protección de datos 

Denuncian a Google por su política de rastreo de localización

Varias organizaciones de consumidores de diferentes países de la Unión Europea (UE) denunciaron ayer a Google ante sus respectivas autoridades nacionales, por considerar que su política de rastrear la localización geográfica de los usuarios va en contra de las leyes de protección de datos.

Mentoría. A través del programa los principales de los emprendimientos seleccionados recibirán mentoría de la red de Google durante dos semanas. (Foto: AFP)
Google. Foto: AFP

La organización de consumidores europeos, BEUC (por sus siglas en inglés), señaló en un comunicado que, tras una investigación publicada por su socio en Noruega, las entidades han decidido presentar sus quejas.

BEUC recordó que la información sobre la localización "puede revelar mucho sobre la gente", incluidas sus creencias religiosas, afiliaciones políticas, condición física u orientación sexual.

El informe señala que la empresa estadounidense recolecta datos sobre la situación geográfica de los usuarios principalmente a través del historial de localización y la actividad en la web y en aplicaciones, que están integrados en todas las cuentas de Google.

"La empresa utiliza varios trucos y prácticas para asegurarse de que los usuarios tienen habilitadas estas funciones y no les da directamente información sobre lo que efectivamente entrañan", subrayó BEUC.

Agregó que Google no da a los consumidores "una verdadera elección" a proporcionar datos sobre su ubicación, que entonces es utilizada por la compañía para una amplia gama de propósitos, entre ellos la publicidad adaptada a ellos.

BEUC dejó claro que estas prácticas "no cumplen la ley general de protección de datos", ya que a Google le falta una base legal válida para procesar los datos en cuestión.

El informe muestra en particular que los usuarios "no dan libremente su consentimiento" a comunicar datos sobre su localización.

Igualmente, rechaza que la compañía pueda invocar un "interés legítimo" para recopilar y procesar esa información, debido al "significativo e intrusivo impacto que este rastreo tiene en los derechos y libertades de los individuos".

"La situación es más que alarmante. Se está usando los teléfonos inteligentes para espiar todos nuestros movimientos. Ésa no es la sociedad digital en la que quieren vivir los consumidores europeos", indicó la directora general de BEUC, Monique Goyens.

Con las denuncias presentadas hoy ante autoridades nacionales de protección de datos de toda Europa, "queremos parar la explotación de los consumidores y forzar a esos gigantes digitales a aceptar finalmente sus responsabilidades", concluyó Goyens.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)