INN CONTENT PARA UNIVERSIDAD DE MONTEVIDEO

Comunicación 360° con un rol estratégico en la organización

La carrera de Comunicación en la Universidad de Montevideo integra cuatro áreas de especialización. 

INN Content Universiadad de Montevideo

El rol de un especialista en comunicación corporativa ha cambiado. Mientras que antes su función estaba concentrada en marketing y otras tareas ejecutivas, hoy ocupa un lugar más protagónico, participando en forma directa de las decisiones estratégicas a nivel gerencial. Ante este escenario, la carrera de Comunicación en la Universidad de Montevideo ofrece una formación integral para cumplir ese papel.

Patricia Schroeder, profesora de comunicación estratégica en esta carrera, explica que cuando se habla de áreas de gestión en una organización se suele dividir a la comunicación en interna (recursos humanos) y externa (publicidad y marketing). El enfoque de la UM abarca también una tercera dimensión: la de los asuntos públicos.

«Lo importantes es entender que estas tres áreas están interconectadas. Cómo trata una empresa a sus empleados repercute en cómo estos tratan a los clientes. Además, los empleados tienen que sentir que las promesas que se hacen al público se cumplen. No puede haber inconsistencia entre lo que la empresa dice y hace, y esto se consigue con el análisis sistémico de la comunicación», asegura Schroeder.

La especialista explica que la comunicación en una organización se da en cuatro niveles: político (cómo me quiero posicionar ante el público), estratégico (qué camino sigo para llegar a ese lugar), organizacional (cómo organizo los departamentos: marketing, relaciones públicas, community manager) y finalmente, funcional (que funciones cumple cada empleado en esos equipos). La formación de la UM prepara a los estudiantes para influir en todos estos niveles.

Patricia Schroeder, profesora de comunicación estratégica en la UM.
Patricia Schroeder, profesora de comunicación estratégica en la UM.


Esta visión estratégica se relaciona con el perfil práctico de la carrera, que incluye análisis de casos y entrenamiento profesional. A esto suma que en el último año se realiza un proyecto para una empresa u organización real, en el que se toma un problema de comunicación y se desarrolla un plan de acción para mejorarlo.

Otra ventaja es que los profesores tienen un doble perfil académico-profesional, que permite a los alumnos entablar relación con personas en cargos de responsabilidad de la industria. Además, realizan pasantías obligatorias y tienen la posibilidad de compartir espacios con los aspirantes a la Maestría en Dirección de Comunicación Estratégica, la mayoría posibles empleadores.

Según Schroeder, la salida laboral para esta especialización creció mucho, y sus egresados están trabajando en departamentos de recursos humanos, marketing y redes sociales, o para proveedores como agencias de publicidad y comunicación. Otros eligen un camino independiente como consultores.

Egresados todoterreno

Pero el diferencial de esta licenciatura está en el enfoque integral. La carrera dura cuatro años, y en la primera mitad los estudiantes reciben una formación común en cuatro grandes áreas de comunicación: periodismo; audiovisual; publicidad, corporativa y marketing; e investigación y opinión pública.

En la segunda mitad, inician su camino de especialización, pero no por vías preestablecidas, sino que podrán combinar las áreas a través de materias optativas. Los estudiantes que busquen un perfil corporativo podrán elegir materias esenciales como estrategia publicitaria y comunicación digital, pero también alimentar habilidades como producción cinematográfica, escritura o fotoperiodismo, entre otras.

UM

«Quizás esa persona en el futuro dirija el departamento de comunicación de una empresa, y el conocimiento global la va a ayudar en su rol. Por ejemplo, es importante que sepa de periodismo y opinión pública para entender la lógica de los medios. También de audiovisual, ya que la ficción puede jugar un rol central en el storytelling de una marca para llegar a su público objetivo», asegura la profesora.

A estas habilidades se suman materias de corte humanista, desde arte y literatura hasta ética y antropología. «Nuestra propuesta es darle a los alumnos una visión 360° de la comunicación. Esa combinación de las cuatro áreas les da una formación completa que abre muchas puertas a la hora de buscar un trabajo», concluye.

Mirada al exterior

A partir de tercero, los alumnos pueden realizar un intercambio en alguna de las 120 universidades que tienen convenio con la UM. La Universidad es reconocida dentro de las mejores 500 instituciones del mundo según la calificadora QS World University Ranking, ocupando el primer lugar en Uruguay. «Nos importa tener un nivel de exigencia internacional porque es un mundo global, y sabemos que nuestros alumnos en algún momento van a trabajar o estudiar afuera», asegura Schroeder.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados