INFORME

Las diez tendencias que se vienen en el trabajo en Uruguay y en el mundo

Encuesta de Deloitte mostró los principales cambios que se vienen en el mundo del trabajo. Entre ellos, el 62% de los líderes uruguayos encuestados señaló que el efecto de la automatización en el trabajo será la recapacitación de los empleados actuales.

Una de las que enfrentan los emprendedores son los costos y trámites para abrir sus empresas; esperan corregirlo.
En Uruguay el 76% cree que el incentivo más valorado es la remuneración. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Frente a la inminente llegada de nuevos desafíos en el mercado laboral tales como la transformación digital, nuevas tecnologías cognitivas, la automatización y las nuevas generaciones, una encuesta de la consultora Deloitte, a la que accedió El País, presentó las principales tendencias de 2019 en lo que refiere a capital humano, tanto a nivel mundial como en Uruguay.

La principal conclusión a la que arribó el informe -que se presenta hoy- es que “es tiempo de que las empresas devuelvan el sentido al lugar de trabajo y la identidad humana al trabajador”. ¿Qué implica esto? Que en materia de capital humano, el foco de las organizaciones está puesto en la reinvención de los puestos de trabajo con un enfoque humano, poniendo en el centro las preferencias del colaborador y no las del cliente.

La encuesta fue realizada a líderes de negocios y de recursos humanos de diferentes organizaciones, a nivel mundial participaron 9.453 líderes, 2.329 en América del Sur y 100 en Uruguay.

De las 10 principales tendencias en capital humano señaladas por los líderes del mercado laboral uruguayo, las dos principales fueron: la experiencia del empleado con un 89% de personas que consideran que es “importante” o “muy importante” y un 37% que creen estar “preparados” o “muy preparados” (en este caso la brecha es de 53); y el aprendizaje en la organización, con un 83% de líderes que consideran que es “importante” o “muy importante” y 38% que creen estar “preparados” o “muy preparados” (en este caso la brecha es de 45).

Gráfica Economía
Gráfica Economía

Ambas tendencias se corresponden con lo que ocurre a nivel mundial, dado que también fueron los dos aspectos elegidos como los más importantes por los líderes de negocios del resto del mundo.

Sin embargo, hay una diferencia en el orden; mientras que en Uruguay la tendencia principal es la experiencia del empleado, a nivel mundial esta ocupa el segundo puesto (84%) y aprendizaje el primero (86%).

Lucía Muñoz, senior manager de Deloitte explicó a El País que al hablar de la experiencia del empleado se hace referencia a la resignificación del trabajo, es decir, al diseño de procesos de recursos humanos que están centrados en la persona.

“Empieza a surgir esta tendencia de centrar las políticas de capital humano en la persona. Es tanto el cambio que hay a nivel social, político, económico y tecnológico que hoy ya no alcanza con agregar parches sino que realmente estamos ante una era donde tenemos que reinventarnos desde recursos humanos y mirar la organización desde otro lugar”, explicó Muñoz.

Trabajador en fábrica uruguaya. Foto: Archivo El País
En Uruguay la tendencia principal es la experiencia del empleado. Foto: Archivo El País

En cuanto a la tendencia de aprendizaje, Muñoz indicó que hace referencia al desafío y a la necesidad de que los trabajadores estén constantemente adquiriendo nuevos conocimientos y habilidades.

“La organización está en una situación donde realmente tiene que reinventar y capacitar a su gente porque está confirmado que la expectativa de vida es mayor, con lo cual las personas van a estar más tiempo trabajando, y además porque las habilidades van a durar menos tiempo. Lo que aprendiste hace cinco años seguramente ya no te sirva para el día de hoy”, explicó la gerenta senior.

Las otras ocho tendencias (en orden de importancia) señaladas por los líderes de negocios en Uruguay fueron: compensaciones (75%), recursos humanos en la nube (68%), liderazgo (66%), movilidad del talento (66%), desempeño organizacional (62%), atraer el talento (58%), de trabajos a súper trabajos (55%) y la fuerza laboral alternativa (36%).

En cuanto a la tendencia sobre compensaciones, los datos para Uruguay arrojaron que el 76% de los encuestados piensa que la remuneración es el incentivo más valorado por los trabajadores.

Esta cifra difiere de lo que ocurre a nivel mundial, donde el 65% de las organizaciones cree que la remuneración es el incentivo más valorado de su propuesta de compensaciones, por el contrario, lo más valorado por los colaboradores a nivel mundial es el significado de su trabajo y no el dinero.

A su vez, el 33% de los encuestados en Uruguay consideró que sus prácticas de compensación, remuneración y beneficios no se encuentran alineadas a sus objetivos estratégicos, mientras que solo el 5% cree que sus sistemas de compensación son muy efectivos.

