FISCALIZACIÓN EN LA TEMPORADA

La DGI clausuró comercios en balnearios del este

Es por irregularidades en la facturación de la temporada pasada.

Cartel: se puede ver en decenas de comercios de Maldonado. Foto: DGI
Cartel: se puede ver en decenas de comercios de Maldonado. Foto: DGI

La Dirección General Impositiva (DGI) realizó "decenas" de clausuras en los últimos días de comercios en zonas balnearias de Canelones, Maldonado y Rocha. Según la información a la que accedió El País, la medida fue por irregularidades en la facturación detectadas en los controles hechos durante la pasada temporada de verano.

El fisco tiene la potestad de pedir a la Justicia autorización para clausurar establecimientos comerciales ante omisiones en la facturación, subfacturación o transgresiones en la documentación presentada, siempre que puedan hacer presumir que existe un delito de defraudación tributaria. Por los tiempos del proceso, es que las solicitudes hechas durante un año se efectivizan al siguiente.

Según informó días atrás el director de Rentas, Joaquín Serra, en los controles que forman parte del "operativo verano" se suelen realizar unas 100 solicitudes de clausura por temporada. Informó que esta temporada habrá unos 160 inspectores abocados a la tarea de fiscalizar las distintas actividades que se desarrollan en las zonas turísticas de Uruguay.

Como es tradicional, la DGI solicita a los denominados "comercios golondrinas" —que trabajan solamente durante los meses de verano— el pago de una garantía como anticipo de los impuestos que se estima deberán abonar al término de sus actividades. Esto no corre para aquellos comercios instalados todo el año en las zonas turísticas, aunque igualmente son controlados por el fisco.

Serra dijo con el operativo verano no se busca "recaudar sino que haya un efecto disuasivo: si la DGI controla, los contribuyentes cumplen".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)