EMPRESAS CON PROBLEMAS FINANCIEROS

Decretan la liquidación del Molino Dolores y Cereoil

Son del mismo grupo económico pero tienen expedientes separados.

Los trabajadores del Molino Dolores salieron a reclamar en busca de una solución. Foto: Daniel Rojas
Molino Dolores. Foto: archivo El País

Luego de dejar de funcionar en enero por deudas y retomar parcialmente la producción en abril, ayer el Juzgado de Concurso decretó la liquidación del Molino Dolores. Además, tomó la misma resolución con la exportadora de granos Cereoil (propiedad del mismo grupo económico que el Molino Dolores), que se había presentado a concurso en 2016.

Fernando Cabrera de la Liga de Defensa Comercial (Lideco) explicó a El País que tras la etapa de presentación a concurso, ayer se realizó "la junta de acreedores y al no haber una propuesta de convenio se procedió a decretar la liquidación" de ambas empresas.

Pese a pertenecer al mismo grupo económico, los expedientes corren por separado ya que la solicitud de concurso fue hecha en momentos distintos y bajo distintas modalidades: la de Cereoil la pidió un socio minoritario (la firma estadounidense Seaboard que posee el 45% de las acciones) que no se sentía representado en la sociedad y la del Molino Dolores fue "un pedido voluntario" de la compañía.

También el futuro de ambas será distinto. Cabrera informó que en el caso de Nolston (razón social del Molino Dolores), el síndico interviniente anunció que presentará una propuesta para la venta en bloque de sus activos y así obtener al menos parte del dinero que debe a sus acreedores. Respecto a Cereoil aún no está claro el futuro y si bien el síndico tiene 10 días de plazo para elaborar una propuesta de liquidación (podría venderse una planta de silos ubicada junto al molino) ya adelantó que no era posible una venta en bloque.

La exportadora de granos fue fundada hace 19 años y los socios estadounidenses se sumaron en 2014, siendo el accionista mayoritario y director de la empresa, el empresario uruguayo William Johnson. Cuando Cereoil se presentó a concurso, Johnson había reconocido los problemas financieros (tenía créditos tomados por US$ 46 millones con instituciones financieras) y los atribuyó a las menores exportaciones.

Mientras que el Molino Dolores, ubicado en el departamento de Soriano, ocupaba por volumen de molienda el segundo lugar en Uruguay detrás del Molino San José. Había sido noticia a principio de año, cuando la empresa envió 200 personas a seguro de paro. Meses después volvió a producir con un régimen laboral especial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)