inn content para familia deicas

“El desafío para Uruguay es mostrar la calidad de sus vinos de guarda”

Familia Deicas presentó su reconocido catálogo en el Salón del Vino en Punta del Este

Familia Deicas
Santiago Deicas y Fernando Deicas frente al stand de la empresa en el Salón del Vino.

Como ya es tradición, el último fin de semana de enero se realizó en el Hotel Enjoy Punta del Este Conrad la décimo sexta edición del Salón del Vino, un clásico del verano. Durante dos noches, más de tres mil personas degustaron las más exquisitas variedades de 140 bodegas provenientes de Australia, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Nueva Zelanda, Portugal, Sudáfrica, así como también los principales establecimientos nacionales y de los países de la región.

Como todos los años, Familia Deicas estuvo presente en el Salón con sus dos principales bodegas: Establecimiento Juanicó, fundada en 1979 y hoy líder en el mercado doméstico de vinos de calidad preferente, y Familia Deicas, inaugurada en 2010 en Progreso y especializada en vinos en pequeña escala provenientes de sus microterriors en mas de 10 zonas del país.

Quienes pasaron por el stand de Familia Deicas pudieron degustar de los mejores vinos de ambas bodegas, reconocidos con importantes premios a nivel internacional. Uno de los más solicitados fue el Massimo Deicas Tannat, reconocido como el mejor vino uruguayo de 2017 por la revista Wine Spectator, una de las más influyentes del mundo.

Según Fernando Deicas, director de ambas bodegas, es el primer vino uruguayo en lograr 92 puntos, y en el mundo no existe ningún otro tannat que haya alcanzado ese puntaje.

“Lo que hace al Massimo único es su concentración. Es una vid con una producción de apenas 4000 litros por hectárea. Los racimos se ralean para reducir la cantidad de uvas y aumentar la concentración. Así se obtiene un tannat muy rico en taninos y polifenoles. Es un vino muy gastronómico, especial para acompañar carnes y platos de sabor intenso”, explicó el director.

Massimo Deicas
El Massimo Deicas fue reconocido como el mejor vino uruguayo del 2017.

Dentro de los tintos también se destacó el Malbec de la línea Single Vineyard de Familia Deicas, elaborado en la provincia de Mendoza. Las técnicas de la bodega para vinos de crianza, aplicadas en un lugar árido como Mendoza son las que permiten lograr un Malbec diferente. “Es un vino con gran potencial de guarda, con buena acidez natural y taninos maduros. El malbec es uno de los vinos preferidos por los argentinos, y estamos contentos que hayan podido apreciar nuestra impronta especial”, explicó el director.

Un clásico que despertó interés fue el Preludio Blanco, que el año pasado fue reconocido como el mejor blanco chardonay de Uruguay por Descorchados, la guía de vinos más importante del continente.
En rosados, se destacó el Don Pascual Rosse Franc 2017, una bebida ideal para el verano. Este vino, elaborado en base a la uva cabernet franc, está inspirado en los vinos rosados de la región de Provence, al sur de Francia.

“Es un vino de color salmón muy tenue, muy liviano pero con un aroma frutal tan intenso que aún sirviéndolo muy frío no se apaga.Eso lo hace perfecto para el verano”, aseguró Deicas.

Una vidriera al exterior

El Salón del Vino es una ocasión importante para las bodegas nacionales, ya que atrae consumidores expertos de todo el mundo, los llamados wine lovers, que aquí se empapan de las últimas novedades y se convierten en referentes para nuevos consumidores en el exterior.

El año pasado, la industria vitivinícola cerró con récord en las exportaciones de vino embotellado, y en este sentido Fernando Deicas está convencido que hay oportunidades para seguir creciendo. “Hay un espacio para el vino uruguayo en el mundo. Quizás no como un productor masivo como son Argentina o Chile, pero si como exportador de vinos de nicho. El vino es una expresión artística, y como tal hay lugar para todas las regiones”.

En este sentido, puso como ejemplo al tannat uruguayo, que el año pasado fue reconocido como uno de los 10 winestyles más importantes del mundo por la aplicación Vivino, que cuenta con más de 26 millones de usuarios.

“El tannat es un típico producto de nicho, que quizás no sea muy masivo pero que tiene un importante prestigio entre los expertos. El desafío para Uruguay es mostrar la excelente calidad de sus vinos de guarda. Nuestro país tiene mejores condiciones que el resto de la región para producir grandes vinos de crianza o de guarda como los de las más famosas regiones de Europa“, concluyó Deicas.

Una nueva línea de vinos extremos

Entre los proyectos de Familia Deicas para el 2018 se encuentra una nueva línea de vinos de Viñedos Extremos. Uno de ellos proviene del Cerro del Guazuvirá en Lavalleja, viñedo en situación tan extrema que las vides están al límite de no sobrevivir. Otro será resultado de la primera cosecha de la viña de Familia Deicas en Cerro Eguzquiza, pocos kilómetros al norte de La Barra de Maldonado “Es un terroir con una influencia oceánica increíble, con un microclima más fresco que el resto del país, ideal para tinto Pinot Noir y rosados elegantes. La primera cosecha será en este año, explicó Fernando Deicas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos