicó a El País el decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Católica y director del Departamento de Negocios Internacionales e Integración, Ignacio Bartesaghi.

En la reunión de carácter anual, las autoridades chinas analizan el trabajo hecho en el campo económico y definen el tono de las políticas para el año siguiente.

Bartesaghi dijo que estas definiciones "tienen efecto en la corriente de exportaciones chinas" hacia América, donde sus productos "seguirán perdiendo importancia" y se producirá "una relocalización de las importaciones" desde la región hacia países como Vietnam, Filipinas, Bangladesh e India. Esto porque aparte de apuntar a una producción de mayor calidad, China apostará más aún hacia el desarrollo del sector servicios.

En el caso de las ventas hacia China, entre las definiciones del régimen comunista aparece incrementar las importaciones y rebajar los impuestos para algunos productos con el fin de promover un comercio equilibrado, todo en el marco del impulso de un nuevo patrón de apertura integral, informó la agencia oficial china Xinhua.

Para Bartesaghi, la nación asiática "seguirá aumentando la importación de ciertos bienes primarios" como petróleo, cobre y minerales, así como también continuará adquiriendo productos alimenticios a la región. Sin embargo, alertó que en paralelo China "está haciendo un esfuerzo para autoabastecerse de algunos productos agrícolas que ya compra", por ejemplo tiene "una política fuerte para dejar de comprar productos industrializados a partir de la soja", lo que puede golpear a Argentina que le exporta aceite de este oleaginoso.

Según el análisis internacional, las decisiones adoptadas por el presidente Xi Jinping reflejan el nuevo concepto de desarrollo de China, caracterizado por la búsqueda de calidad a diferencia del anterior modelo limitado a lograr un desarrollo a gran velocidad.

Precisamente, el documento divulgado por el Partido Comunista chino tras la Conferencia Central de Trabajo Económico sostiene que "un desarrollo de alta calidad es el requisito fundamental para determinar la senda de desarrollo, elaborar políticas económicas y conducir la regulación macroeconómica tanto en el presente como en los tiempos venideros".

En el plano de las finanzas públicas, el gobierno chino decidió que seguirá adoptando una política monetaria "prudente y neutral", mientras que la política fiscal será "proactiva". Además, prometió que permitirá a las agencias de calificación de crédito estadounidense operar con libertad y removerá el límite a la propiedad extranjera de los bancos locales.

"Con los chinos no hay sorpresas, suelen ser muy predecibles (en sus decisiones). Ahora eso no quiere decir que te digan todo", sentenció Bartesaghi.

¿Cambia interés de China por TLC con la región?

Ignacio Bartesaghi señaló que la intención de China de firmar un acuerdo comercial con Uruguay se mantiene, pero marcó como "un error" la estrategia de buscar un acuerdo en conjunto con el Mercosur. "Debemos reformular el Mercosur para que deje a Uruguay negociar un acuerdo bilateral con China, porque hay que olvidarse de la posibilidad de que en el mediano plazo Argentina y Brasil digan algo a favor (del TLC)", indicó. Esto porque aunque China está cambiando su estructura productiva, aún se mantiene como líder en algunos sectores que "le pegarían mucho al comercio intrarregional" de los vecinos. El analista sostuvo que más allá de lo comercial, un acuerdo de este tipo traerá "un efecto derrame porque nos pone en un sitial de privilegio que generará nuevas corrientes de inversión". Añadió que no avanzar es "no entender" que el gigante asiático "cambió y ya no es un productor de bienes baratos, sino un gran socio estratégico".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º