En relación a la automatización -que está incluida en la tendencia “de trabajos a súper trabajos- mientras que a nivel global el 13% de los encuestados piensa que la automatización eliminará un número significativo de cargos, en lugar de desplazar a las personas, en Uruguay ninguno de los encuestados manifestó eso como una opción.

La inteligencia artificial (AI) ya no es sólo parte de las películas de ciencia ficción; sino que está aquí y es real.
13% de los encuestados piensa que la automatización eliminará un número significativo de cargos. Foto: Archivo El País.

En el caso local, el 20% de los encuestados cree que la automatización eliminará un número moderado de cargos a lo largo de la organización.

Por el contrario, el 62% de los líderes uruguayos encuestados señaló que el efecto de la automatización será la recapacitación de los empleados actuales. Sobre esto Muñoz indicó que desde Deloitte “hay una mirada positiva sobre el futuro del trabajo dado que ya hay resultados que muestran que no están desapareciendo empleos sino que aparece una mayor demanda organizacional de adaptar y reinventar la organización y los colaboradores”.

De la encuesta en Uruguay se desprende también que el 54% de los encuestados piensa que es difícil motivar y comprometer a los millennials. Asimismo, un 57% considera que las organizaciones en el país no son lo suficientemente efectivas confiriendo sentido, oportunidades de crecimiento y brindando apoyo desde los niveles gerenciales.

En cuanto al desempeño organizacional, en Uruguay el 65% dijo que el desempeño en su organización mejora significativamente cuando se trabaja en equipo, sin embargo, el 70% de los encuestados reportó que sus organizaciones mantienen estructuras jerárquicas.

“Todavía no nos damos cuenta que para poder cambiar esto debemos modificar la cultura organizacional y ver si estamos premiando al esfuerzo individual o colectivo”, dijo Muñoz.

Por último, otra tendencia marcada por líderes uruguayos fue la importancia del aprendizaje. Sobre esto, el 83% de los encuestados dijo que reinventar la manera como las personas aprenden es importante y un 97% calificó al aprendizaje como importante para impulsar el compromiso del colaborador.

No obstante, solo el 3% dijo que la cultura del aprendizaje de su organización es excelente.

Liderazgo en el siglo XXI

En Uruguay el 67% de los encuestados por Deloitte, consideran que el liderazgo del siglo XXI presenta nuevos desafíos. Esta cifra aumenta cuando se evalúa a nivel mundial, dado que es el 80% de los encuestados quienes consideran que el siglo XXI tiene nuevas características que son muy importantes para la organización. Al profundizar en las características del liderazgo en Uruguay, el 61% de los encuestados cree que el rol más importante del líder actual es impulsar la estrategia y un 64% manifestó que sus líderes impulsan la construcción de una organización basada en equipos ágiles. Sin embargo, solo el 8% de los encuestados en Uruguay considera que los líderes son efectivos en liderar y gestionar equipos. A nivel mundial, el 30% manifestó que ha desarrollado a sus líderes para que puedan enfrentar desafíos cambiantes.

Otras tendencias.

1
Colectivo. El referente dejó de ser una persona para pasar a ser un equipo de líderes o jefes, resalta GPTW.
Experiencia del empleado

A nivel mundial, el 84% de los líderes encuestados calificó como importante la necesidad de mejorar la experiencia del empleado. En Uruguay, ese porcentaje ascendió a 89%. Según explicaron desde Deloitte, esta tendencia empieza a cobrar cada vez más relevancia dado que las prácticas de recursos humanos comienzan a centrarse en las necesidades y propósitos del colaborador.

2
Empleo: estudio de la OPP analiza posibles futuros del trabajo. Foto: Gerardo Pérez
Movilidad del talento

El 53% de los encuestados dice que es más fácil encontrar un nuevo puesto en otra empresa que en la suya; y el 55% dijo que han aumentado las posibilidades de movilidad interna en los útlimos tres años. Entre las principales barreras, los líderes mencionaron la disponibilidad de trabajadores (48%), la falta de visibilidad de las posiciones disponibles (58%) y la falta de interés del empleado (63%).

3
Los controles de los bancos han crecido por mayor exigencia de la normativa, por disposiciones de la casa matriz y por temas de reputación. Foto: Shutterstock
Acceder al talento

Otra tendencia señalada por los líderes de negocios y recursos humanos tiene que ver con el acceso al talento. En Uruguay, un tercio del total de encuestados considera que es muy difícil reclutar y atraer colaboradores tradicionales de tiempo completo. Asimismo, el 40% cree que generar una propuesta de trabajo atractiva y la identificación del talento son los mayores desafíos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)