EMPRESAS

La aerolínea Virgin Atlantic recortará otros 1.150 empleos

Además indicó que ha completado un paquete de rescate de unos US$ 1.571 millones

Nueva sede Virgin

La aerolínea británica Virgin Atlantic anunció el viernes que planea recortar otros 1.150 puestos de trabajo e indicó que ha completado un paquete de rescate por 1.200 millones de libras (unos US$ 1.571 millones).

El pasado julio, la compañía ya notificó que había llegado a un acuerdo de cara a los próximos 18 meses, por el que obtendría fondos privados aportados por Virgin Group, su accionista principal y otros inversores externos.

Con ello busca asegurar su supervivencia tras la crisis generada por la pandemia, que ha azotado duramente a todo el sector de la aviación.

"Juntos hemos logrado lo que muchos pensaron que era imposible y se debe a los esfuerzos y sacrificios realizados por tantas personas en toda la compañía", remarcó hoy su director ejecutivo, Shai Weiss, en un comunicado difundido por el grupo.

El directivo señaló que la recapitalización solvente y privada de Virgin Atlantic elimina gran parte de la incertidumbre que afronta la aerolínea y "representa un gran paso hacia adelante en la lucha por la supervivencia".

"Apreciamos en gran manera el apoyo de nuestros accionistas, acreedores y nuevos inversores privados y, juntos, nos aseguraremos de que la aerolínea continúa proporcionando conectividad vital y competencia", puntualizó.

En cuanto al anuncio de despidos adicionales dentro de la empresa, Weiss tildó la medida de "angustiosa" pero "esencial para la supervivencia".

"De verdad confío en que cuando regrese la demanda, muchos miembros de nuestro equipo regresarán", afirmó.

El citado plan de rescate contempla 200 millones de libras (US$ 260 millones) procedentes de Virgin Group -el conglomerado fundado por el empresario Richard Branson- y aportaciones de Delta Air Lines, que tiene un 49% de participación en la empresa.

La compañía ya suprimió a principios de año el 30% de su fuerza laboral -3.550 puestos de trabajo de un total de 10.000 trabajadores- y anunció la suspensión de sus servicios del aeropuerto británico de Gatwick.

Inicialmente, Virgin Atlantic había confiado en acceder a los fondos de emergencia dispuestos por el Ejecutivo conservador de Boris Johnson, si bien el gobierno aclaró que eso sería un último recurso para impedir una quiebra técnica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados