INN CONTENT PARA MIEM

La eficiencia energética se pone al alcance de las pequeñas empresas

El MIEM lanzó una campaña que promueve diversas herramientas para que las mipymes ahorren sus recursos

Collage mipymes

Las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) son un motor esencial de la economía nacional. El sector representa el 90% de las empresas del país, y emplea al 60% de la fuerza de trabajo del país. Con el escenario de pandemia y la caída del consumo, muchos de estos pequeños emprendimientos han visto afectados sus ingresos por lo que la práctica del ahorro se ha vuelto más que nunca una aspecto clave para subsistir.

El gasto en energía es una variable determinante en los presupuestos de estas empresas, ya que necesitan de ella para elaborar sus productos y proveer sus servicios. Es por eso que el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) lanzó la campaña “Poné tu mejor energía en la eficiencia” centrada en ayudar a las mipymes a ser más eficientes a nivel energético y económico.

“A través de esta iniciativa, se busca informar a las micro, pequeñas y medianas empresas sobre medidas y herramientas disponibles para que su consumo de energía sea más eficiente. Esto tiene como objetivo acompañarlas para que reduzcan costos y aumenten su competitividad”, explicó el director de Energía, Fitzgerald Cantero. Esa apuesta, a su vez, permite a las empresas contribuir al cuidado del medioambiente, agregó.
“Por esto desde el MIEM trabajamos para que las empresas puedan identificar oportunidades de mejora y avanzar en su implementación”, remarcó el jerarca.

Empresas de diversos rubros y perfiles ya adhirieron a esta campaña logrando resultados que marcan un antes y un después en su actividad productiva.

Tal es el caso del Apart Hotel Agua Sol, una empresa familiar instalada en las Termas del Daymán, en Salto, que implementó varias medidas con énfasis en la energía. Así, se cambiaron los aires acondicionados por equipos con tecnología inverter, lo cual les generó un ahorro de $ 17.236 al año. También pasaron de la iluminación convencional a tecnología LED, obteniendo un nuevo ahorro. Asimismo, readecuaron y optimizaron la tarifa eléctrica e instalaron paneles solares fotovoltaicos. Esa batería de medidas redundó en un ahorro del 34% del costo total de la energía que consume la empresa, informó la Dirección Nacional de Energía.

La panadería Lo de Tere, en Carmelo (Colonia), también se renovó para ser más eficiente. Invirtió $ 12.000 en lámparas LED lo que le trajo un ahorro anual de $ 30.000. A su vez, sustituyó su viejo horno a leña por uno a pellets; la variante implica un ahorro anual de $ 288.000.

El supermercado La Familia, en Durazno, adoptó distintas acciones efectivas: sustituyó burletes en las cámaras de frío, de forma de evitar pérdidas de energía. Con una inversión de apenas $3.000 hoy ahorra al año $ 10.000. Además, renovaron sus luminarias a LED, lo que significó bajar el gasto energético en $ 14.000.

Ante los resultados obtenidos, las empresas ya están analizando la posibilidad de aplicar nuevas medidas para seguir optimizando sus recursos energéticos y económicos. Una ventaja es que su aplicación no requiere de grandes inversiones, destacó Cantero.

Líneas de acción

Fitzgerald Cantero, director Nacional de Energía.
Fitzgerald Cantero, director Nacional de Energía.

Desde el MIEM consideran que una de las principales barreras que enfrentan las mipymes para ser mas eficientes a nivel energético es el acceso a información clara y sencilla. Por esa razón, la comunicación es una de las líneas estratégicas de la campaña. “Buscamos que el tema sea incorporado por las empresas de manera que empiecen a mirar en forma activa cómo hacen uso de la energía e identificar esas acciones que pueden tomar para reducir su consumo”, explicó Cantero.

De hecho, la página web de Eficiencia Energética establece una serie de medidas operativas y tecnológicas.

La primera recomendación que reciben las mipymes que buscan ser más eficientes en el consumo energético es que revisen el tipo de tarifa eléctrica que tienen contratada con UTE. “Muchas veces se identifica que, realizando cambios en el tipo de tarifa o potencia contratada, o con la incorporación de equipos para compensación de consumo de energía reactiva, se puede reducir el gasto”, señaló el director de Energía.

En línea con esta premisa, UTE apoya la campaña y brinda asesoramiento personalizado para optimizar el consumo eléctrico sin costo. Para solicitarlo basta contactarse a través del formulario de contacto de su sitio web.

Por otra parte, se han desarrollado diferentes medidas de eficiencia energética a partir de análisis sectoriales (supermercados, carnicerías, panaderías, aserraderos, hoteles, restaurantes y tambos). De esa forma se identificaron distintas oportunidades de mejora, ya que los consumos de energía se caracterizan según los usos de cada emprendimiento.

Las principales acciones tecnológicas y operativas que se identificaron incluyen el recambio de luminarias a tecnología LED en iluminación interior y exterior, la instalación de sensores de movimiento en áreas de tránsito o zonas utilizadas durante cortos períodos de tiempo (como pasillos o depósitos), la instalación de controladores en equipos para optimizar sus horas de encendido, el recambio de heladeras, la optimización de la temperatura de operación de refrigeración en heladeras y freezer, la verificación del correcto funcionamiento de los burletes de heladeras y cámaras de frío, la sustitución o el recambio de aires acondicionados y termotanques por otros eficientes etiqueta A, la incorporación de colector solar o bomba de calor para agua caliente sanitaria y para calentamiento de agua de piscinas, el uso de leña seca para cocción y calefacción, entre otras propuestas.

Apoyo al empresario

Brindar apoyo al empresario a la hora de evaluar y escoger las herramientas que le permitirán a su empresa ganar en eficiencia, es otra premisa del MIEM.

Un esfuerzo en esa dirección figura la Línea de Asistencia a la Eficiencia Energética, un fondo anual que reembolsa parte del costo de los estudios para identificar oportunidades de mejora de eficiencia energética (con un máximo de US$ 3.300). Otra iniciativa son los Certificados de Eficiencia Energética, que otorgan un premio monetario a las medidas de eficiencia energética aplicadas exitosamente por una empresa, institución u hogar, y que contribuyen a las metas del Plan Nacional de Eficiencia Energética. En ese marco también se inscribe el Premio Nacional de Eficiencia Energética, que reconoce a los proyectos a nivel nacional que buscan la eficiencia energética.

“Con estas herramientas, se busca acompañar a las empresas y organizaciones en cada paso del camino a la eficiencia energética”, cerró Cantero.

Inversiones que se “pagan solas”

Las recomendaciones que plantea la Dirección Nacional de Energía a través del sitio web Eficiencia Energética parten de diagnósticos energéticos y auditorías a mipymes de todo el país de diversos sectores de actividad como supermercados, carnicerías, hoteles, restaurantes, panaderías y aserraderos.

En base a estas auditorías se realizaron los cálculos de porcentaje de ahorro de las medidas a realizar por las mipymes de cada sector y los períodos de repago asociados, explicó el director de Energía, Fitzgerald Cantero. “Las medidas de eficiencia energética son inversiones que se pagan solas, la reducción de costo en el consumo de energía de las empresas es siempre mayor a las inversiones que se requieren. Sector a sector o caso a caso varían las inversiones y ahorros posibles, como resultado de estos estudios presentamos una primera lista de acciones a implementar en que los períodos de repago pueden variar desde menos de un año a cuatro o seis años”, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados