ACTUALIDAD

Alemania promueve el nexo con las startups uruguayas

Impulsan la cultura emprendedora con incubradora, mentorías y red global de contactos.

Cámara de Comercio e Industrial Alemana Uruguaya
Mischa Groh, Leonardo Cordero y Sergio Delgado.

Unidos por la innovación en el tiempo, Alemania y Uruguay presentan varios puntos de encuentro. En el año 1903 el alemán Reinhold Burger creó el termo, el compañero inseparable del mate criollo. También hay raíces comunes de innovación en territorio uruguayo, ya que capitales alemanas formaron parte del frigorífico Liebig Company, que comenzó en el año 1873 la producción de corned beef que se vendía a todo el mundo con la marca Fray Bentos.

Uruguay hoy cuenta con una de las culturas emprendedoras más desarrolladas de América Latina, mientras que en Alemania conviven más de 1.946 startups que generan más de 25.966 empleos.

Con más de 100 años de historia y aproximadamente 300 socios, la Cámara de Comercio e Industria Uruguayo-Alemana (AHK en sus siglas en alemán), promueve el intercambio bilateral de conocimiento y tecnologías, impulsando el crecimiento del emprendedurismo y el desarrollo de las startups uruguayas a través de varias iniciativas y el networking con Alemania.

“Somos un nexo entre las startups provenientes de la nueva economía y las grandes compañías, partners e inversores de Alemania”, afirma en diálogo con El País Mischa Groh, gerente general de AHK Uruguay

Desde el año pasado, la Cámara binacional puso en marcha un programa de apoyo a emprendedores uruguayos innovadores, en estrecha colaboración con la Fundación daVinci. Además de la posibilidad de incubar un proyecto con la búsqueda de capital semilla en el ámbito público y privado, la Cámara de Comercio e Industria Uruguayo-Alemana ofrece un programa de mentorías compuesto por 40 mentores, y además apoya la iniciativa #PMCERO para acompañar a los emprendedores en sus distintas etapas de desarrollo, junto a una potente red de contactos que tracciona para la concreción de oportunidades de negocios e inversiones, así como el intercambio de know-how y de mejores prácticas entre ambos países.

RED GLOBAL

La pequeña dimensión del mercado local y los recursos económicos siempre limitados, lleva a los emprendedores a mirar hacia fuera de fronteras y es allí donde esta Cámara binacional se proyecta con fortaleza.

La sinergia de la AHK Uruguay se extiende por una red global integrada por 140 Cámaras alemanas en 92 países y 79 Cámaras en Alemania. Sólo la Cámara de Comercio e Industria de Munich tiene más de 400.000 miembros. “Con oficinas de representación en Berlín y Bruselas, facilitamos a emprendedores y empresarios los vínculos con la Unión Europea y el resto del mundo”, destaca el gerente general de AHK Uruguay.

CASO DE ÉXITO

La uruguaya Pedidos Ya, plataforma líder en pedidos de comida online en Latinoamérica adquirido por la compañía alemana Delivery Hero con sede en Berlín, es un caso emblemático para la Cámara y la Fundación da Vinci para tender puentes entre el ecosistema emprendedor de Alemania y Uruguay.

Desde su creación en 2013, Fundación da Vinci ha incubado 65 emprendimientos. “El año pasado encubamos cinco proyectos, de los cuales uno —KSI— nació genuinamente de la colaboración con la Cámara de Comercio e Industria Uruguayo-Alemana”, señaló Sergio Delgado, director ejecutivo de la Fundación da Vinci.

La plataforma KSI, a través del uso de la Inteligencia Artificial, permite al sector del retail analizar el comportamiento de los consumidores a través del estudio de los metadatos que arroja el sistema de videocámaras instalado en cada tienda.

En una primera instancia, el programa de apoyo al emprendedurismo brindó a la empresa emergente uruguaya seleccionada la posibilidad de participar del Startup Europe Tour, que establece vínculos con inversores, aceleradores, redes corporativas, entre otros actores del ecosistema emprendedor.

“Nuestra propuesta busca acompañar a los emprendedores uruguayos en las distintas etapas de desarrollo de su proyecto de negocios, inclusive en la búsqueda del capital semilla en el sector público —ANDE, ANII, Uruguay XXI, etc—, o en nuestra propia red de contactos con el mundo corporativo, donde es posible acceder a inversores ángeles”, destacó por su parte Leonardo Cordero, startup manager de AHK Uruguay.

Para cada empresa emergente, es preciso definir el instrumento que mejor se ajusta a sus necesidades de crecimiento. “Este es un diferencial y fortaleza que surge de esta iniciativa que lleva adelante la incubadora con la colaboración de la Cámara de Comercio e Industria Uruguayo-Alemana”, sostuvo el director ejecutivo de la Fundación da Vinci.

OPCIONES

Las startups tampoco deben pasar por alto las oportunidades que hay para la creación de nuevas unidades de negocios para empresas ya establecidas. Es lo que se llama ‘Spin-off’, esto es una empresa nacida a partir de otra mediante la separación de una división subsidiaria o departamento de la empresa para convertirse en una empresa por sí misma, explicó Delgado.

La cultura emprendedora también encuentra en las mentorías otra de sus herramientas de promoción. “Las mentorías son clave porque muchos socios de la Cámara, que tienen vasta experiencia y conocimientos sobre management, internacionalización de empresas, finanzas, recursos humanos, pueden ser un aliado estratégico para ese emprendedor temprano”, finalizó Cordero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados